Presupuesto y cartera de proyectos asoman como desafíos de los cores

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: LA DISCUSIÓN

Seis consejeros regionales de Ñuble integrarán el primer CORE regional desde el año 2019. En septiembre de 2018 la nueva región comenzará a regir oficialmente.

El jueves fue la última cuenta anual del presidente del Consejo Regional (CORE) de la Región del Bío Bío, Hugo Cautivo, donde destacó la reciente aprobación en el Senado de la elecciones de los gobernadores regionales y el traspaso de competencias a los Gobiernos Regionales. 

“Estamos en un proceso de consolidación de estas nuevas institucionalidades que son los consejos regionales y lo que es su elección democrática. En este período nosotros pudimos confirmar lo que significa este desafío de generar una vinculación mucho mayor con la ciudadanía, que no se tenía antes cuando los consejeros regionales eran elegidos en forma indirecta”, comentó en declaraciones al Diario de Concepción, donde además anticipó los desafíos del CORE para el año 2018.

Uno de ellos es la división que generará la Región de Ñuble, ya que 2018 será el último año con los seis consejeros regionales representantes de la nueva región. 

Sobre este punto el consejero regional reelecto de RN, Javier Ávila, manifestó que para los cores de Ñuble la meta “es gestionar, con el fin de que proyectos de nuestra provincia o región sigan su curso y pasen al consejo a iniciativa del intendente para su aprobación. Ahí hay proyectos muy importantes. Lo segundo, creo que debe haber un gran trabajo de los consejeros con el nuevo intendente que se nombre en septiembre, en lo que significará la propuesta de presupuesto para el año 2019, y ahí va a haber un trabajo asociado a establecer los recursos que estarían a esa altura comprometidos, es decir proyectos que han sido aprobados se están ejecutando o por ejecutar, y también todas las materias que se consideran dentro de un presupuesto del Gobierno Regional, que es la parte operativa también”.

Respecto de la inquietud que surge en Concepción sobre la separación de los consejos regionales tras la  creación, en septiembre la nueva región, planteó que “es una materia que se ha conversado. Preocupación efectivamente deben tener, pero los procedimientos de cómo se va a manejar el presupuesto durante el 2018 están absolutamente claros. En el presupuesto de la Región del Bío Bío están incluido los recursos que nos corresponderá por proyectos para Ñuble en 2018. Ahí no se va a innovar mayormente, es un tema que está establecido. Para el presupuesto no existe nueva región para el 2018, por así decirlo. El 2019 Ñuble va a tener su propio presupuesto”.

Para Arnoldo Jiménez, core electo del PPD, los desafíos para el año entrante apuntan al “tema de instalación de la nueva región, que va a ser modelo en cuanto a lo que van a ser los gobierno regionales, porque va a ser una región que va a partir con las nuevas políticas aprobadas de descentralización. De tres va a tener seis unidades de lo que es la parte administrativa del Gobierno Regional y también poder construir una estrategia regional de desarrollo. Se va a poder hacer un plan regional de planificación territorial que va a ser vinculante. Hay hartos desafíos en términos normativos, de participación de los distintos actores en construir esa estrategia de desarrollo regional para instalarse como región”.

Respecto de la necesidad de tener una cartera de proyecto abundante y de buena calidad para el año 2019, Jiménez ve un trabajo importante a desarrollar el próximo año. “Es un tema bastante limitante. Sobre todo en las comunas chicas, donde las capacidades de profesionales son bajas y  hay escasez de profesionales. Eso también es un desafío para la nueva región. Poder reforzar las capacitaciones, alguna unidad que pueda ayudar más directamente a los municipios a resolver los problemas técnicos que significan poder obtener las recomendaciones de los proyectos. Pienso que, con la misma experiencia que yo he podido tener en estas materias en el área municipal, poder desde la región ayudar concretamente a resolver los problemas técnicos que sobre todo los municipios chicos enfrentan para poder llegar con un proyecto RS a que sea financiable”.

Equilibrio
Rodrigo Dinamarca, nuevo core electo por RN, apunta a que el desafío de su gestión para 2018 va de la mano con fortalecer áreas clave para la nueva región.  “Yo siempre abogué por nuestros motores,  que son agricultura y turismo. Para mí sería muy importante cumplir parte de mis promesas de campaña, que es el fortalecimiento de organizaciones campesinas y consumidores, pero lo principal para mí es el establecimiento de la Región de Ñuble de aquí al tiempo que corresponda, que no se demore mucho más”.

Agregó que “para el establecimiento de la nueva región es muy importante el tema de infraestructura y conectividad. Creo que el mayor desafío es poder establecer en las capitales provinciales las gobernaciones que correspondan y que haya un equilibrio entre la centralización y la descentralización (...) Creo que lo más importante es cómo el Gobierno se acerca a la comunidad a través de los servicios que ellos necesiten”.