Comando de Piñera asegura que Chillán y Ñuble se potenciarán

La Región de Ñuble deberá tener una Estrategia Regional de Desarrollo.

El holgado triunfo de Sebastián Piñera tomó por sorpresa a no pocas personas de su comando chillanejo, cuyos integrantes pensaban que vivirían una jornada de infarto con resultados definitivos a última hora, de tal manera que el proveedor oficial de parlantes tuvo que regresar desde su viaje a la playa para cumplir con pedidos de urgencia.

A eso de las 16.30 horas y luego de que fuera entregado el informe oficial con el 10% de los sufragios, donde ya se manifestaba una tendencia clara del balotaje, comenzaron a llegar adherentes de Chile Vamos y antiguos colaboradores del primer gobierno de Piñera a la sede local del conglomerado.

Pero con el 25% de los votos contabilizados, los simpatizantes del candidato, que habían acudido en masa hasta las oficinas arrastrados por los informes favorables, salían desordendamente ocupando la esquina de 18 de Septiembre con Vega de Saldías obligando a cerrar el perímetro.

Con el arribo del proveedor de parlantes fue posible emitir el discurso de Sebastián Piñera Echenique, el Presidente electo que aseguran sus partidarios será quien genere las bases del desarrollo de la nueva Región tomando el control de la Delegación Presidencial y sumando inversiones estatales para Chillán.

El alcalde, Sergio Zarzar, eufórico con la victoria de quien considera “su amigo personal”, recalcó que con Piñera la capital de Ñuble tendrá un trato privilegiado y el Estado concretará inversiones que el actual Gobierno le negó por cuestiones políticas.

En el sector se hizo evidente el triunfalismo y no fueron pocos los que emitían comentarios como “desde ahora se van los abortistas” o planteaban que el país rechazaba a Guillier, pues representaba los valores de Maduro y gobiernos fallidos del vecindario.

Las autoridades y dirigentes, más mesurados, llamaban a la unidad nacional y exponían que el nuevo Gobierno piñerista generará empleo y desarrollo económico y social.

Zarzar, uno de los últimos en llegar, pero el más esperado por ser el dueño de casa, declaró que el Gobierno de derecha será ampliamente beneficioso para el país y sobre todo para la ciudad.

“Lo dije hace mucho tiempo, lo mejor que le podía pasar a Ñuble y a Chillán es que ganara Sebastián Piñera. Este no fue un buen Gobierno para Chillán. Les molestó la franqueza mía cuando dije que la inversión que se hizo en esta ciudad era mínima para todo lo que se requería, pero con un nuevo Gobierno de

Sebastián Piñera no tengo duda que vamos a volver a las grandes inversiones. Cuando se dice que soy el alcalde de las grandes obras, le guste a quien le guste, fueron financiadas por el Gobierno de Sebastián Piñera. Y en el listado de obras que Zarzar le pedirá a Piñera figuran en primer lugar las viales, con el fin de mejorar la conectividad en una ciudad ahogada por la congestión”.

El edil recalcó además  que si bien existen proyectos privados en marcha, se necesita que el Estado se haga cargo de proyectos largamente esperados como nuevas calles, avenidas, eliminar la cárcel desde el centro y construir en su lugar un barrio cívico.

El lobby alcaldicio con el Presidente electo comenzará en breve y Zarzar adelantó que espera reunirse en el corto plazo con Piñera con el fin de saludarlo y renovar el compromiso de éste con la capital de Ñuble.

Parlamentarios
Uno de los primeros que llegó al comando fue el senador Víctor Pérez Varela quien cuando el reporte oficial apenas llegaba al 10% de los sufragios alentaba el triunfo de su sector enfatizando el hecho que la comunidad nacional “se levantó para decir no queremos más a la izquierda en nuestro país”.

El senador UDI recalca que “con el respaldo ciudadano tenemos que enfrentar el Gobierno con todas las dificultades que nos traten de colocar. El pueblo nos ha dado la misión de gobernar el país y por lo tanto eso es lo que tenemos que hacer y esperamos tolerancia, respeto y criterio democrático para ir resolviendo los problemas de los chilenos y creo que hoy día la gente nos ha dicho que quiere rechazar la izquierda”.

Pérez Varela agrega que una de las claves que explican la victoria electoral es que su sector fue capaz de convocar a más gente al proceso eleccionario donde manifestaron su deseo de avanzar en soluciones a los problemas actuales del país.

El congresista agregó que en el caso de Ñuble el foco estará puesto en superar el estancamiento y propiciar las políticas que permitan el desarrollo social y económico.

El diputado electo Gustavo Sanhueza Dueñas, planteó que la clave que permitió el triunfo de Chile Vamos fue el haber enfrentado de manera unificada la campaña electoral.

“Una vez que pasamos la primera vuelta entendimos que había que hacer las cosas con unión y asumir que con confianza y convicción podríamos logra nuestros objetivos y hacer las cosas bien. Como diputado mi gran compromiso será apoyar las iniciativas del Presidente y sobre todo defender el desarrollo de Ñuble en el Parlamento”.

Paola Becker, histórica dirigente de Renovación Nacional y estrecha colaboradora de Zarzar, sostuvo que la campaña se ganó, pues “la gente confió en el proyecto de Gobierno de Sebastián Piñera y confió en un Presidente que tiene capacidad de gestión”.

Agregó que la eventual campaña sucia que surgió desde varios sectores no causó efectos mayores en el electorado de tal manera que “todas esas críticas contra Piñera tienen este resultado”.

Sostuvo además que los objetivos del próximo Gobierno están claramente expuestos en un programa que convenció más que el de su opositor Alejandro Guillier.

El abogado Ricardo Robles López, recalcó que la llegada del expresidente a la primera magistratura desde marzo de 2018, se produce de una manera tan amplia que no estaba en los cálculos de nadie.

El profesional resaltó que “la gente percibió claramente que Piñera era mejor opción que Guillier. Nuestro candidato tiene un proyecto económico y social más sólido que el de Guillier, que ha fracasado en muchos países”.

Participó igualmente de los festejos, el empresario y exdirector nacional del SAG, Horacio Bórquez, quien además fuera candidato a diputado en la elección de noviembre pasado.

Bórquez enfatizó que “Piñera vuelve y volvemos con un Gobierno para tiempos mejores. Nos sacamos la ñoña trabajando por esta candidatura y la diferencia en votos es sorprendente. El candidato Guiller no era malo, pero finalmente fue más claro el programa de Piñera quien tiene las cosas más claras”.

El dirigente local de RN, Juan Carlos Molina, enfatizó que “no tengo dudas de que se vienen muy buenos cuatro años para Chile. La gente se movilizó por la mejor alternativa, la que da más gobernabilidad al Estado”.

Molina agregó que sin duda un tema que motivó a la gente a votar pro el abanderado de Chile Vamos fue el “temor a radicalización de izquierda de la sociedad chilena con un candidato izquierdizado, donde el Partido Comunista tenía mucho peso y la mayoría de la gente buscaba más el centro que extremos”.

El médico Carlos Rojas, expresidente del Colegio Médico de Chillán destacó que “no esperábamos este resultado, pero creo que la gente ha entendido que la seriedad, el trabajo ha marcado esta elección”. 

Rojas agrega que espera que el nuevo Gobierno depure las instituciones nacionales de tal manera que “los operadores políticos deben salir de este Gobierno y de cualquier otro. Todos somos útiles todos deben ser convocados, pero los operadores políticos deben salir” remarca.
Análisis 

El presidente distrital de la UDI, Juan José González, enfatizó que “creemos que se vienen cosas buenas para Ñuble. Con Sebastián Piñera, Ñuble crecerá y con trabajo y esfuerzo Chile saldrá del estancamiento y mejorará la calidad de vida de nuestra población”.

El concejal UDI, Joseph Careaga, advierte que el triunfo electoral es fruto de la unidad de los partidos que forman Chile Vamos en contraposición de lo que ocurrió dentro de la Nueva Mayoría.

“Lo de Guiller era un proyecto trasnochado, que es continuista de un Gobierno que ha realizado malas reformas y cometido errores constantes y frente a eso tenemos a un candidato como Piñera que tiene un plan exitoso y que ya sacó al país desde las ruinas el 2010”.

La exdirectora del Serviu en Ñuble, Doris Osses, sostuvo que su candidato “generará las condiciones para que el país crezca y se generen mayores oportunidades para el desarrollo de empleos de calidad y exista una base para los emprendedores”.

El consejero regional, Javier Avila, puso de manifiesto que el Gobierno entrante deberá manejarse “con mesura, humildad y serenidad con el propósito de lograr establecer mejores condiciones para la ciudadanía”.

Agregó que el próximo Gobierno tendrá en sus manos el desarrollo futuro de la Región de Ñuble “y esperamos dar el ancho”. “La ciudadanía mayoritariamente se pronunció porque había un programa serio. Si uno lo analizaba desde el ámbito económico se notaba donde había más claridad y no ofrecía lo que no se puede cumplir”.

El diputado electo Frank Sauerbaum recalcó que “las claves del triunfo pasan por la existencia de una Nueva Mayoría dividida que venía en baja y que representa a un Gobierno rechazado. Además el proyecto de Piñera muestra una visión moderna y de futuro sin tanto ideologismo y con sentido común”.

La concejala, Nadia Kaik, quien se prepararía para asumir nuevas tareas en el Gobierno de Piñera, resaltó que el resultado se obtuvo como consecuencia del temor de la sociedad chilena a vivir zozobras económicas y sociales como otras naciones del continente.