Culmina digitalización de 1.800 partituras de Arrau

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Fernando Villa

El Centro de Documentación Patrimonial de la Universidad de Talca (UTAL) culminó este miércoles la digitalización de 1.800 partituras personales del pianista Claudio Arrau León (1903-1991), acción que realizó en coordinación con el museo local que lleva el nombre del artista y la Unidad de Patrimonio (UPA) de Chillán. 

Son valiosos documentos musicales consistentes en conciertos personales de Arrau, firmados con anotaciones de su puño y letra, con alto valor educativo, que viene en línea directa de Beethoven, Czerny, Franz Liszt y Martin Krause, hasta llegar al chillanejo, considerado el pianista más destacado del siglo XX.

El director del Centro de Documentación Patrimonial de la UTAL, Eduardo Bravo, explicó que “el proyecto global busca poner en línea la totalidad de las partituras de Arrau, más de seis mil en poder del museo, lo que significará varios años más de trabajo. En esta etapa se incluyeron obras de Liszt, que precisamente contienen esas anotaciones de puño y letra de Arrau, de Beethoven y otros compositores que integran su amplio repertorio”, precisó, agregando que el material está disponible en la página web: www.portaldelpatrimonio.utalca.cl

“Todo el trabajo se ha ido digitalizando en línea para su descarga, lo que nos permite poner las partituras no solo a disposición de la comunidad chillaneja, y nacional, sino que de todo el mundo”, agregó Eduardo Peña, director del museo, quien coincide en que completar el resto de la tarea será de largo aliento, no menor a cinco años. 

“Esta alianza con la UTAL  sigue en el futuro y es un proceso lento que ya lleva dos años. Cada hoja requiere de muchas horas hombre, y cada partitura puede tener 100 o más hojas, pero lo importante es que en el portal se ha ido digitalizando todo y está a disposición de quienes deseen conocer en detalle la obra de Arrau, sus anexos y comentarios”, subrayó Peña en alusión a  los escritos del pianista relacionados con indicaciones de dedajes, entradas, dinámica, velocidad, tiempo y agógica. 

Katina Vivanco, restauradora y jefa del laboratorio de restauración de la UTAL, recordó que en enero de 2015 se realizó un diagnóstico general de las partituras que arrojó un estado regular, no crítico. Para ello se elaboró un informe detallado de las características de la colección y las propuestas de tratamiento.

“Ha sido un proceso muy interesante y hemos logrado trabajar las partituras desde diferentes aspectos, tanto de la conservación para legarlas a futuras generaciones de la investigación museológica y los procesos de digitalización que realizamos en el Centro de Documentación Patrimonial. La gracia de esto es que se pueden mostrar al mundo, van a estar en el portal de nuestro centro, donde podrán verlas, acceder a ellas, estudiarlas y mirar los dedajes que son de interés para cualquier músico que quiera hacer una interpretación; y los comentarios de puño y letra de Arrau que van indicando de qué forma puede interpretar la persona que está sentada frente a un piano”, explayó Vivanco, añadiendo que la conservación sigue en marcha para detener el deterioro natural de las partituras. 

“Básicamente es limpieza para eliminar polvo, suciedad y uniones de rasgado, por estar en un papel que no es de muy buena calidad, por lo que se desgrana, rompe. Lo más importante es que las hemos almacenado todas en carpetas hechas en papel libre de ácidos y en cajas de conservación adecuadas donde van a estar etiquetadas y con anotaciones de clasificación. Vamos con un 30% de las partituras y son seis  mil”, detalló.