Chillán estrenará su primera Guía Patrimonial

Es habitual que turistas que visitan Chillán consulten a los transeúntes, cómo llegar hasta el Museo Claudio Arrau o a la Escuela México para visitar los Murales de Siqueiros y Guerrero. Las consultas se repiten para el resto de las atracciones patrimoniales de la capital de la Región de Ñuble. 

Esto pues, no existe folletería ad-hoc, ni menos un documento con una ficha técnica e historia del patrimonio local. Pero desde este miércoles, sí lo habrá. A las 18:30 de horas, en el corazón de la urbe, la Plaza de Armas, será lanzada la primera “Guía Patrimonial de Chillán: “La ruta de la modernidad”, una completa publicación de 94 páginas, de fácil lectura, que invita a conocer las locaciones patrimoniales locales, considerando además su valor estético arquitectónico. 

La iniciativa surge desde el Área de Diseño del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), entidad que ha publicado guías similares, pero concentradas en la Región Metropolitana: “Barrio Esmeralda” (2014), “La ruta del cité” (2015), “La ruta de los palacios” (2015) y “Guía patrimonial Barrio Franklin” (2016).

Por ello, el CNCA decidió hacer extensiva la idea a regiones, y Chillán fue la escogida para el estreno, comenta Pamela Conejeros, periodista asesora de la Unidad de Patrimonio (UPA) del municipio chillanejo, organismo que actuó como asesor de contenidos de la publicación. 

Para concretar el plan, el CNCA licitó y adjudicó el diseño a la Oficina de Investigación y Restauración Brügmann, la cual junto a UPA desarrolló la recopilación histórica, bibliográfica, y documental de distintos puntos de interés patrimonial de la capital ñublensina. 

“En este tránsito hacia consolidarnos como Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, más que nunca debemos promover iniciativas que nos permitan descentralizar y democratizar el acceso al diseño,  fomentando con ello la cobertura de las acciones que, desde el Estado, aporten a la revitalización de comunidades o localidades en interacción con áreas como el patrimonio y el turismo, entre otras”, afirma el ministro de Cultura, Ernesto Ottone, en alusión a la publicación chillaneja, editada en el marco de la celebración del quinto año del programa Barrios del Diseño - Apoyo a Rutas, que tiene por objetivo el fomento y difusión de la riqueza de los territorios. 

Chillán la posee con holgura y está detallada en la guía, incluyendo además atractivos patrimoniales ubicados en Quinchamalí: el Puente Confluencia  -viaducto de madera más largo de Chile- y la propia alfarería de esa localidad artesanal. 

Otros ejes temáticos incorporados en el documento son la arquitectura moderna de la ciudad, cuya expresión máxima son el Teatro Municipal, Edificios Públicos (Gobernación y la Corte de Apelaciones), la Catedral (Monumento Histórico Nacional), o el edificio que albergó la Caja de Crédito Prendario (actual Copelec) en 18 de Septiembre con El Roble. 

Además, integra inmuebles con amplio valor arquitectónico, visual y urbano, detallando año de edificación, fotografías antiguas y recientes, además del uso actual de esas ex residencias particulares, tales como la Casa Chejade (18 de Septiembre con Bulnes); Casa Barco (18 de Septiembre al llegar a Arturo Prat); Edificio Rocchetti (Libertad 729 -735); entre otras. La mayoría fueron construidas tras el terremoto de 1939, catástrofe  que modificó la constructibilidad sísmica en el país, pero que dejó una huella de dolor imborrable por la cantidad de víctimas que cobró en la zona centro-sur, pero principalmente en Chillán. De hecho, el Cementerio Municipal se adhiere a la guía, con especial mención a la “fosa común” que subyace junto a una de las obras escultóricas de Helga Yufer (1922-1989), que junto a las de Marta Colvin (1907-1995) y otras traídas desde Alemania, embellecen el camposanto. 

El museo de Colvin, la Capilla San Juan de Dios, y la Iglesia los Carmelitas son otros de los “recomendados”.