Presupuesto queda al borde de su aprobación

En el caso de Turismo, esperan conocer la estrategia de desarrollo del sector y definir un diseño nuevo del logo de la municipalidad como capital regional.

El próximo lunes, en sesión de Concejo Municipal, debería ser confirmado el presupuesto de Chillán para el año 2018,  luego de que hoy el documento quedara prácticamente listo para ser sancionado positivamente durante una reunión de la Comisión Hacienda del municipio local.

Tras una decena de reuniones internas de análisis existen antecedentes adicionales que pudieran ser integrados al proyecto que presentó inicialmente la Secretaría de Planificación, Secpla, y el municipio chillanejo.

El concejal Joseph Careaga sostuvo que el documento enfrentará una última revisión el próximo lunes 11 de diciembre, durante la cual verificarán que se hayan integrado elementos consensuados con personeros municipales de diversas reparticiones o que exista la disposición de hacerlo en el futuro.

Restando aún temáticas propuestas por los concejales, cree que durante la sesión ordinaria de concejo fijada para el lunes desde las 16.30 horas es altamente probable que el gobierno comunal termine su trabajo y apruebe el documento final.

El concejal Camilo Benavente indicó, no obstante, que tiene la vaga esperanza que el municipio acepte finalmente incrementar el presupuesto para Salud (unos $2.800 millones) pero entiende que es un tema que a la luz de los argumentos entregados en sesiones previas, su análisis sea pospuesto para el próximo año.

Un elemento que espera ver reflejado en el texto final es la entrega de recursos adicionales a Secpla para contratar profesionales y realizar estudios técnicos en diversos ámbitos que serán requeridos para formular y justificar proyectos.

El concejal Patricio Huepe, presidente de la Comisión Hacienda, planteó que la ciudad dispondrá de un presupuesto cuyo monto global de $30.811.867.000, que supera con creces al vigente que llega a $27.485.415.000.

Huepe agregó que existen varios temas que, espera, sean considerados por el municipio como la entrega por parte de Secpla de un cuadro comparativo anual de los tres últimos años de presupuesto inicial y ejecución anual.

Además, piden “un resumen de diferencias entre lo solicitado y lo considerado para 2018, por unidad; estudiar aumento de aporte municipal a salud, en comparación con otros municipios; conocer las necesidad del Departamento de Recursos Humanos y actualizar sistemas de gestión computacionales”.

Suma a ello que la municipalidad ponga a disposición del concejo su política para aumentar ingresos internos, donde destacan por ejemplo eventuales incrementos en derechos de aseo, patentes, derechos de publicidad y cobranza a varios deudores, rentabilizar predio termal, recuperar  préstamos y licencias médicas, entre otros temas.