Antigüedad de buses rurales en Ñuble promedia 17,8 años

Normativa legal tolera 23 años para este tipo de recorridos en la región del Bío Bío Empresarios critican programa de chatarrización para renovación de máquinas, cuyo proceso aún no se ha determinado para el 2017

De acuerdo Reglamento del Servicio Nacional de Transporte Público de Pasajeros del Ministerio de Transportes, los buses que realizan recorridos rurales, es decir de menos de 200 kilómetros de distancia, en la región del Bío Bío, no deben tener más de 23 años de antigüedad.

En Ñuble, la edad de las máquinas para el transporte público de pasajeros rurales, promedia los 17,8 años, de acuerdo a un informe entregado por la Seremi de Transportes, muy cerca de los 23 años permitidos por la Ley.

Esta antigüedad está determinada de acuerdo a la región donde se presta el servicio, es así como para la región Metropolitana esta edad no debe superar los 18 años .

El promedio de antigüedad de buses rurales en Ñuble, es mayor al de los buses urbanos, con una  antigüedad promedio de 13,6 años.

Renovación de taxibuses
Y pese a que para muchas máquinas se aproxima a pasos agigantados el plazo para dejar de funcionar, los programas que deben fomentar la renovación de las máquinas de transporte de pasajeros, conocido como “Programa de Chatarrización”, presentan atraso en sus proceso de postulación y renovación,  coinciden empresarios que mantienen flotas de buses con recorridos rurales.

“El programa de renovación,  depende del Gobierno Regional, aún no se ha publicado para nuestra región, por lo que están atrasados, otros años para esta fecha ya podíamos postular, este año no ha pasado nada”, afirma Jorge Muñoz, empresario que recorre Quillón y Cerro Negro con sus máquinas. 

“Los recursos para este programa vienen asignados desde la ley del Transantiago, pero en el Gobierno Regional no han asignado aún esos recursos por lo que aún no podemos postular”, afirmó el emprendedor.

De acuerdo a Muñoz, “por supuesto que existe un interés en los empresarios del transporte rural de renovar las máquinas, a pesar de los retrasos intentamos aprovechar estas oportunidades”, sostuvo.

Proceso lento
Quien coincide con este punto de vista es el empresario Pablo Andrades, quien administra una línea de buses que hace recorridos desde San Carlos a sectores rurales de esa comuna, como Montecillo, Agua Buena y San Jorge. “Ahora en diciembre debieran quedar fuera todas las máquinas que son del año 95 y más atrás”, advierte el empresario, quien agrega que “chatarrizamos y compramos máquinas al menos 5 años más nuevas, así vamos renovando las flotas”, explicó.

Andrades sostiene que “a nosotros lo que nos perjudica del sistema de chatarrización son los tiempos del proceso, para adquirir las nuevas máquinas debemos normalmente meternos en un crédito y muchas veces para cuando el proceso termina y recibimos los montos, ese crédito ya está pagado con todo el sacrificio que eso implica”, detalló.

Andrades también afirma que el proceso en el programa se encuentra retrasado. “En la Región del Maule ya están chatarrizando, se han demorado en Bío Bío, esperamos también que con la llegada de la nueva región podamos tener una oficina del ministerio aquí”, comentó, apuntando que “actualmente hay que ir a Concepción a hacer todos los trámites y si falta una firma o un documento el trámite se queda pendiente hasta al menos el día siguiente”, reveló.

“Así también podrán fiscalizar mejor, actualmente vienen a los terminales, donde llegan los buses que tienen sus papeles al día, pero hay muchos que trabajan así no más y evaden las fiscalizaciones”, se lamentó el empresario.