352 personas viven con VIH en Ñuble

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Agencia Uno

Un total de 352 personas viven con VIH en Ñuble, de éstas el 95% se encuentra bajo tratamiento médico, manteniendo controlado el virus.

Así lo dio a conocer el Servicio de Salud Ñuble, quienes se encuentran impulsando una campaña que busca concientizar a la comunidad sobre la importancia de prevenir contraer el virus, cuyo primer caso en el mundo se detectó el 1 de diciembre de 1981, fecha que quedó estipulada como el Día Internacional de la lucha contra el Sida.

Actualmente, el tratamiento contra la enfermedad presenta resultados positivos y avances significativos, ya que a diferencia de décadas anteriores, hoy en día quienes son portadores no necesitan someterse a terapias tan tóxicas, debido a que solo deben consumir un comprimido médico al día, lo que permite tener menos efectos adversos.

“Actualmente en Chile existen al rededor de 61 mil personas con la infección por VIH, de estos casi un 70% está diagnosticado y por lo tanto conoce su condición, y de estos gran cantidad está en tratamiento y con el virus suprimido en la sangre, que es el objetivo primordial de todo tratamiento. Lamentablemente el VIH no se puede curar, pero sí se puede contener y podemos evitar su contagio con medidas múltiples”, señaló Christian Esveile, quien lidera el equipo multidisciplinario que trata estos casos en Ñuble.

El profesional agregó que entre las medidas se encuentran usar preservativos, tener relaciones sexuales de manera responsable y educar a la población.

Transmisión vertical

En el caso de la transmisión vertical, que dice relación con el traspaso del virus de una madre a un hijo, los tratamientos también han presentado avances significativos, según explicó Esveile.

“El tratamiento evita en el 99% de los casos también la transmisión a sus hijos. Por lo tanto, el acceso al tratamiento tiene múltiples beneficios para los pacientes y no solo para ellos individualmente, sino que también a un nivel poblacional. El tratamiento evita también el contagio de otros pacientes nuevos”, señaló.

Así también, un oportuno tratamiento permite reconstituir el sistema inmunológico, según detalló Fabiola Fernández, profesional del Servicio de Salud.

“Ese tratamiento logra que el paciente se reconstituya desde el punto de vista inmunológico, eso quiere decir que su sistema inmune funciona como el de cualquier otras persona y ya no vemos las mismas enfermedades que veíamos antes, sino que vemos enfermedades en relación al proceso de envejecimiento de la persona de forma natural. O sea, vemos enfermedades más del tipo metabólico, más diabetes, más hipertensión y también mayor prevalencia de otros tipos de cáncer, que son los mismos que vemos en la población común y corriente. Sigue siendo el mismo VIH, el mismo virus, pero como tenemos otras herramientas terapéuticas el pronóstico de la enfermedad ha cambiado”, dijo.

El equipo a cargo del tratamiento considera un amplio rango de acción, que incluye el trabajo psicológico con los pacientes, lo que en Ñuble está a cargo de Ximena Sepúlveda.

“A los pacientes les hago ver que en realidad esto tiene un control, que hay un tratamiento. Por eso trabajo los temores con los pacientes y eso baja los niveles de angustia de ellos, los niveles de ansiedad y normaliza un poco más. Los niveles de ansiedad y de angustia del paciente diagnosticado no van a variar, en realidad, en el nivel en que está su enfermedad, a lo mejor si con la sintomatología que tiene. Si hay una mayor sintomatología presente, claro, pero si no en realidad no es un factor. Hay otras cosas más que afectan al paciente, como por ejemplo la valoración que hace la sociedad del diagnóstico”, concluyó.