Municipios piden mejoras a concesión de Ruta 5

El MOP encargó en abril a la consultora QProject un análisis de las necesidades de la comunidad. San Carlos, Ñiquén, Chillán, Chillán Viejo y San Nicolás son las comunas consideradas

Anticipándose al término del contrato de concesión del tramo Talca-Chillán de la Ruta 5, fijado para 2020, el MOP encargó en abril pasado a la consultora QProject un estudio territorial con participación ciudadana que deberá proporcionar al ministerio un diagnóstico y un análisis del territorio en que se insertará el proyecto, herramienta de consulta que permitirá conocer las demandas de la comunidad por nuevas obras y mejoras.

Es en este contexto que los municipios han ido concretando sus peticiones con la esperanza de conseguir avances en materia vial para sus respectivos territorios, como un tercer acceso a Chillán, la eliminación de los peajes laterales y el mejoramiento del estándar de seguridad, entre otras.

Terminar con el peaje
Víctor Toro, alcalde de San Nicolás, plantea que la necesidad de su comuna más urgente es el ingreso. “Estoy solicitando que esta nueva concesión considere una vía alternativa a la Ruta 5 desde Cocharcas hasta pasado el peaje de acceso a Chillán”, declaró, “para que sea usado por quienes transitan desde Puente Ñuble y la zona poniente de la carretera”, detalló la autoridad comunal, “porque no es justo, que sin haber usado la ruta, se deba cancelar el peaje”, planteó.

Además de esta petición, la Municipalidad de San Nicolás ha solicitado obras como el mejoramiento del enlace Cocharcas, la construcción de una pasarela peatonal en Cocharcas, el mejoramiento de los paraderos  en el sector Cocharcas, la instalación de vallas de seguridad desde Cocharcas hasta el puente sobre el río Ñuble y pantallas acústicas frente a la localidad de Puente Ñuble, entre otras mejoras.

Habilitación de caletera
En tanto, desde Ñiquén, Ignacio Chandía, jefe de gabinete, detalló que “nosotros nos hemos reunido con la consultora Qproject (...) Ha hecho charlas con participación ciudadana, se ha ido recopilando el material que se le está haciendo llegar a la consultora”, indicó.

El alcalde de Ñiquén, Manuel Pino, ha manifestado que la principal petición es la habilitación de una caletera de 23 kilómetros, entre esa comuna y San Carlos, sobre un trazado ya existente, pero muy poco utilizado por los automovilistas por la falta de niveles mínimos de urbanización y pavimentación, eso sumado a nuevos pasos peatonales sobre nivel, señaléticas y obras menores.

Ruta San Carlos-Las Ovejas
La solicitud del alcalde de San Carlos, Hugo Gebrie, es sin duda, la más ambiciosa, ya que busca concretar un proyecto que sostiene, traerá desarrollo no sólo a San Carlos sino a San Fabián e incluso a Cobquecura. “Estuve en la reunión del MOP con el inspector fiscal, por lo tanto, yo pedí hace tiempo y sigo insistiendo y volví a decirle a toda la comisión, que nosotros tenemos que tener una ruta así como la Panamericana”, sostuvo.

“Hace nueve años que trabajo por el paso fronterizo en Las Ovejas. La ruta N-31 es la que he pedido y que tiene que haber para llegar al paso, y así darle el corredor bioceánico y darle la actividad a San Carlos, a San Fabián, a Coihueco y a Cobquecura”, planteó.

“Va todo unido el fundamento: llegar al Punilla por una carretera, un proyecto de desarrollo para el territorio”, enfatizó Gebrie.

Mirada local
Carolina Contreras, jefa del proyecto de estudio de la consultora Qproject, explicó que “esta nueva licitación está enfocada desde una mirada desde las personas que viven en el territorio hacia la ruta, que esta vía pueda insertarse de manera amigable en el entorno, mejorando la calidad de vida de las comunidades por donde atraviesa la carretera”, expresó, “ya que la actual concesión, según han manifestado personas que han participado del estudio, hizo perder la identidad a los territorios y empeoró la calidad de vida de quienes viven a su alrededor”.