65 por ciento de avance llevan trabajos preventivos contra incendios

A mediados de diciembre se desarrollará la tercera mesa de coordinación. Representantes de las  empresas eléctricas y forestales se comprometieron a trabajar coordinadamente

Desde el pasado miércoles todo el territorio que conforma la Región de Ñuble se encuentra en Alerta Preventiva Temprana, ante la eventualidad de que se produzcan incendios forestales.

Las condiciones meteorológicas favorables, como son las altas temperaturas y los fuertes vientos que se vienen registrando en la zona, fueron los factores que influyeron para que la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi), decidiera elevar el estado de riesgo a nivel local.

Esta medida, basada en variables de tipo climatológicas, es solo parte de la política gubernamental que busca disminuir la ocurrencia de catástrofes como las que vivió el país y particularmente Ñuble en enero pasado.

La Gobernación local está promoviendo y coordinando el trabajo preventivo entre estamentos públicos como la Corporación Nacional Forestal (Conaf), municipios y las empresas privadas con patrimonio en los territorios ñublensinos.

Acciones en curso
Con la finalidad de reducir  los posibles riesgos en cuanto a la generación de catástrofes y en el daño que estas pudieran ocasionar a las comunidades impactadas, el Gobierno estableció una estrategia nacional en la que las empresas eléctricas jugarán un importante rol.

La máxima autoridad de Ñuble convocó a inicios de mes a los representantes de las cinco firmas que prestan el servicio de distribución (CGE, Copelec, Coelcha, Luz Parral y Frontel) con la finalidad de conocer los aspectos claves del trabajo que vienen realizando con anticipación para evitar desastres por el fuego. En su momento todas se comprometieron a ejecutar lo antes posible las tareas de su competencia, como el raleo, las podas y la construcción de cortafuegos.

Hoy las firmas nuevamente fueron citadas para integrar la segunda mesa de coordinación del mes encabezada por el gobernador Álvaro Miguieles, quien explicó que las faenas preventivas de las eléctricas en territorio ñublensino alcanza el 65% hasta el momento.

La autoridad destacó el nivel de interacción que se está notando entre los actores privados lo que, a su parecer, reduciría las posibles emergencias.

“Esto permite con mayor optimismo, certeza y seguridad la prevención y combate de los eventuales incendios forestales que tengamos en esta temporada que ya ha comenzado. El compromiso de las empresas eléctricas es que a más tardar en la quincena de diciembre tengan todo listo”, recalcó el gobernador.

Dificultades
En la jornada de hoy las empresas forestales con patrimonio en la región (Arauco, Cambium, Comaco, Forestal El León, Mininco y Masisa), se unieron a la mesa de trabajo impulsada por la autoridad ñublensina.

Si bien todas expusieron sus planes de acción orientados a la generación de nuevos cortafuegos, limpieza de los ya existentes y la socialización de lo que implica una emergencia de envergadura asociada al fuego, las forestales admitieron que existen inconvenientes al cumplir la labor, especialmente cuando se trata de intervenir terrenos privados perteneciente a terceros.

Una de las mayores dificultades que acusan las empresas es la imposibilidad de ubicar a los dueños, a lo que se suma los casos en que éstos no permiten el ingreso a las propiedades,.

Según cálculos derivados de las estadísticas entregadas por las empresas forestales, casi un 17% de las citaciones que entregan a los propietarios terminan judicializándose.

La Gobernación Provincial de Ñuble se comprometió con las firmas a apoyarlos en el proceso de ubicación de los dueños y la obtención de los permisos para poder ejecutar las labores de prevención.

Compromiso
Poco más de un 70% de las comunas de la Región de Ñuble están siendo intervenidas de manera preventiva contra incendios forestales por parte del sector privado y público.

Arauco es la forestal que tiene mayor presencia en Ñuble. La empresa cuenta con bosques para la producción de celulosa en 15 comunas y en todas ellas está desarrollando lo que denominan “Cinturones de Protección” cercano a sectores poblados.

Se trata de la implementación de zonas de interfaz que incluyen cortafuegos y franjas de amortiguamiento donde las plantaciones de pino son menos densas y no tan propicias para la expansión del fuego. Hasta el momento se han construido 39 kilómetros de cinturones en Ñuble y se tiene proyectado completar 111 kilómetros hasta fin de año.

Por su parte la Conaf está focalizando su labor de prevención en ocho comunas de la región calificadas como prioritarias. 

Las acciones se han centrado en Portezuelo, Trehuaco, Quirihue, Coelemu, Ninhue (las más vulnerables), Chillán, Bulnes y Chillán Viejo (las de más ocurrencia de siniestros), de las cuales en las siete primeras también está operando Arauco.

Fiscalización forestal (evaluando que las empresas y dueños de cultivos cumplan con la acciones de previsión estipulado en sus planes de manejo de los terrenos colindantes a las poblaciones), el manejo de incendios, la educación ciudadana y la construcción de cortafuegos es lo que viene realizando Conaf.