Chillanejos radicados en Oceanía fueron los primeros en votar

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: La Discusión

A partir de ayer ñublensinos residentes en distintas partes del mundo se encuentran ejerciendo por primera vez su derecho a votar en elecciones presidenciales de Chile.

Tal es el caso de la chillaneja Paula Lobos, quien desde hace ya dos años y medio vive junto a su esposo en la ciudad de Sydney, Australia, y que ayer a  las 09.00 horas (19.00 horas en Chile) emitió su sufragio.

Paula concurrió hasta un hotel habilitado para la instancia, ubicado cerca del consulado chileno, donde, según comentó, el trámite fue expedito y se respiraba la alegría.

“Se vivía un ambiente muy rico, toda la gente se saludaba de beso como si se conocieran de mucho tiempo. Estaban las mesas constituidas, las personas estaban súper contentas, todo el mundo conversando. Fue bien bonito. Creo que estaban todos muy emocionados (…) Creo que se siente este ambiente de fiesta y para muchas de las personas que estaban ahí, que llevan más de 20 años viviendo acá, esto es un hito, es algo de por lo que se sienten contentos y de lo que se sienten parte. Se siente el ambiente porque eran las 9 de la mañana y ya habían ido a votar más de 30 personas. Cuando yo ya me iba estaba llegando mucha más gente. Ojalá que haya mucha participación, que es lo que se espera”, comentó.

En tanto Cristian Leaman, chillanejo que hace ya 10 años vive en la ciudad de Wellington en Nueva Zelanda, se traslado pasadas las 12.00 horas (20.00 horas en Chile) hasta la embajada para emitir su voto.

“Es un momento importante. La verdad es que hasta ahora no le había tomado mucho la importancia, pero como dijo un amigo es primera vez que se vota después del binominal. Hay varios cambios. Es primera vez que votan los chilenos en el mundo”, comentó.

Cuenta que en el lugar habilitado para la votación, un edificio donde en el mismo piso se encuentra la embajada y el consulado chileno, se vivía un ambiente tranquilo.

“Tengo la suerte de vivir en Wellington, que es donde está la embajada, entonces claramente me da una ventaja respecto a otros chilenos que viven en Nueva Zelanda pero que no están en esta ciudad”, dijo.

Ayer publicó en sus redes sociales que sería de los primeros chilenos en sufragar en el extranjero, e invitó a otros compatriotas a participar de los comicios.

“Los invito a participar y votar en conciencia por aquellos que le den a Chile para mi tres pilares básicos como sociedad: salud, educación y jubilación. Estos tres puntos deberían ser públicos, de calidad y gratuito para todos”, señaló.

Leaman agregó que “a pesar de que muchos dicen que los chilenos en el extranjero no deberían votar, les digo lo contrario. Los miles de compatriotas en el mundo tenemos una ventaja: la comparación y ver como se hacen las cosas en otros lados”

En Nueva Zelanda son 522 personas habilitadas para sufragar.

En Chillán y fuera
Un total de 14.308.151 personas están habilitadas para sufragar hoy en el país, mientras que los chilenos que pueden ejercer su derecho al voto en el extranjero suman 39.137, según el Servicio Electoral (Servel).

Tras evaluar el cumplimiento de los requisitos exigidos en la normativa vigente, en cuanto a los años de residencia de los inmigrantes en Chile y la reglamentación de sus documentos, el Servel registró en el padrón a 267.116 personas provenientes de 93 países, quienes tienen el derecho a participar de la instancia electoral.

Entre ellos destaca la presencia de los latinoamericanos encabezados por Perú, que son 111.521 electores y representan el 42% de los extranjeros que podrán votar. Le siguen en cantidad ciudadanos provenientes de Argentina (23.513), Bolivia (20.046) y Colombia (18.105); en tanto, desde otras latitudes sobresalen España (8.481), Estados Unidos (7.649) y China (6.422).

Lo inédito de la actual jornada eleccionaria es que es que por primera vez los chilenos que viven en el extranjero tienen la posibilidad de votar para elegir a quienes creen que mejor los podrían representar en la Presidencia, parlamento y consejo regional (core), derecho que les entregó el Estado después de una larga discusión generada tras el planteamiento realizado por los propios emigrantes, quienes lamentaban que se les negara la opción solo por el hecho de vivir fuera de las fronteras nacionales.

Por el contrario, la posibilidad de sufragar que tienen los extranjeros avecindados en Chile la obtuvieron con la Ley de Inscripción Automática y Voto Voluntario del 31 de enero del año 2012, que dejó establecido que el ciudadano debería tener más de cinco años viviendo en el país y no haber sido condenados a pena aflictiva para poder votar.

LA DISCUSIÓN conversó con chillanejos que por diversas razones tuvieron que emigrar y con extranjeros residentes en la capital de la Región de Ñuble, quienes coincidieron sobre lo significativo que es el que se les garantice esta histórica oportunidad.

Más cerca que nunca
Miguel Sáez tenía 27 años cuando se fue a vivir a México, después de trabajar en el Mercado Techado de Chillán y tratar de probar suerte en Concepción y Santiago. El país azteca le abrió las puertas y logró emprender vendiendo choripanes, sándwich y costillar a la chilena.

El hombre, quien ahora tiene 34 años, opina que siempre le ha parecido trascendente el ejercicio del voto popular y de hecho cuenta que a los 18 años se inscribió para hacerlo, siendo el Liceo Narciso Tondreau el local donde debía cumplir con su deber.

Miguel admite que a pesar de estar viviendo en Ciudad de México desde hace siete años, nunca ha dejado de interesarse de lo que pasa en Chile y las veces en que ha emitido comentarios sobre el país a través de las redes sociales le enrrostraban en la cara su condición de emigrante.

“‘¿Qué opinas si tu no estas en Chile?’, me decían cuando opino; es por eso que para mi, en lo personal, esta oportunidad de votar es muy importante, ya que se nos reconoce como ciudadano chileno con derecho a voz y a voto”, enfatiza.

Pese a que le toca trabajar, Miguel asegura que igual se dará un tiempo para ir a votar  por los candidatos que cree lo harán mejor en los puestos que postulan.

Decisiones claras
En Colombia el sufragio es voluntario, igual que en Chile.

El bogotano Daniel García confiesa que en su país nunca participó de las elecciones y cuando estaba en condiciones de poder hacerlo se vino a estudiar y vivir a Chillán.

Trece años después de haber llegado a radicarse a la capital de Ñuble el técnico en enfermería argumenta que una de las razones del porqué no ha votado nunca en su nueva residencia podría ser que, en algunos momentos, los hechos políticos le dicen que no pertenece al país de acogida.

No obstante, Daniel aclara que hoy más que nunca está decidido a ejercer su derecho cívico ya que, advierte, la situación actual invita a todos, nacionales y extranjeros, a manifestar su opción política.

“Por distintas razones nunca lo he hecho; quizá porque hasta cierto punto no te sientes aún como parte de la comunidad o de la política del país (...), pero en este momento, en este año sí estoy decidido a ir a votar”, enfatiza.

A diferencia de Colombia, en Perú el voto es obligatorio y tal vez esa es una de las razones por la que la originaria de Chimbote (420 kilómetros al norte de Lima), Diovana Mamani, mantenga el interés de sufragar.

“Allá si no votas te multan, por eso es preferible hacerlo quieras o no; acá sé que es  opcional y con mi marido hemos estado averiguando para saber dónde y cómo lo haremos, porque lo vamos a hacer. En Chillán todo está cerca y no nos tomará mucho tiempo; además, después de vivir tanto tiempo acá creo que es importante que los extranjeros emitamos nuestra voz”, detalló la empresaria gastronómica y de artículos artesanales que llegó hace 14 años a Chile y que está  radicada  en Chillán desde el año 2013.