Perro chillanejo regresa a su hogar tras cinco años desaparecido

Una sorpresa se llevó el pasado martes 7 de noviembre Dayán Reyes cuando llegó a su vivienda, ubicada en Villa Barcelona, cuando se encontró con un perro Pastor Alemán que cariñosamente se le acercó.

Estaba junto a sus hijos y su primera reacción fue alejarlo, sin embargo pasados unos minutos sintió que algo raro pasaba, ya que se le hacía muy familiar el animal.

Efectivamente se trataba de León, la mascota que crió junto a marido Cristóbal Pino y que habían perdido hace cinco años atrás. El perro, por sus propios medios había regresado al hogar que lo albergó durante sus dos primeros años de vida, el mismo lugar donde a los cuatro meses recibió el tratamiento que le permitió sobrevivir a unadistemper que lo dejó por meses cuadraplejico, enfermedad que le produjo además secuelas que fueron claves a la hora de reconocerlo.

“Cuando se enfermó lo cuidamos como si fuera un bebé, incluso lo teníamos hasta con pañales. Milagrosamente después de estar muy mal logró recuperarse y comenzamos todo un tratamiento para activar los músculos. Después de un tiempo se había convertido en un perro grande y sano. De la enfermedad solo le quedaron dos secuelas, una es que al correr cojea de una pata y la otra es que una mano se le va hacia un lado”, señaló Cristóbal.

Su esposa Dayán agrega que fue a fines del 2012 cuando León desapareció desde un campo, lugar desde donde creen fue sustraído por terceros.

“Lo buscamos por mucho tiempo, donde veíamos un Pastor Alemán parábamos a ver si era él pero nunca dimos con su paradero. Era un perro regalón, incluso nosotros ya habíamos tenido a nuestro primer hijo cuando se perdió pero León seguía siendo muy importante. Fue pasando el tiempo y nos rendimos con su búsqueda, pero siempre nos acordábamos de él”, señala la mujer.

Pasaron cinco años para que la mascota se reencontrara con el matrimonio y sus dos hijos, quienes lo acogieron en su casa como si nunca se hubiese ido.

“Toda esta situación es como de película porque cuando lo vi me reconoció y se me tiró encima, estaba muy contento. Es casi increíble que esté de regreso. Al principio tuvimos dudas pero lo hicimos correr y tiene las mismas características de antes, incluso tiene también las mismas reacciones como por ejemplo el comer echado. La única diferencia es que ahora está más tranquilo, pero eso es porque está más viejo, sigue aun siendo cariñoso y juguetón. La verdad creemos que alguien lo tenía porque está bien cuidado”, manifestó el dueño del perro.

“Su regreso nos da la esperanza de que todo es posible cuando existe amor…y el amor a una mascota tan querida no se le olvida, aunque pasen muchos años”, reflexiona Dayán.

Recuerdos en los animales

Alberto Vega, veterinario y entrenador canino profesional no recuerda un caso similar en nuestro país, sin embargo aclara que si existen casos como el de León en el extranjero.

“Cuando un cachorro es separado de la camada forma un vínculo muy fuerte con la familia que los adopta. Ese lazo es inquebrantable. Los perros son seres muy inteligentes y tienen sus recuerdos siendo los más importantes los de su infancia. A mi parecer León recibió mucho amor durante sus primeros años, y siempre buscó reencontrarse con sus dueños por el agradecimiento que les tenía ”, explica.

Agrega que, en este caso en particular, jugó un rol fundamental el hecho de que el animal haya recibido enseñanza de parte de Cristóbal y Dayán.

“Los cachorros sienten gran aprecio con sus dueños. El amor del perro es sincero, incluso más que cualquier humano. Es importante educarlos en positivo con amor y respeto, porque cuando educan a golpes el perro obedece pero solo por temor, no por el vínculo con su dueño y creo que en este caso ocurrió que recibió una enseñanza positiva”, concluye el experto.