El profesor de San Nicolás que rapea la historia y la química

“El rap del salitre” de un psicopedagogo del Liceo Polivalente de San Nicolás alcanzó notoriedad a nivel nacional al utilizar la música como una innovadora técnica de aprendizaje. Es que el ritmo despierta el interés, al sumar la materia el alumno cumple un papel activo, une su gusto por la música con la Historia y Química.

Es el método del profesor Diego Acuña, quien através de un trabajo multidisciplinario con otros docentes, identificó cuáles aspectos se pretendían enseñar en el periodo de la Guerra del Pacífico y su relación con el salitre, elemento químico que se relaciona con ese conflicto, y por cierto, con el ramo en cuestión.

“Se puede sacar mucho provechoso al tema de la música, no solo tocar instrumento con lo cual se desarrollan partes específicas del cerebro, también el tema de creación de canciones que estimulan mucho el lenguaje y el pensamiento que son dos procesos importantes en el desarrollo de cualquier ser humano. Entonces si nosotros queremos hacer educación interdisciplinaria e integral tenemos que buscar ese camino, aunque el mayor problema es el factor tiempo de desarrollo de la clase”, explicó el docente a Radio La Discusión, 94.7 FM.

Dos horas demoró este profesional en hacer la canción y luego grabarla para sus estudiantes. Estos últimos respondieron con una alta asistencia y entusiasmo por las clases.

Pamela Roca, quien cursa segundo medio, destaca la relación de varios aspectos de un elemento químico como el salitre y su impacto en lo que fue la Guerra del Pacífico.

“Se hace mucho más sencillo entenderlo, de una manera mucho más didáctica, tal vez si lo voy a recordar, porque si me va llamar la atención al estar en un clase, donde voy a poder participar, voy a estar relacionando cosas, es mucho más sencillo para mi”, sostuvo.

Entender materias distintas con música es muy interesante, agrega, su compañero Bryan Marín

“Es una clases muy didáctica, que uno puede entender materias que uno cree que están separadas, pero tiene mucho en común, uno puede aprender cosas más fáciles. Fue súper bueno e interesante, porque muestra todas las materias y la sintetiza muy bien”.

La diversidad en aplicación de modelos pedagógicos es el sello de este establecimiento educacional destacado a nivel regional y nacional con altos rendimientos en diversas áreas, donde además se integra el ámbito técnico- profesional como humanista y la enseñanza de idiomas como el chino mandarín, alemán e inglés.

Víctor Reyes, director del recinto, enfatiza en el proyecto educativo que se aleja de la tradicional rigidez que se da en otros establecimientos.

“Es el sello más importante es la atención a la diversidad y frente a eso se ha incursionado bastante en poder desarrollar metologías que trabajen con el alumno, en lo que hemos denominado agrupamiento flexible, y dentro de eso, existe mucha autonomía para que los profesores desarrollen diseños y modelos pedagógicos que sean atrayentes a los estudiantes, por lo tanto, los profesores han logrado equipos interdisciplinarios donde confluyen varios subsectores”.