Core definirá el primero de los cuatro proyectos de veredas

Solo después de recibir el RS, un proyecto está en condición de ser financiado. 3 millones de pesos pagó de  indemnización a fines del 2016 el municipio por una caída.

Aproximadamente una decena de accidentes peatonales producto del mal estado de las veredas, se han hecho público en los últimos tres años en Chillán, especialmente por la gravedad de los incidentes.

Uno de los primeros casos que sentaron precedentes judiciales a nivel local respecto a acciones legales presentados por transeúntes accidentados en contra de la Municipalidad de Chillán, se dio en julio de 2004. En aquella oportunidad el Segundo Juzgado Civil local falló a favor de Sofía Parr, quien demandó al gobierno comunal luego de sufrir una caída producto del mal estado de la vereda norte de la avenida Libertad, en la cuadra donde se encuentran los edificios públicos.

A estos casos se suman los  que no llegaron a judicializarse, pero que igualmente hablan de una causa efecto; aceras en mal estado y accidentes peatonales.

El municipio admite que el tema se ha convertido en uno de los principales problemas urbanos y de hecho tienen claramente identificados los sectores con mayores riesgos de la comuna.

A través de un catastro, la municipalidad identificó a las calles 18 de Septiembre,  Sargento Aldea, Arturo Prat y la Avenida Libertad como las veredas que urgen reponer dentro de las cuatro avenidas, además de diversos sectores del sur oriente y poniente.

Con el diagnóstico en mano, y ante la imposibilidad de cubrir los millonarios montos que se necesitan para reparar las vías peatonales, la administración edil decidió buscar recursos en el Gobierno Regional (Gore) del Bío Bío para financiar los trabajos.

Un total de cuatro proyectos ha enviado la municipalidad chillaneja en los últimos años y actualmente están a la espera de una positiva aceptación.

Mientras se completan los procesos para la obtención de financiamiento, el municipio asegura que la Dirección de Obras, mediante una cuadrilla de hombres, se dedican a la reparación de veredas en toda la comuna y pese a que su trabajo es permanente, es posible que no se note, dada la alta tasa de destrucción de las aceras que se observa día a día en la ciudad.

EL primero en aprobarse
El presidente de la Comisión de Gobierno del Consejo Regional (Core) del Bío Bío, Hernán Álvarez, afirmó que mañana se dará luz verde al proyecto “Conservación de veredas sector Purén y otros sectores”, todos en el lado sur oriente de la comuna.

La autoridad regional detalló que la iniciativa tiene la recomendación técnica favorable para ser financiada (RS) y que solo estaba esperando que se le gestione los dineros que necesita para poder ejecutarla.

Álvarez comentó que, considerando el estado definitorio en que se encontraba el plan peatonal, decidió solicitar al intendente que lo incluyera en la lista de proyectos que se evaluarán en primera instancia en Comisión de Presupuesto y luego en sesión plena del Core.

“En la mañana de hoy tuve una reunión con el intendente Rodrigo Díaz para incluir en el Consejo del miércoles próximo el proyecto de reposición de las veredas del sector Purén, que mejorará la calidad de vida de los vecinos que por ahora se trasladan por caminos destruidos”, recalcó.

Hernán Álvarez dio por descontado que al ingresar a comisión previa al Consejo ordinario, el plan se visará satisfactoriamente y sin sobresaltos, para el cual la Municipalidad  de Chillán está solicitando $374.658.000.

“Generalmente todos los proyectos que pasan a comisión son aprobados(...); el intendente me ha manifestado su voluntad de que se incluirá el proyecto”, enfatizó el consejero regional representante de Ñuble.

En espera
Otros tres proyectos similares se mantienen en carpeta en el Gore.

La “Conservación de veredas en el sector Libertad Oriente y otros sectores”, para el cual se requieren $386.582.000 y la denominada “Diversos sectores” por $576.882.000.

La iniciativa “Mejoramiento Aceras, ciudad de Chillán” es la que postula a más financiamiento, al solicitarse para ella $2.941.667.000.

Su ejecución apunta a la reparación de 40 cuadras de veredas de las principales calles de la comuna, según información entregada por el gobierno local.

La propuesta es intervenir  imperfecciones de las aceras de todo el cuadrante que conforman las calles 18 de Septiembre, Arturo Prat, Sargento Aldea y la Avenida Libertad, sector particularmente sensible debido a la gran afluencia de transeúntes.

Las especificaciones técnicas de la iniciativa postulada indican que la materialidad de las veredas será en hormigón y baldosas microvibradas, trabajo que cubrirá una superficie aproximada de 28.972 metros cuadrados.

Las obras consideran dispositivos de rodados en las intersecciones, de acuerdo a la normativa de accesibilidad universal. Si bien el objetivo primordial es mejorar el pavimento, el proyecto también trae consigo arborización en las cuadras a intervenir y la instalación de mobiliario urbano.

En total los cuatro proyectos chillanejos suman $4.279.789.000, de los cuales  $374.658.000 se definirían el miércoles.

Respecto a los futuros trabajos el alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, precisó que en los planes de recuperación de aceras que la administración municipal tiene en carpeta se priorizará el cemento; no obstante, opinó que se considerará algunas palmetas individuales solo como elementos de ornamentación.

“A mí me preocupa esta situación, pero creo que este es un tema técnico y en muchas ciudades de Chile se está usando lo menor posible. Hoy en día hay baldosas que se instalan a la semana y ya están sueltas, a diferencia de trabajos de maestros de hace 20 ó 30 años que aún están vigentes, entonces veo que algo está pasando(...); independiente de que existen baldosas que se ven bien, tenemos que ser prácticos y primero es la seguridad ”, comentó el jefe comunal.