614 embarazadas han sido vacunadas contra el Coqueluche en Ñuble

Un total de 614 embarazadas, a partir de la 28° semana de gestación, han accedido en la nueva Región de Ñuble a la vacunación preventiva liderada por Ministerio de Salud (Minsal), que tiene como objetivo reforzar la protección contra la tos convulsiva o coqueluche en lactantes menores de 6 meses. Esta protección se logra cuando la inmunización es traspasada al futuro hijo, a través de la placenta y la lactancia; complementando la vacuna administradas a los niños y niñas, a los 2, 4, 6 y 18 meses, así como durante la etapa escolar, en primero y octavo básico.

La tos convulsiva es una enfermedad infecciosa bacteriana, que afecta el tracto respiratorio, que observa su mayor cantidad de casos en mayores de 20 años y el grupo menor de un año.  En este último segmento etario, el 85,2% corresponde a menores de 6 meses de edad, cuyo calendario de vacunación está incompleto.

En la Región del Biobío (incluyendo Ñuble), se han registrado 105 casos de tos convulsiva, con una tasa de 4,9 casos por cada 100 mil habitantes, valor similar al observado el año 2016.

El modo de transmisión es de un individuo afectado a uno susceptible, a través de gotitas de secreciones respiratorias, mientras que el período de incubación es de 7 a 10 días, excediendo en raras ocasiones los 14 días.

Ñuble lidera el proceso de inoculación con un 31,4% de avance; seguido por Arauco, con 27,4% de cumplimiento y 239 mujeres vacunadas; y Biobío, con 29,4% y 545 gestantes protegidas.  Concepción presenta un avance del 25,8%, con 1.126 dosis administradas.

“La vacunación a gestantes se suministra de manera gratuita en todos los vacunatorios y maternidades, respondiendo a recomendaciones técnicas del Comité Asesor en Vacunas e Inmunizaciones, e incorporándose al Plan Nacional de Inmunización. En el primer mes se han vacunado casi un 30% de las gestantes, por lo que les invitamos a acceder a este beneficio, que incide en la calidad de vida futura de los recién nacidos”, afirmó el seremi de Salud del Biobío, Mauricio Careaga. 

Para prevenir la tos convulsiva, la autoridad sanitaria recomienda mantener a los niños con sus vacunas al día, mantener a los lactantes y especialmente a menores de 6 meses alejados de personas con tos o síntomas respiratorios; educar y promover la utilización de pañuelos desechables al toser o estornudar, desechándolos después de utilizarlos; lavar frecuentemente las manos con agua y jabón, evitar ambientes cerrados, ventilar diariamente los espacios, y evitar compartir besos, alimentos y bebidas boca a boca con los menores. 

Situación por comuna

Antuco lidera el proceso de vacunación con 69,2%, seguido de Quillón (57,1%), Ránquil y San Fabián (50%); Ñiquén (44,1%) y Tucapel (41,4%).

Con indicadores sobre el 30% de vacunación le siguen Lebu (39,9%), Los Ángeles (39,3%), El Carmen (37,8%), Yungay (36,9%), Arauco (35,7%), Coelemu (35,2%), Hualqui (33,3%), Negrete (32,6%), Contulmo (32%), San Carlos (31,9%), Chillán (31,1%), Pinto y San Ignacio (30,6%); y Talcahuano (30,4%).

Aún por sobre el promedio de las regiones de Ñuble y Biobío (28%) se sitúan Los Álamos (29,6%) Coronel (29%) y San Rosendo (28,6%)

Bajo el promedio y en orden decreciente figuran Lota (27,6%), Curanilahue (26,9%),Bulnes (26,4%),  Santa Bárbara (26,2%), Concepción (26%), Chillán Viejo y Tirúa (25,9%), Coihueco (25,7%), Mulchén (25,6%), Hualpén (25,4%), Cobquecura (25%), Pemuco (24,2%), Chiguayante y Portezuelo (23,8%), Trehuaco (23,5%), Santa Juana (23,3%), Tomé (22,4%), Penco (22,1%), San Pedro de la Paz (21,1%), Cañete (20,1%) y Quilleco (20%).

Las coberturas más bajas se registran en Alto Biobío (18,8%), Florida (18,8%),  San Nicolás (17,9%), Nacimiento (11,1%), Laja (8,7%), Quilaco (7,7%), Yumbel (5,6%), además de Ninhue y Cabrero, que aún no informan de inicio del proceso.