Empresas desisten de hacer ofertas por ciclovía Libertad

La construcción de la ciclovía de la Avenida Libertad corre el riesgo de ser declarada desierta por la Municipalidad de Chillán luego de que al cierre oficial del plazo para hacer ofertas técnica y económica, ninguna empresa entregara antecedentes.

Como consecuencia de este hecho, impensado para la municipalidad, que va en su segunda tentativa por adjudicar la obra, el período para entregar propuestas formales fue ampliado hasta el viernes 3 de noviembre con la esperanza que lleguen firmas que se interesen en ser parte del plan.

El caso se produce en momentos en que la municipalidad y concejales debaten arduamente respecto de la caída de muchos concursos públicos municipales lo que para no pocos ediles corresponde a falencias internas del municipio chillanejo.

Lo concreto es que el alcalde, Sergio Zarzar, se comprometió con los concejales a integrarlos a los procesos licitatorios y sobre todo informarlos regularmente sobre los resultados que tendrán los proyectos que pasen por Mercado Público.

En este marco, la municipalidad licitó hace unos meses la construcción de las ciclovías de La Castilla-Avenida Collín y la de Libertad, siendo adjudicada solo la primera mientras que la segunda va en su segunda tramitación.

Los concursos de antecedentes son los primeros que se ejecutan respecto de un grupo de proyectos que fueron concursados el año 2014, pero que posteriormente reingresaron al GORE para que esta entidad suplementara fondos al haber cambiado las especificaciones técnicas y por lo tanto los diseños.

En el caso de la ciclovía que correrá por Libertad, este concurso público busca adjudicar la construcción de 1.150 metros de ruta exclusiva para ciclistas en la acera norte de aquella, entre O’Higgins y Argentina.

Para la ciclovía que fue adjudicada y cuyas obras comienza en breve, el trazado partirá desde la Avenida Martín Ruiz de Gamboa y culminará en Collín, con una extensión de 2.668 metros. 

Empresas
En el caso de la actual licitación de Libertad y que fue postergada hasta el viernes, representantes de las empresas que habían mostrado interés en ser parte del proceso dieron a conocer algunas claves para entender por qué desistieron de presentar ofertas.

A la visita a terreno ligada al proyecto habían llegado las constructoras Diego Barba Eirl y Buherval, lo que no limitaba la cantidad de empresas que podían postular, pues suele ocurrir en algunas licitaciones que lleguen otros oferentes que han seguido de cerca el proceso.

Pero es sintomático del poco interés, que en la etapa de preguntas y respuestas se recibieran solamente 13 consultas y probablemente de solo una entidad.

Diego Barba, profesional de la empresa del mismo nombre, planteó que no ingresaron una propuesta formal al municipio dado que se le asignaba un porcentaje muy elevado al capital de la empresa en las bases de licitación. Esto sumado a que los estados de pago municipales parecen ser muy extensos, los hizo desistir.

Probablemente, agrega, podrían haber hecho un esfuerzo por integrarse como oferentes, pero no estaban seguros si el gobierno comunal les hubiera cancelado a tiempo los estados de pago sin pasar zozobra.

En tanto, Nelson Bustos de Constructora Buherval, dijo que hasta este martes seguían analizando si presentaban una propuesta específica al municipio chillanejo dentro del plazo ampliado.

Bustos agrega que para elaborar su proyecto necesitaban respuestas concretas y claras, pero en el proceso no obtuvieron las seguridades que esperaban.

Adicionalmente, el profesional agrega que el municipio local pide un tipo de asfalto cuyo proveedor no existiría en la ciudad. Por ello esperan el resultado del plan de ciclovía de Collín para conocer aspectos fundamentales de la ejecución del proyecto.