Municipio alerta por mal destino de licitaciones

El alcalde aceptó compartir antecedentes sobre el destino de proyectos locales con los ediles Se espera que se produzcan cambios internos en los equipos de Planificación

Una reunión de urgencia fue desarrollada este lunes en la Municipalidad de Chillán con la finalidad de analizar los poblemas que existen internamente para sacar adelante la licitaciones que desarrollan tanto la Secretaría de Planificación como el Daem.

Al encuentro asistieron el alcalde Sergio Zarzar, el administrador municipal Ricardo Vallejos, la directora de Planificación, Gloria Jarpa y la totalidad de los concejales, justamente los que han sido más críticos respecto de la manera en que se llevan a cabo los concursos públicos.

Zarzar mencionó que la cita tuvo como finalidad compartir con los concejales la manera en la que se desarrollan las licitaciones municipales y aclarar las dudas que pueden existir respecto de temas relevantes para la ciudad como es el de las contrataciones de obras y servicios.

Sobre el tema, los concejales pusieron de relieve que la municipalidad tiene una alta cantidad de licitaciones fallidas o mal elaboradas, lo que afecta el desarrollo de inciativas comunales.

Al término de la reunión, varios ediles recalcaron que en el municipio son muchas las iniciativas que han terminado mal, como el desarrollo del Grupo Escolar, ciclovías, el proyecto de baños públicos y otros que tardan meses e incluso años en ser ejecutados.

El último fracaso municipal corresponde al de la licitación de las áreas verdes, cuyo contrato culmina el 15 de diciembre próximo y para el cual el gobierno comunal se preparó desde hace casi un año.

La licitación de las áreas verdes literalmente no resistió el peso financiero de todas las flores que la entidad edilicia había programado que fueran plantadas en todos los parques, jardines y prados de la  futura concesión.

Para el nuevo contrato de mantención y sobre todo ampliación de superficie vegetal, el municipio chillanejo pensó en grande y estableció como una cláusula la adquisición de un millón de flores de diferente características en toda la urbe.

El requisito debería haber puesto a la ciudad al nivel de otras urbes que mantienen una capa multicolor que las hace atractiva para la población local y para los turistas, pero se estima incluso desde dentro del municipio, que era difícil que aquel requerimiento pudiera ser satisfecho.

La iniciativa habría partido como una propuesta de Aseo y Ornato, que fue aceptada por Secpla y validada por el gobierno comunal a pesar de que suponía gastos elevados para las empresas lo que entre otra cosas terminó por hacer caer la licitación.

Obviamente ese factor es uno de los tantos que se confabularon para que el proyecto fuera abortado y no hubiera suficientes empresas interesadas y que la única que se presentó lo hizo con un presupuesto muy elevado.

Otro de los elementos que afectaron el desarrollo de la licitación fue que en una etapa muy avanzada del proyecto y cuando estaba a punto de ser licitado el servicio, la entidad edilicia cambió las reglas del juego y bajó el monto global desde $180 millones mensuales a $110 millones.

En este sentido, estiman concejales, es sintomático que la empresa que llegó al final del proceso, Núcleo Paisajismo, ofreciera realizar el trabajo solicitado por la municipalidad por un monto neto cecano a los $180 millones cada treinta días.

Prolijidad
El concejal Juan López recalcó que la Municipalidad de Chillán deberá en lo sucesivo ser más prolija en el diagnóstico de los problemas locales y en el desarrollo de las bases de licitación con el fin de que no haya tantos problemas.

Agregó que “lo que vemos es muy sintomático de la manera en que se procede al interior del municipio, donde falta profesionalismo, capacidad de gestión y hay una carencia de liderazgo en las direcciones”.

Camilo Benavente agrega que las complicaciones que se observan tienen su origen en deficientes propuestas elaboradas por la Secretaría de Planificación, Secpla, entidad que no ha sido capaz de generar una buenas cartera de proyectos.

La concejala Nadia Kaik agrega que “lo que ocurre en la municipalidad debe ser visto como una señal de alerta respecto de que hay cosas que no se están haciendo bien y por lo tanto se deben tomar medidas y generar acciones para remediar lo que está mal”.

La edil plantea que el municipio se debe poner como objetivo prioritario tener un equipo altamente calificado para participar en el desarrollo de proyectos que sean seleccionables por entidades regionales y estatales.

En el caso puntual de las áreas verdes que gatilló la reunión de este lunes el concejal Jorge Vaccaro planteó que el gobierno local debe darse el tiempo para elaborar bases sólidas y que sea adecuadas al trabajo que se quiere realizar.

Nueva licitación
El alcalde, Sergio Zarzar, planteó que la nueva licitación sería subida al portal de negocios estatales durante el mes de noviembre. En tanto, el contrato con la empresa Núcleo Paisajismo, que vence en diciembre, será porrogado al menos tres meses.

El alcalde planteó que en este caso se deberán modificar algunas variables con la finalidad de hacer viable el plan, como rebajar la cantidad de flores a plantar o modificar el sistema de riego tecnificado.