Inso buscaría acelerar plazos de construcción del hospital

Nueve meses y tres semanas después de partir el reciente proceso de licitación del diseño y construcción del nuevo hospital de Chillán, finalmente este miércoles el Servicio de Salud Ñuble (SSÑ) e Inso Chile firmaron el contrato de adjudicación de las obras.

El hito fue celebrado en dependencias de la repartición pública de salud y selló un proceso que, en su camino, ha tenido que sortear un importante obstáculo legal antes de definirse.

Un mes se retrasó la elección y confirmación de la ganadora, a consecuencia del recurso de ilegalidad que presentó la empresa italiana Astaldi al Tribunal de Contratación Pública por la adjudicación de la licitación del Nuevo Hospital de Ñuble a la firma Inso Chile S.A., en segundo llamado.

Astaldi, la firma que alegó, fue la empresa que se adjudicó la construcción y diseño del centro asistencial en el primer llamado a concurso que finalmente fuera declarado inválido por el órgano contralor. 

El reclamo obligó al Tribunal de Contratación Pública a suspender temporalmente el proceso mientras se revisaba la impugnación, tarea que tenía como último plazo al menos el 30 de septiembre próximo. 

No obstante, el Tribunal desestimó el reclamo de ilegalidad dos semanas antes de lo previsto y levantó la suspensión que tenía la iniciativa arquitectónica.

Si se toma en cuenta el fallido proceso de licitación anterior que partió en mayo del 2015 y que fue declarado desierto en noviembre pasado luego que la Contraloría General de la República detectó fallas en el concurso público,  en rigor tomó dos años y cuatro meses para que se conociera y eligiera a la firma que se encargará de los trabajos del millonario proyecto.

Expectativa
De acuerdo a lo estipulado en las bases del contrato de adjudicación, Inso Chile tendrá un año para realizar el diseño del complejo hospitalario y cuatro para levantar el edificio que pretende ser el más moderno del centro sur del país, según autoridades de Gobierno.

Filippo Bartucci, representante legal de Inso Chile, admitió que la suspensión emitida por el Tribunal de Contrataciones significó un pequeño atraso en la firma del contrato.

El ejecutivo aclaró que al estar directamente llamados en causa por la demanda de Astaldi, se vieron en la obligación y necesidad de contestar punto por punto le recurso como también lo hizo el SSÑ. 

“Lo de Astaldi no solo era una defensa, sino que un ataque hacia nuestra sociedad, entonces tuvimos que defendernos”, sostuvo.

La expectativa local y regional que existe por la mega obra no es ajena para la empresa que tendrá la misión de levantar la moderna estructura e incluso afirma que hará lo posible por ganarle tiempo al tiempo.

“Nuestra satisfacción es máxima en estos momentos; hemos tenido esta suspensión que nos ha retrasado un poquito en la marcha, pero ahora estamos listos para empezar el desarrollo del periodo de diseño y construcción que nos llevará a entregar el hospital en los próximos cinco años siguiendo el cronograma (fines del año 2022) queremos reiterar nuestro compromiso y satisfacción por haber llegado a la firma de este contrato que es importante para la empresa y que permitirá también contribuir de manera importante al desarrollo de la nueva Región de Ñuble”, indicó.

El ejecutivo racalcó la intención de la empresa por ajustarse a los plazos que legalmente les entrega la adjudicación; no obstante, señaló que harán lo posible por reducir el tiempo estimado.

“Este tipo de contrato que es de diseño y construcción nos permite claramente en el periodo de diseño buscar todos los medios posibles para cumplir los plazos como prioridad y si es posible anticiparlos(...) Tenemos que llevar a cabo la fase de diseño y luego de cumplirse ésta y empezada la obra podremos pronunciarnos con más precisión sobre los plazos. Yo diría que haremos todo el esfuerzo posible para adelantar el proyecto porque no solo es un interés público, sino que es de interés para la empresa terminar lo antes posible” reiteró.

Paso clave
El director del SSÑ, Iván Paul, admitió que el proceso de licitación del diseño y construcción del hospital de Chillán ha sido particularmente largo en cuanto a las etapas que se considera en el conducto regular y con sobresaltos legales que solo fueron superados la semana pasada, por lo que se mostró satisfecho por el paso dado este miércoles.

“Gracias a los antecedentes que pudimos entregar al Tribunal de Contratación Pública se pudo levantar la suspensión que estaba sobre este proyecto, de manera que hoy firmamos este contrato, lo que es un paso relevante para la comunidad chillaneja dada la envergadura de la iniciativa”, explicó.

Pese a que el reclamo de ilegalidad presentado por Astaldi aún se mantiene en curso, Iván Paul duda que la justicia vaya a darle la razón a la empresa demandante.

“Hemos cumplido con todo y el trabajo fue acucioso, se analizaron todos los temas y el organismo llamado por ley a controlar la legalidad de los actos de la administración pública, la Contraloría, lo aprobó sin observaciones”, sentenció.

Iván Paul afirmó que se deberán cumplir algunas formalidades antes de que partan oficialmente las obras de diseño. El jefe del SSÑ detalló que en los próximos días se organizará una reunión simbólica en el terreno donde se edificará el moderno centro asistencial de la Región de Ñuble.