Municipio comprará sonómetro para fiscalizar ruidos molestos en pubs

Vecinos de la Avenida Argentina presionaron a la Municipalidad  de Chillán para que tome medidas contra pubs y restaurantes que generan ruidos molestos en el vecindario, afectando la calidad de vida en especial de adultos mayores.


Las quejas se venían planteando desde hace mucho tiempo, pero solo ayer fue posible que se reunieran empresarios con los vecinos y personal del municipio encargado de entregar las patentes.


El concejal Jorge Vaccaro (RN)  comentó que las principales quejas apuntan a que los locales sobrepasan los decibeles permitidos, como también los horarios de funcionamiento y emisión de música, a lo que se suman denuncias de “actos reñidos con la moral y las buenas costumbres” de parte de quienes concurren a esos lugares.


Los vecinos, precisó la dirigenta María Montecino, deben soportar ruidos hasta altas horas de la madrugada y posteriormente deben limpiar patios y jardines de elementos de todo tipo usados por los jóvenes que acuden a los lugares de diversión, “donde se superan las normas básicas de comportamiento”.


La municipalidad tomó la decisión de iniciar acciones más intensas de fiscalización, entre las que se cuenta la compra de un sonómetro para tener registros claros de las emisiones.


Se suma a ello que se deben revisar las patentes de los locales cuestionados, los cuales en su mayoría cuentan con credenciales de restaurante, que en teoría, no les permite operar como discoteca.


Hay varios que cuentan con patente de turismo, pero estas autorizaciones son entregadas por Sernatur. Por ello la municipalidad espera iniciar acciones para que esa entidad las supervise y fiscalice el buen uso de los permisos.


Además, la corporación edilicia podría eventualmente retirar las patentes en julio próximo, cuando aquellas deban ser renovadas por los empresarios. En el pasado la municipalidad ha cerrado varios locales tras rechazo vecinal.