Gobernador de Ñuble defiende agenda valórica tras críticas en Te Deum

Las mirada opositoria hacia la agenda valórica del Gobierno por parte del obispo de Chillán, Carlos Pellegrin,  expresada en el Te Deum de Fiestas Patrias han generado tensión en las relaciones con el Ejecutivo.

Sus críticas en la homilía respecto al aborto bajo tres causales y el matrimonio igualitario, que ya causaron polémica en la iglesia evangélica, no dejó  indiferente a la autoridad provincial, quien manifestó su opinión  respecto a la posición de la iglesia católica.

El gobernador provincial Álvaro Miguieles, enfatizó que no comparte las palabras emitidas por la autoridad eclesiástica y defendió la idea de legislar en función de los intereses de las mayorías.

“En la homilia del obispo existe una contradicción muy severa, él platea que la iglesia no es un partido político, sin embargo él emite juicios políticos e interviene en la próxima elección de manera directa al llamar a los católicos a no votar por candidatos que aprobaron la interrupción embarazo en tres causales y también invita a no hacerlo por quienes estén por modificar la ley matrimonio civil (...) Su voz va más allá del rol espitual, interviene en políticas del Estado y Chile es un Estado Laico, por lo tanto, se legisla no en función de los intereses y la moral de la religión x o y, lo hace en función del bien común y de toda la nación”, sostuvo a LaDiscusión.cl

Agregó que “la iglesia católica es mucho más que la voz del obispo, así como lo es también  la evangélica respecto a la voz del candidato a diputado de RN Durán, me parece que ellos son una expresión  de una parte de la iglesias. Él hace juicios que son bastante livianos y miran un país distinto al del gobienro. Él habla de la cesantía, pero ésta se ha mantenido en cifras menores al del gobierno anterior”.