El SAE puede ser la quiebra de comunas

Las comunas no están en condiciones de saldar la deuda exigida Presupuestos anuales en algunos casos no superan los $3.000 millones

A más de 15 mil millones de pesos llegaría la deuda asociada a la Subvención Adicional Especial, o bono SAE de los municipios de Ñuble, cifra que debiera ser cancelada luego de pronunciamientos de la Corte Suprema que avalan la posición de los docentes.

Las cifras son tan elevadas que es prácticamente imposible que puedan ser saldadas por los entes municipales, plantea el diputado Jorge Sabag quien este jueves concurrió junto a ediles de Ñuble a sensibilizar sobre el tema al ministro del Interior, Mario Fernández.

El congresista indicó que el secretario de estado se mostró particularmente dispuesto a estudiar las posibles salidas a una situación que fue calificada como extremadamente compleja.

“No tenemos en estos momentos una solución, pero tendremos que tenerla por el bien de las municipalidades que no pueden quebrar” dijo el parlamentario.

El alcalde de Chillán Viejo, Felipe Aylwin, indicó que la situación es grave, pues están en contradicción poderes del Estado como Contraloría que emitió dictámenes en un sentido y el Poder Judicial que obró de otra manera apoyando la postura de los docentes y el Ejecutivo que debe buscar salidas a la crisis.

Sobre el tema, el alcalde de Ñiquén, Manuel Pino, plantea que la cantidad de dinero que supuestamente adeudan los municipios de todo el país a profesores llegaría a los 342 mil millones de pesos, según algunas evaluaciones o 400 mil millones según Jorge Sabag.

Y en el caso de Ñuble, el promedio de endeudamiento sería del orden de los 1.000 millones, lo que daría más de 15.000 millones considerando que más de 15 gobiernos comunales han acusado problemas en ese sentido.

Manuel Pino, agrega que su municipalidad tendría compromisos del orden de los 1.000 millones lo que es una cifra extremadamente elevada para una comuna cuyo presupuesto anual llega solo a los 2.700 millones de pesos.

La autoridad comunal sostiene que “si se nos obliga a pagar toda la deuda significa la quiebra de la municipalidad, despido de personal y el cese en la entrega de beneficios a la comunidad”.

Sostiene además que se debe legislar para que ningún alcalde de Chile vaya a la cárcel por este tipo de deudas.

El edil de Bulnes, Jorge Hidalgo, quien justamente estuvo detenido un par de horas como resultado de la deuda por el bono SAE reclama que en la comuna no están en condiciones de pagar toda la deuda requerida, la que llega a los 833 millones de pesos.

La única alternativa que maneja para evitar la cárcel otra vez es cancelar una primera cuota al 30 de noviembre de 255 millones y el resto en dos cuotas durante el 2018 y 2019. “Si nos obligan a pagar, la municipalidad podría ir a la quiebra”, sostuvo.