Celebración de matrimonios a la baja en Ñuble

De acuerdo al INE, en su Anuario de Estadísticas Vitales 2015, la provincia de Ñuble registró ese año un total de 1.440 matrimonios celebrados, la cifra más baja de los últimos seis años y la segunda menor de los últimos doce años de acuerdo al organismo.

Sólo el año 2009, de acuerdo a los datos obtenidos por el INE, la cifra fue menor que en el 2015, con 1.431 matrimonios celebrados en la provincia. Asimismo, las cifras más abultadas las ostentan el 2003, con 1.643 matrimonios; el 2011, con 1.635; y el 2012 con 1.581 celebraciones.

Tendencia a la baja

Este indicador presenta una tendencia nacional, como indica Ricardo Vitori, director de Separados de Chile. “No debiera sorprender, los matrimonios van a la baja prácticamente en todo el país y la nueva región también, viene en el fondo a acoplarse a la tendencia nacional”, asegura Vitori. “El año pasado hubo un poco más de 64 mil matrimonios en todo el país”, recuerda, “pero hay que considerar en estos números que entre 10 a 13 mil son divorciados vueltos a casar; si tomamos sólo los primeros matrimonios celebrados, la baja es aún mayor”, sostiene.

“Le están quitando sin duda algún espacio al matrimonio, los AUC (Acuerdo de Unión Civil) que se están firmando”, afirma, “también es una tendencia que las personas que no se están casando prefieren convivir y eso se puede comprobar con el aumento de niños nacidos fuera del matrimonio”, argumenta Viteri.

De acuerdo al director, “yo creo que la sociedad chilena, si bien a los chilenos les gusta vivir en pareja, es reacia a casarse”, opina. “Sí es muy pololo y de convivencia, pero no para lo que son compromisos más formales”, declara, “por otro lado, la sociedad en general en este minuto está tomando el tema del matrimonio de forma desechable”, agrega.

“Hoy es un producto más desechable que hay en la sociedad, hay muchos sociólogos y sicólogos que están de acuerdo en que el porqué hay tantas separaciones es porque no se toman tan en serio ese compromiso”, razona Viteri. “Yo creo que en 5 ó 7 años probablemente el numero de acuerdos civiles estará alcanzando el número de matrimonios civiles o pasándolo, a futuro la gran mayoría de familias conformadas con firma frente al Registro Civil serán AUC y no matrimonios”, proyecta.

Sistema económico

Pablo Venegas Peña, sicólogo y docente de la USS (Universidad San Sebastián), plantea que “la familia sigue estando presente como núcleo social, pero no así el matrimonio”, explica, “lo importante es orientar al rol social que cumple la familia versus al rol social que cumple el matrimonio”, añade, “no hay muchas diferencias hoy en día, porque como ejemplo no es un problema hoy para que los niños entren a un colegio”, describe.

El profesional expone: “Entonces, la institución del matrimonio ya no es tan importante en nuestra sociedad y eso le viene súper bien a las consecuencias personales del modelo económico”, argumenta, “esta cosa de ser más individualistas, más competitivos, a ese tipo de cosas le viene bien no estar en el matrimonio”, explica el sicólogo, “y lo propio de la postmodernidad, el hecho de cambiar frecuentemente de pareja”, razona Venegas.

Pablo Venegas también llama la atención sobre otras conductas. “Otro tema súper interesante de analizar desde esa perspectiva es el colecho”, sostiene, “hay muchas parejas que conviven pero no comparten cama, tienen piezas distintas, duermen siempre juntos, en la pieza de uno o de otro o cada uno en su cama y es por esa necesidad de tener espacios propios”, revela, “apelando también a esta cosa tan individualista que tiene la sociedad”, puntualizó el profesional.

El año pasado, el Registro Civil publicó un informe titulado “Radiografía al Chile de hoy: Registros 2016”, que impactó porque sus datos evidenciaban un cambio en la formalidad de las familias. Entre enero y junio de ese año nacieron 92.188 bebés de parejas que no están casadas, mientras que 34.733 nacimientos fueron inscritos por padres que contrajeron matrimonio, superando por primera vez por más del doble a los niños nacidos dentro del matrimonio.

La primera vez que los hijos inscritos fuera del matrimonio superaron a los nacidos dentro fue en el año 2001, donde el índice llegó al 50,02% y desde ese año ha ido en aumento.

Cabe destacar también que entre los hijos nacidos fuera del matrimonio en el primer semestre del 2016, el 85% son reconocidos por el padre y la madre, una cifra que para el Registro Civil demuestra que esa circunstancia no implica necesariamente la ausencia de un vínculo familiar y demuestra de algún modo que la familia sigue siendo la principal institución de la sociedad, dejando atrás al matrimonio.