Entregarán forraje a los afectados por nevazones en Ñuble

Las intensas nevazones que se han registrado en la zona precordillerana de Ñuble ha provocado inconvenientes a cientos de familias de las zonas altas de algunas comunas quienes no tienen forraje para sus animales.

Hasta el momento, San Fabián de Alico presenta las mayores dificultades con 130 familias que han visto dañado su patrimonio ganadero, principalmente caprinos y ovinos, ya que estos no pueden acceder al pasto por la acumulación de nieve.

Así lo dio a conocer el alcalde Claudio Almuna, quien da cuenta que hay sectores que están semi aislados, por lo que el jueves se les entregará forraje .

“Las familias igual están bien porque están dentro de sus viviendas, pero la principal preocupación que tienen es respecto a sus animales por efecto de las nevazones. Los depredadores naturales, sean pumas o zorros, han estado bajando cerca de las viviendas y las familias a nivel productivo tienen pérdidas”, comentó.

La autoridad añadió que “la nevazón, que está cayendo a la altura de Los Sauces, nos dificulta el acceso de los vehículos municipales hasta Picharincón, donde tenemos camino, porque hacia el Roble Huacho es súper complejo subir (…) El jueves se va a hacer entrega de una cantidad de alimento a las familias de las zonas altas, 130 familias que corresponden a sectores como los Puquios, Caracol, Los Sauces, Chacayal, Picharincón, entre otros”.

La situación en el otro extremo es de menor cuidado, puesto que en Yungay la conectividad no se ha visto interrumpida. Sin embargo, 56 familias requieren forraje para sus animales, situación por la que el alcalde Rafael Cifuentes coordinó con el Indap la entrega de alimento.

“Nos comunican que mañana alrededor de las 12 llegan 25 toneladas de alimento aquí a la comuna. Principalmente los beneficiarios son los usuarios de Indap, que son los de Prodesal, pero hay que hacer una acreditación de los usuarios que no son Prodesal (…) Hay un sector que no tiene nieve, que no contempló Indap, que es Santa Lucía Bajo. Los sectores beneficiados son Ranchillo Calabozo, Ranchillo Alto, El Avellano y Santa Lucía Alto”, detalló.

La comuna menos afectada hasta el minuto es Coihueco, donde la primera autoridad, Carlos Chandía, ha trabajado coordinadamente con los equipos de emergencia para la entrega de ayuda.

El alcalde, si bien señala que estas inclemencias no se habían producido desde hace años, manifestó que la situación estaría controlada.

“Estamos atentos con los equipos de emergencia y comunicados con la Gobernación y la Onemi, en caso de que tengamos inconvenientes para poder dar solución a los requerimientos de los vecinos allá en el sector alto (...) Forraje principalmente si, de hecho, teníamos ya dispuesto un camión porque los vecinos efectivamente estaban solicitando ayuda de la municipalidad para retirar forraje, pero no a raíz del tema de las nevadas, sino que es un tema que estaba coordinado incluso desde el jueves de la semana pasada”, manifestó.

Otro hecho relacionado con la dificultad de acceso a algún lugar producto de la nieve caída, ocurrió en Nevados Chillán, donde bomberos de Recinto y Pinto no pudieron llegar hasta el sector de la telesilla el Otto que se vio afectada por un incendio que dañó parte del equipamiento de las patrullas, según dio cuenta el alcalde Sergio Zarzar.

“En la parte baja está el equipamiento de la telesilla el Otto y los motores y todo lo demás. Pero el incendio fue en la parte superior, donde se quemaron dos bodegas donde, en una, se guarda equipamiento para las patrullas y, en la otra, repuestos para la silla el Otto que son de goma. Entonces, por eso el fuego alcanzó la parte superior solamente, no afectando la telesilla. No llegó el fuego en ningún momento a la parte inferior”, explicó la máxima autoridad chillaneja.