Chillán: 180 microbuses salieron de las calles desde las 15.30 horas

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Fernando Villa

Conductores de taxibuses de Chillán se sumaron este lunes a la paralización convocada a nivel nacional por el gremio, desde Calama hasta Temuco.

Adhirieron a la convocatoria  choferes de 180 micros que corresponden a  las líneas 1, 2, 3, 4, 6 y 7, las cuales dejaron de entregar el servicio a partir de las 15.30 horas para exigir cambios en la legislación laboral vigente, específicamente en lo referido en el artículo 25, en relación a las horas efectivas al volante.

“Esta es una medida a nivel nacional de las asociaciones de transporte afiliadas a Conabus, que es nuestra confederación gremial nacional. La idea es por hoy cumplir solamente con la jornada laboral de los conductores. Estamos pidiendo a nivel de la confederación en Santiago que se modifique la legislación laboral vigente, en cuanto al artículo 25, y que solamente se nos computen las horas efectivas al volante. Hoy a nuestros conductores, el espacio de descanso que tienen entre una vuelta y la otra, que de repente varía entre 30 a 50 minutos, hoy día también se cumputa y se suma como hora de trabajo. Entonces, si nosotros nos acomodamos a la normativa laboral terminaríamos a las 3 de la tarde”, expresó el presidente de la Agrupación de Taxibuses Urbanos de Chillán, Humberto Llanos.

El dirigente agregó que en Chillán surge además otro problema, la escasez de conductores. 

“Chillán y otras ciudades similares no tienen los suficientes conductores para hacer un segundo turno y por eso queremos presionar para que se genere una mesa de trabajo entre transporte de nuestro gremio y la ministra del Trabajo, con el objetivo de conseguir las horas efectivas al volante de los conductores”, explicó.

Igualdad de condiciones
Agregó que “la idea es tener igualdad de condiciones que los servicios de buses interurbanos, en que solo se les computa las horas efectivas al volante. Esperamos que esta mesa sea la próxima semana. En transporte la idea no es hacer movilizaciones, pero lo de hoy fue una medida de presión para apurar una reunión con la ministra del Trabajo en Santiago”, explicó Llanos. Desde el gremio lamentaron los inconvenientes que la paralización pudo presentar y llamaron a la comprensión de los usuarios.