Día histórico: Bachelet promulgó la Región de Ñuble

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: La Discusión

2004 Bachelet promete a los 21 alcaldes de Ñuble la creación de la región, tras desfile del 20 de agosto en Chillán Viejo. 2005 la presidenta firma el proyecto de ley confeccionado por la Subdere, que en septiembre envió al Congreso. 12 meses tendrá la nueva Región de Ñuble para completar su proceso de instalación

“Quiero saludar con un gran abrazo a los ñublensinos y ñublensinas que están presentes en un acto histórico como este. Tenía que desarrollarse aquí, y no en Santiago”, dijo la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, al iniciar su discurso ante 2.300 personas que repletaron la Casa del Deporte durante la ceremonia de promulgación de la ley que creó la Región de Ñuble y las provincias de Itata, Diguillín y Punilla. 

La Jefa de  Estado arribó puntualmente a las 19.00 horas, y a su ingreso al recinto deportivo afirmó estar “muy feliz de estar en Chillán para dar inicio a la que esperamos sea una gran región”. 

La alegría era desbordante, y así se lo hizo saber el público a la Mandataria, que fue recibida con gritos de júbilo y aplausos de agradecimiento por cumplir una promesa de campaña realizada en 2013, y que comenzó a concretarse hace exactos dos años, cuando firmó el proyecto de ley. 

Previo a ello, en 2014, los jefes comunales desfilaron en Chillán Viejo, con un lienzo alusivo al plan de autonomía ñublensino, hecho que recordó Bachelet en su alocución. 

“Los 21 alcaldes, el 20 de agosto de 2014 marcharon pacíficamente solicitando que se creara la región, y yo les respondí positivamente (con el pulgar hacia arriba), en una clara señal que estaba comprometida con ustedes. Al año siguiente firmamos el proyecto para que fuera enviado al Parlamento, y aquí estamos, dos años después, la misma mesa, los mismos invitados - o casi -  para celebrar y festejar, porque hoy Ñuble es región”, afirmó la Mandataria. 

Minutos antes de la intervención de la Jefa de Estado, el coro de la UBB acompañado de la Orquesta Juvenil de San Nicolás, dieron inicio a la ceremonia con una emotiva entonación del Himno Nacional, anticipando una jornada que perdurará por siempre en la historia de la naciente región. Representantes de las 21 comunas ingresaron mientras se escuchaba una reseña de las particularidades geográficas, turísticas y productivas de cada una de ellas. 

Luego, un video de 5 minutos resumió el proceso, desde los pasos iniciales del Ejecutivo, hasta la exitosa tramitación legislativa. 

“Este ha sido un camino arduo. Lo que juntos nos propusimos, juntos lo cumplimos. Cuánto trabajo, cuánto diálogo para aunar voluntades. No fue fácil, hubo que hacer estudios y justificar como corresponde la necesidad de concretar esta ley, y esta nueva región que ya es una realidad (...) quiero reconocer en el Comité Ñuble Región, el ímpetu de todos por trabajar con unidad, generosidad y por no bajar nunca los brazos”, agregó Bachelet, aludiendo a la entidad ciudadana que hace 20 años dio vida al sueño de transformar a las 21 comunas ñublensinas en la decimosexta región del país. 

“Antes de llegar acá, el intendente del Bío Bío, Rodrigo Díaz, me recordó que el lema de ustedes era Ñuble Región, bueno, ahora dice Región de Ñuble”, reiteró la Mandataria, momento en que nuevamente los asistentes aplaudieron con ímpetu, al ser testigos directos de la concreción del desprendimiento político administrativo de la zona penquista. 

Descentralización efectiva

Bachelet no desaprovechó la oportunidad para explicar los pasos gubernamentales que prosiguen en el proceso de instalación de la Región de Ñuble, además de destacar los avances de descentralización logrados en su mandato. De hecho, su oratoria estuvo marcada por contundentes elementos anti-centralismo. 

“Con la ley vigente, la región tiene una calidad jurídica, y ahora se trata que sean creados los organismos correspondientes del Gobierno Regional, y de todo el sector público. Me contaban que ya tienen himno, y eso prueba que han avanzado”, dijo entre risas, corroborando la alegría que sintió al ser la impulsora definitiva de la nueva región. 

“¿Qué viene ahora? Lo primero es la transición, porque la concreción de la nueva región no se puede hacer de la noche a la mañana. Eso se traduce que una vez publicada la ley, comienza el plazo de un año para ir tomando todas las medidas, por ejemplo, designar un delegado (a), para apoyar la instalación de la nueva región, en las tres provincias de Punilla, Itata y Diguillín. Además se debe traspasar personal, y crear los nuevos puestos que dispone la ley. Se deben hacer las coordinaciones necesarias, entre los ministerios, las secretarias regionales, y de los distintos servicios públicos para que lo nuevo, no se convierta en obstáculo para seguir haciendo las cosas”, aseveró. 

Tampoco omitió uno de los puntos que generó mayor controversia durante el proceso, y que incluso mantuvo en alerta a la industria pesquera penquista: la zona contigua marítima entre Bío Bío y la nueva unidad territorial ñublensina. 

“Hay un punto bien especial en materia pesquera a considerar para que las autorizaciones (de extracción de recursos marítimos) que rigen en la región madre, tengan plena vigencia en la nueva región”, destacó Bachelet, aclarando que las zonas de producción pesquera serán compartidas entre Ñuble y el remanente del Bío Bío marítimo (Arauco y Concepción). 

Lo que viene

El año que fijó el Ejecutivo para la instalación regional proseguirá con la conformación del resto del aparataje público estatal, explicó la Mandataria. 
“Una vez cumplido este primer año,  se debe constituir el Consejo Regional (CORE), hacer los traspasos de recursos desde el Fondo Nacional de Desarrollo Regional  (FNDR), y el próximo gobierno deberá designar al intendente regional y a los tres gobernadores. Y permítanme decir algo: yo espero que esa sea la última ocasión en que así ocurra y que la futura autoridad regional sea de una buena vez elegida por los ciudadanos de Ñuble y no decidida en un escritorio de Santiago”, manifestó la Presidenta, en un claro mensaje al Parlamento, donde se discute el traspaso de competencias a los gobiernos regionales.

Esas palabras, volvieron a ser acompañadas de un estruendoso aplauso, en una sintonía con el público que se mantuvo durante toda la ceremonia. 

“Por eso digo que cuando empiece la región, si no ha habido todavía la posibilidad de tener elecciones, vamos a tener que designarlo (al intendente), pero va a ser la última vez que ocurra (...) quiero señalar con mucha fuerza que crear una nueva región no puede ser un asunto meramente administrativo y financiero. Eso es importante, claro está. Pero una región viva, lo es, por sobre todo, por sus comunidades. Por eso, la confección de los nuevos organismos, y la definición de las políticas públicas para la nueva Región de Ñuble, es rol de todos ustedes. El rol de los ciudadanos y ciudadanas, es fundamental, porque la participación democrática en el proceso que hoy se inicia, es clave para edificar las instituciones y sean legitimadas desde  su propio inicio”, prosiguió

Bachelet, en alusión a los procesos de participación ciudadana que acompañarán la instalación, entre ellos, diálogos ciudadanos, además de la sistematización de los datos obtenidos a través del funcionamiento de la “Mesa Técnica (público-privada) por la Región de Ñuble”, la cual ha recogido el sentir de comunidades de las tres nacientes provincias, y que tiene como finalidad ir diseñando la futura Estrategia Regional de Desarrollo (ERD). 

Bachelet, en todo momento, hizo partícipe a los asistentes, y continuó: “La propia historia de la ley es un ejemplo. De cómo una comunidad vigorosa es capaz de llevar adelante una iniciativa de tanta importancia. Yo quiero invitar a los ciudadanos de Pinto, Ránquil, Cobquecura, Quillón, y de las 21 comunas de Ñuble, a hacerse partícipes de su propio Ñuble, porque una región, es por sobre todas las cosas, la vitalidad de su gente”, dijo para volver a integrar a la gente a su discurso: “Amigas y amigos. El nacimiento de esta nueva región no es un hecho aislado. Durante los últimos años, entre muchos hemos ido corriendo los cercos que impone el centralismo. Aún más, a principios de año logramos reformar la Constitución para que la máxima autoridad regional fuera elegida democráticamente. Aunque hubiéramos querido que esa elección coincidiera con el actual ciclo electoral, ello no será posible, pero estoy segura de que el Congreso Nacional aprobará el proyecto de ley que habilita la elección, permitiendo que en el siguiente período electoral sean las comunidades regionales las que decidan quién liderará el Ejecutivo Regional. Y esa será la culminación de un proceso que no puede detenerse, porque constituir poder en la regiones, es un objetivo permanente (...) hemos ido de a poco descentralizando el país, primero con los gobiernos regionales, luego, con un aumento significativo de la inversión pública en las propias regiones, y con la elección directa de los consejeros regionales”, recordó la Mandataria. 

Violeta Parra

Bachelet siguió ganando aplausos al nombrar a una de las artistas más populares del país, nacida en tierras sancarlinas: “No basta con ser región. Hay que tener la capacidad, la fuerza, las atribuciones, competencias para que ustedes puedan tomar su destino en sus propias manos. Hoy celebramos que Ñuble es región, gracias a su historia y a su gente. Celebramos a Ñuble Región justo en el centenario del nacimiento de Violeta Parra, que es de esta tierra, y una mujer que nos enseñó que no hay obras imposibles, que el sentimiento todo lo puede. Y esta región nace de  esa convicción, de ese sentimiento profundo, de ese sueño colectivo que hoy vemos por fin materializado”, dijo emocionada Bachelet, instantes antes de concluir su discurso con las siguientes palabras: “Un abrazo fraterno para todos los que han hecho posible que la Región de Ñuble hoy sea una realidad. Muchas gracias a todos ustedes.  ¡A celebrar porque ya son una región!, exclamó Bachelet, seguida por los gritos de alegría de los asistentes provenientes de las 21 comunas de Ñuble. 

De hecho, algunas de las delegaciones desplegaron lienzos que se visibilizaban desde todo el gimnasio. Algunas de estas fueron Chillán Viejo, San Carlos, Quirihue, Ránquil y Bulnes. 

Firma presidencial 

Tras emitir sus últimas palabras a los presentes, llegó el momento esperado desde 1997. 

En la misma mesa en que fue firmado - en la Sala Schaefer -  el proyecto de ley, en 2015, fue convocado a estampar su rúbrica, en primera instancia, Luis Felipe Céspedes, ministro de Economía; Jaime Campos, ministro de Justicia; y el ministro del Interior, Mario Fernández. Luego, la firma final con la que nueva unidad político administrativa es creada oficialmente por el Ejecutivo, siendo la Presidenta Bachelet quien quedará en la historia por haber creado bajo su mandato la Región de Ñuble, además de las regiones de Los Ríos; y Arica y Parinacota, en 2007. 

Alegría desbordante

Instantes después, en uno de los costados del escenario comenzó un show musical a cargo de la banda Los Jaivas, cuyos integrantes, en menos de 10 años, volvieron a ser testigos directos de la creación de una región: habían participado en la ceremonia de Arica. Bachelet, los senadores Víctor Pérez (UDI), Felipe Harboe (PPD), Alejandro Navarro (PAIS); los diputados Jorge Sabag (DC); Carlos Abel Jarpa (PRSD) y Loreto Carvajal (PPD), además del ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza; Hugo Dolmestch, presidente de la Corte Suprema, y los 21 alcaldes de Ñuble, además de otras autoridades, entre ellas, el intendente de la región madre, Rodrigo Díaz (DC) y el subsecretario de Desarrollo Regional, Ricardo Cifuentes (DC), festejaron animadamente al ritmo de las populares canciones del grupo, sellando la finalización de una jornada que no será olvidada fácilmente por los presentes (ver notas siguientes), y que coronó una aspiración ciudadana que fue fielmente representada por ñublensinos que acompañaron el estrado presidencial, entre ellos, un huaso y campesino, que desde ayer serán embajadores de una nueva unidad territorial: la Región de Ñuble.