24 servicios que no existen en Ñuble aterrizarán en Chillán

Once seremías, bajadas locales de los ministerios, comenzarán a operar a partir de septiembre de 2018 en el territorio En tanto, planta del GORE será la más reducida de país, igualando a la de Arica y Parinacota

Mientras se discutía en el Congreso la ley que crea la Región de Ñuble, la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere) comenzó a elaborar un documento que detalla paso a paso cómo será el proceso de instalación de la nueva unidad administrativa del país.

En este trámite, la futura capital regional, Chillán, tendrá mucho que decir, ya que si bien la nueva unidad administrativa pretende estrenar nuevos conceptos descentralizadores (no concentrando todo en la ciudad principal y potenciando las cabeceras provinciales: Bulnes, San Carlos y Quirihue); igualmente la actual capital provincial recibirá a la mayoría de los servicios que hasta ahora, solo existen en Concepción.

El informe de la Subdere, confeccionado durante enero pasado por la Unidad de Análisis Territorial del Departamento de Estudios y Evaluación de la División de Políticas y Estudios de la Subdere, a cargo de la profesional Viviana Betancourt; contempla cinco etapas generales de instalación: diagnóstico, análisis de la estructura del Estado, identificación de instrumentos de planificación requeridos y prioritarios, etapa de instalación institucional y actividades del proceso de instalación de la región.

Sin bien algunas de las etapas previstas en el documento ya están en pleno desarrollo, como una forma de adelantar trabajo, el fuerte de su concreción se ejercerá a partir de este lunes, luego que este sábado se promulgara la ley que crea la Región de Ñuble, y en los próximos días esta sea publicada en el Diario Oficial.

Durante la etapa de diagnóstico, lo primero que se realizará será un catastro e identificación de todos los inmuebles fiscales existentes en el territorio de la nueva región, lo que tiene por objetivo principal pesquisar los con uso factible de optimizar y que tengan vocación y funcionalidad para instalar servicios públicos.

Nuevas reparticiones
A Chillán y Ñuble llegarán 24 servicios públicos que hasta ahora no tienen presencia en el territorio, 11 de ellos correspondientes a secretarías ministeriales regionales (bajada local de los ministerios en cada una de las regiones de Chile): Chiledeportes, Conadi, Corfo, Dibam, Dirección Obras Portuarias, Fiscalía Regional, Ministerio Medio Ambiente, ProChile, Sernam, Sernapesca, Dirección de Arquitectura, Sence, Sernageomin, Segegob, Seremi de Agricultura, Seremi de Bienes Nacionales, Seremi de Transportes, Seremi del Trabajo, Seremi de Desarrollo Social, Seremi de Economía, Seremi de Justicia, Seremi de Minería, Seremi de Obras Públicas y Seremi de Vivienda.

A esto hay que agregar que 26 servicios que actualmente solo existen en Chillán, deberán implementarse a nivel regional y en las tres provincias: Conaf, Consejo de la Cultura, Defensoría Penal, Dirección General de Aguas, Dirección Provincial de Educación, Fosis, INE, Injuv, Instituto de Normalización Previsional, Junaeb, Junji, Prodemu, Registro Civil, SAG, SEC, Senda, Sercotec, Seremi Interior-Gobernación, Sernac, Sernatur, Senama, Sename, Servicio de Salud, SML, Serviu y Tesorería.

Cuatro servicios existen actualmente en Chillán y en una cabecera provincial, Dirección del Trabajo (San Carlos), Dirección de Vialidad (San Carlos), Indap (Quirihue) y SII (San Carlos); un solo servicio existe actualmente en Chillán y en dos cabeceras provinciales, Gendarmería (Bulnes-San Carlos), y dos servicios están presentes en Chillán y en las tres cabeceras provinciales, Hospital (Bulnes-Quirihue-San Carlos); Instituto de Previsión Social (Bulnes-Quirihue-San Carlos).

Planta “reducida”
Cuando se votó en la Comisión de Gobierno Interior de la Cámara de Diputados el artículo 3 de la ley que crea la Región de Ñuble, que fija las plantas de personal de los servicios administrativos del Gobierno Regional (agregando el numeral 16 a la Ley 19.379); se generaron ciertos resquemores entre los miembros de la instancia parlamentaria.

Entre las dudas de los diputados estuvo la diferencia que habría con la planta de Bío Bío, una vez separadas ambas regiones (y por consiguiente, la posible “dotación excesiva” de cargos); y los traspasos de personal de un territorio a otro.

Para despejarlas, se solicitó al Ejecutivo la elaboración de un cuadro comparativo, minuta técnica que fue elaborada por la Subdere, y que dio cuenta de la actual dotación de la Región del Bío Bío (incluidas las leyes 19.379 y 20.035, que agregó un jefe de división y cuatro funcionarios de planta), la cual alcanza a las 69 personas, la cuarta más grande del país (para una población de 2.114.286 personas), después de la Región Metropolitana (94), Valparaíso (82) y Los Lagos (73). Los 69 actuales cargos en Bío Bío corresponden a jefes de División, jefes de Departamento, directivos, profesionales, técnicos, administrativos y auxiliares, mismos que se implementarán en Ñuble, pero en menor cantidad.

Para la nueva Región de Ñuble el proyecto de ley propone la misma planta de Arica y Parinacota, que tiene 239.126 habitantes (45 funcionarios), la más pequeña del país, ya que las que le siguen alcanzan las 55 personas (Tarapacá, Antofagasta, Atacama, Coquimbo, O’Higgins, Araucanía y Los Ríos). Es decir, Ñuble, que tendrá más habitantes que tres de las regiones antes nombradas (cerca de 500.000 personas), contará con menos funcionarios de planta en el Servicio de Gobierno Regional.

Eso sí, la misma minuta da cuenta que este número podría llegar a 51, ya que el artículo quinto transitorio del proyecto dispone que el Ejecutivo podrá traspasar, en un período de un año desde la promulgación de la ley, hasta seis funcionarios desde el Gobierno Regional del Bío Bío a Ñuble. De esta manera, Bío Bío remanente quedaría con una planta conformada por 63 personas, manteniendo su actual cuarto lugar nacional en cuanto a tamaño de plantas funcionarias.

Es decir, la diferencia de funcionarios entre Bío Bío remanente y Ñuble será de 24 personas (69 versus 45), mientras que si se traspasa el máximo que dispone la iniciativa (seis personas), ésta bajará a 12 funcionarios (63 versus 51).

Diguillín: “Bulnes debe ser el epicentro de la integración”

Bulnes, futura capital de la Provincia de Diguillín (que contempla, además, a Chillán, Chillán Viejo, San Ignacio, el Carmen, Yungay, Quillón, Pinto y Pemuco), tiene un pasado como cabecera departamental. Pese a ello, según su alcalde, Jorge Hidalgo, “como comuna estamos bastante atrasados en relación a infraestructura, atracción de inversiones y obras viales. Sin duda que como capital provincial de Diguillín cambia todo lo anterior. A partir de este hecho son mayores las expectativas que nos surgen como bulnenses, ya que se nos entrega una gran oportunidad de desarrollo comunal, social y urbano, que nos permitirá atraer nueva inversión tanto pública como privada”, sostuvo.

Actualmente, las necesidades de la comuna pasan por un nuevo hospital, un nuevo edificio consistorial, oficinas para atender las nuevas direcciones provinciales, mejorar los accesos a la ciudad, mayor cobertura de locomoción, mejor conectividad territorial y vial; así como más calles pavimentadas, pavimentación de caminos rurales y mejoramiento de puentes.

“Ser capital es una oportunidad para generar una centralidad urbana, que nos permita albergar un subcentro diverso, con servicios públicos, comercio, jardines infantiles, áreas verdes y viviendas de todo tipo, que le permitan a todas las personas sentirse integradas social y funcionalmente”, sostuvo el alcalde.

Punilla: hospital más especializado y universidad

En San Carlos esperan con ansias que comience a operar la nueva división político administrativa, que reunirá en la Provincia de Punilla a la citada comuna (capital), San Nicolás, San Fabián, Coihueco y Ñiquén.

“Nosotros fuimos departamento y tuvimos una Gobernación. El edificio está ahí, nos gustaría arreglarlo, pues nosotros teníamos ahí a la Dideco y a los juzgados de Policía Local. Quizás habría que hacerle un tercer piso, pero en general, ya nos habíamos preparado para lo que viene. Hace un año se inauguraron las nuevas dependencias de Carabineros; viene la licitación para la construcción del edificio de la PDI, logramos recuperar el SII, etc.”, manifestó el alcalde de la futura capital provincial, Hugo Gebríe.

El jefe comunal está esperanzado, además, en que el trabajo que se está haciendo para lograr el paso fronterizo Minas-Ñuble,  dinamice la actividad comercial de la nueva provincia.

“No estamos empezando de cero como otros, pero sabemos que tenemos que luchar por un hospital aún más especializado y porque una universidad se instale con algunas carreras, que es una de nuestras principales falencias”, comentó el alcalde, quien también anhela poder albergar como provincia a seremías como la de Agricultura.

Itata: “Esperamos contar con el CFT estatal de la región”

En la Provincia de Itata, integrada por Cobquecura, Ninhue, Trehuaco, Coelemu, Portezuelo, Ránquil, y su capital, Quirihue; apuestan por la capacidad instalada que les da el hecho de haber sido capital departamental.

“En nuestra comuna ya está licitado el estudio para un nuevo edificio consistorial, lo que dejaría a las actuales dependencias liberadas una vez que la nueva región entre en vigencia, mismas que en el pasado albergaron a la Gobernación San Carlos-Itata”, resaltó el alcalde, Richard Irribarra.

Respecto de los desafíos que advierten de cara a convertirse en provincia, manifestó que la prioridad de la ciudad capital es que “el hospital vuelva a ser de primera categoría, con especialidades, lo que beneficiará a las siete comunas de la provincia. También requerimos infraestructura vial. Recién estamos empezando, pero lo importante es trabajar en conjunto con todas las comunas, de manera transversal”, manifestó el jefe comunal, quien adelantó que hay algunas obras que ya comenzaron, y que le darán otro rostro a la futura capital provincial, como la remodelación del mercado municipal y de la plaza.

“El hecho de convertirnos en provincia seguramente impulsará la consecución más rápida de estos proyectos”, dijo, agregando que espera que se concrete el compromiso de instalar el CFT estatal de la Región de Ñuble en Quirihue.