Capital social para Ñuble

Se van a cumplir dos años desde que la Presidenta Michelle Bachelet firmó la iniciativa de ley para convertir a Ñuble en Región. En aquella oportunidad, la Sala Schäfer fue el escenario de un acto sobrio al que asistieron solo 260 personas. Mañana, en cambio, serán unas 2 mil personas las que asistan a la promulgación de la ley que crea la nueva unidad político-administrativa y podrían haber sido bastante más si el lugar escogido hubiese sido la explanada de la Gobernación. Un acto al aire libre, masivo y festivo, como se hizo en Los Ríos y Arica. 

Pero los pronósticos meteorológicos dijeron lo contrario. Tendremos lluvia el fin de semana y por eso la firma de la ley se realizará en la Casa del Deporte, el antiguo recinto céntrico que se distancia bastante de la categoría que se podría esperar para una ceremonia de esta trascendencia y la investidura de quien la encabeza.

¿Podría haber sido el Teatro Municipal? Desde el punto de vista arquitectónico y confort, ciertamente, pero su capacidad es de 1.300 personas, mientras que el recinto deportivo puede superar las 2 mil. Finalmente, la empatía con las expectativas ciudadanas se impuso a las consideraciones protocolares. Fue una decisión acertada, como también invitar a representantes de la sociedad civil de las 21 comunas de la futura Región. 

Tal como lo expresaban días atrás en este diario diversos actores locales, la instancia representa, por su contenido y épica, una especial oportunidad para empoderar a la ciudadanía en las tareas que se aproximan y que se entrelazan con la instalación de la naciente unidad territorial que comenzará a funcionar en régimen dentro de un año. 

Se trata de un tema no menor, pues durante todo el proceso que nos llevó a convertirnos en Región, el capital social fue siempre un eslabón debilitado, sobre todo cuando nos comparamos con la creación de Los Ríos. Pero la identificación de la ciudadanía con este proceso es un estado que puede cambiar y así al menos lo demuestra el interés que se palpita ante la próxima promulgación de la ley. 

Es de esperar que el encuentro ciudadano que se dará en torno a la ceremonia que encabezará mañana la Presidenta de la República, sea también un hito que marque el inicio de una nueva etapa en la construcción del capital social que Ñuble tanto necesita. 

Un gran paso daríamos si cada uno de los ñublensinos entendiera los beneficios de interactuar en un conjunto de redes, con vínculos de confianza entre cada uno de nosotros, los representantes a los que hemos delegado poder y las instituciones que integran. 

Existe acuerdo entre los especialistas en considerar que cuanto más capital social posee una sociedad, más factores tiene a favor para ser desarrollada. Las sociedades con mayor capital social son más prósperas y se fundamentan sobre bases más sólidas que las que carecen de él. Por lo mismo, la relación entre capital social, crecimiento y desarrollo de la nueva región es un tema que debe seguir preocupándonos, pues mientras más capital social exista, Ñuble y sus 21 comunas serán capaces de crecer en diferentes aspectos que potenciarán un mayor desarrollo económico y bienestar para sus habitantes. En la nueva región, nadie sobra.