Municipio cuestiona pericia de equipo a cargo del Pladeco

Campus Concepción se hizo cargo del proyecto para desarrollar la nueva carta de navegación de la ciudad. La entidad universitaria tiene un plazo de seis meses para entregar el informe.

“En el Pladeco (Plan de Desarrollo Comunal)  se ha avanzado, pero a lo mejor no en el ritmo que uno quiere ni en la forma que uno quiere”, es la frase del alcalde Sergio Zarzar que refleja la molestia que existe en el municipio chillanejo respecto del trabajo que realiza en la ciudad el equipo consultor contratado para generar la nueva carta de navegación comunal.

Las críticas se dirigen en contra del equipo de la Universidad del Bío-Bío Campus Concepción que ganó en marzo la licitación pública convocada por la entidad edilicia con el fin de renovar la matriz de proyectos de la ciudad para los próximos seis años.

Para el período 2018-2023 el gobierno local requiere un marco conceptual e iniciativas para enfrentar los próximos desafíos de la ciudad como capital de Ñuble y como centro de operaciones del territorio circundante, que apuesta por ser una gran área metropolitana.

Para concretar ello el municipio, con recursos del FNDR, contrató los servicios de la UBB, a la que pagará $51 millones, siendo el plazo estipulado de entrega de informe final seis meses, contados desde abril pasado.

No obstante la municipalidad advirtió en los últimos días que la carta de navegación comunal para el sexenio no estará disponible en las fechas previamente definidas, y además existen dudas respecto de la calidad del proceso, y por lo tanto, del trabajo definitivo.

Es por ello que desde el municipio enviaron consultas a la UBB advirtiendo de las aprensiones que existen entre funcionarios municipales que han participado en las audiencias de análisis del Pladeco, la última de ellas la semana pasada.

En sesión de Concejo Municipal el alcalde Sergio Zarzar afirmó que no descarta que se pueda eventualmente decretar la rescisión del contrato, dado los eventuales incumplimientos o falencias que han sido advertidas en la metodología utilizada por el equipo asesor,  como en la eventual carencia de competencias técnicas de algunos relatores.

“No me voy a adelantar, porque veo que esto tiene posibilidad de ser enmendado”, recalcó el jefe comunal, a la vez que reconoció las conversaciones de alto nivel materializadas con la UBB para modificar el ritmo del proceso.

El concejal Camilo Benavente también destapó los eventuales problemas metodológicos del equipo asesor y expresó: “me llamó la atención que en las sesiones no hubiera alguien tomando nota para realizar un acta. Además existen incumplimientos en las horas de inicio de los talleres y vemos que hay falta de pericia de los relatores que deben conocer al revés y al derecho la administración municipal o al menos eso es lo que uno espera”.

Agregó que funcionarios municipales que participaron en algunos talleres se quejaron de carencia de información básica sobre procedimientos internos y de la realidad comunal.

Benavente agregó que en general “uno espera más de un equipo universitario y hasta el momento parece que no son los más aptos para realizar un trabajo tan relevante como el que se viene para la ciudad. Esperamos que puedan mejorar”.

Según el cronograma de trabajo, la próxima semana tiene que ser entregado al municipio un nuevo informe de avance, con mayor nivel de detalles sobre la matriz de proyectos, que posteriormente será presentado a la comunidad a través de una serie de asambleas ciudadanas.