"El Estado no puede permanecer como espectador"

El delegado provincial de Educación, Hernán Álvarez, manifestó su preocupación por la situación que viven algunos municipios de Ñuble respecto a las deudas que arrastran con sus profesores.

La mayoría de ellas corresponde por no pago del bono con cargo a la Subvención Adicional Especial (SAE), exclusivo para mejorar las remuneraciones de los docentes y que muchos municipios interpretaron que podían usar para otros fines dentro del sistema educativo.

El caso más grave es el que afecta al alcalde de Bulnes, Jorge Hidalgo, quien tiene una orden de arresto que fue ratificada por la Corte Suprema por motivo de una deuda que alcanza los $883 millones con 140 docentes y que podría sentar un precedente para más jefes comunales de la zona.

A juicio de la autoridad provincial, el gobierno debería asumir un rol más participativo en la solución de este conflicto que afecta a los entidades edilicias.

“A mi me parece que el Estado no puede permanecer como espectador. Si bien es cierto que esto está radicado en la administración del sistema y el responsable es el alcalde, no es menos cierto que los recursos del sistema central, que tienen que ver con las subvenciones y el fortalecimiento de la educación pública, sean un tema que como gobierno tenemos que asumirlo y buscar algún mecanismo de solución”, opinó a Radio LaDiscusión, 94. 7 FM.

Desde la Dirección provincial de Educación están conscientes del problema e incluso han sostenido reuniones para evaluar cada caso.

“Para mi no es tan simple que un alcalde se vaya preso, ya que él representa a la comunidad. Esto involucra también del Estado, ya que el sistema de administración municipal es parte de él. Me he reunido los últimos días con Jorge Hidalgo y con todos los alcaldes en situación similar por los problemas con el bono SAE y fallas de la administración en periodos anteriores, por lo tanto, no podemos estar indolentes”, dijo.

Álvarez emplazó al resto de las autoridades a tomar cartas en el asunto y evaluar posibles soluciones para evitar a futuro repetir estos conflictos.

“Me preocupa que los parlamentarios, quienes tiene que ver con una responsabilidad en el presupuesto de la nación, no hayan tomado cartas en el asunto y pudieran pedir del Ejecutivo que en el presupuesto del próximo año se construya una glosa donde se contemplen recursos para poder resolver esta situación que se vive con tanto dolor(…) Ellos pueden conversar con las autoridades, con el ministerio y la presidenta para establecer algo especial y tratar este tema”.