Ñuble exhibe falencias en servicio y hospitalidad turística

"En Coelemu, que forma parte de la Zona de Rezago, estamos potenciando el turismo” (Walter Hernández, Cámara de Comercio y Turismo de Coelemu) "La forma cómo uno tiene que atender al cliente es la clave de todo” (María Orellana, empresa de kayak en Taucú) Tenemos problemas con el servicio, pero constantemente nos estamos capacitando” (Erick Fernández restaurante el puerto de Buchupureo)

Debilidades en el servicio y en la hospitalidad presentada mientras se entrega éste, son los problemas que aún persisten en el rubro turístico de Ñuble, admiten los propios operadores locales.

Desconocimiento en las técnicas de administración de negocios, desmotivación, alta rotación de los colaboradores que trabajan en los establecimientos, entre otros, son algunos factores que influyen en la calidad de las prestaciones y en cómo son evaluadas por los visitantes.

Una de las zonas con potencial turístico en la provincia es el Valle del Itata y pese a ese gran valor, aún no se ha explotado sus bondades; así lo entienden sus propios empresarios.

“El área principal que debemos potenciar es el de los servicios; en nuestra zona nos falta mejorar la oferta de alojamiento, que es algo que nunca se había hecho pero que creemos que es necesario, sobre todo en lugares importantes como Guarilihue en donde tenemos vinos ancestrales, además de sectores de playa por ejemplo”, explicó Walter Hernández, vicepresidente de la Cámara de Comercio y Turismo de Coelemu.

Por su parte María Orellana, dueña de una empresa que ofrece recorridos en kayak en el río Taucú  de Cobquecura, confiesa que debe resolver el tema de la atención al público en su naciente emprendimiento.

“Llevo recién tres años y creo que eso nos falta afinar aún, en saber cómo tratar y atraer al turista y mantenerlo, porque como la actividad es estacionaria la temporada solo dura unos meses”, señaló.

Para Erick Fernández, dueño del Restaurante El Puerto ubicado en el sector de Buchupureo en Cobquecura, la alta rotación de los colaboradores de su negocio le ha impedido formar un equipo consolidado y capacitado que permita entregar un servicio de calidad a los clientes.

“Hemos tenido inconvenientes en encontrar y formar un grupo idóneo que sea profesional en el tema; en eso tenemos que trabajar”, añadió.

Capacitación

Aproximadamente un centenar de operadores turísticos y funcionarios municipales del rubro, pertenecientes a la Provincia de Ñuble, se reunieron ayer en el Salón Prat de la Gobernación para participar del taller “El espíritu de la hospitalidad” convocado por el Servicio Nacional del Turismo (Sernatur) Ñuble.

La encargada de la repartición pública, Alejandra Melgarejo, explicó que constantemente están organizando capacitaciones y asesorías en temas referidos a la calidad en los servicios de la industria.

“Es muy importante que el líder de un equipo esté en conocimiento de estos temas para que vaya reforzando el trabajo, pero sobre todo el personal que se vincula día a día con el turista, que es donde se presentan los hechos conflictivos (...) La hospitalidad es un tema que siempre debemos estar repasándolo; pero aparte de la calidad humana, siempre nos mantenemos preocupados de los nuevos conceptos y desafíos que van presentándose en el camino”, aclaró la funcionaria y enfatizó que en la alta asistencia de ayer se hicieron presentes operadores de destinos consolidados y los emergentes.

Si bien Alejandra Melgarejo reiteró que Chillán y Ñuble siempre han sido bien catalogadas en términos de acogida, afirmó que es necesario potenciar ese patrimonio.

Educación

“Estas debilidades que mencionamos en cuanto al servicio y a la hospitalidad, se repiten en Ñuble y en todo el país, es una realidad de la cultura chilena(...) para el estándar nuestro estás bien, pero cuando hablamos de estándares internacionales la cosa cambia; es por eso que el objetivo del taller fue transmitir y transferir actitudes, técnicas y conocimientos que permitan fortalecer la atención al turista; por eso trabajamos los temas de actitud, lenguaje corporal y de técnicas de comunicación”, detalló el conferencista René Fischer.

El experto comentó que las herramientas que ofrece no bastan para asegurar la calidad en la atención y trato al visitante si no van aparejadas con motivación y entusiasmo de parte de los operadores turísticos.

Fischer destacó que el territorio de Ñuble presenta características especiales para que se convierta en un polo de desarrollo turístico con un sello propio y único.

“Esta nueva región tiene atractivos turísticos de clase mundial que todavía está como potencial, así que tenemos mucho trabajo por desarrollar”, indicó.