Las reglas que cambiarían nombramiento de notarios

Fue en las Termas de  Chillán, el año 2014, que el Pleno de la Corte Suprema eligió hacer la reunión para desarrollar las XVII Jornadas de Reflexión, donde los ministros del principal tribunal del país acordaron que todos los postulantes a cargos judiciales deben ser sometidos a exámenes de conocimientos, y eso también incluía a conservadores de Bienes Raíces y Notarios.

La idea era que en los nombramientos se fijen “reglas objetivas de selección de los funcionarios, reducir al máximo la discrecionalidad y asegurar la igualdad de oportunidades a los interesados”.

Según el acta, una vez terminado el proceso de preselección se elaborará un informe que se pondrá en conocimiento del ente encargado de resolver, en el que se incluirá la nómina total de los postulantes al concurso, cada uno con el puntaje que haya obtenido. 

Esta es una de las pocas herramientas con que se ha buscado eliminar el “nepotismo” de notarías y conservadurías, ya que estudios hechos por el Gobierno demuestran que tres de cuatro tienen algún vínculo consanguíneo.

Para Nelson Sandoval, presidente del Colegio de Abogados de Chillán, “afortunadamente acá en la ciudad no tenemos ese problema, si uno se fija en las cuatro notarías que tenemos o los titulares no tienen hijos abogados y el que tiene uno (Joaquín Tejos), nunca lo ha llevado a realizar suplencias”.

Diferente es lo que se advierte, por ejemplo en Concepción y Talcahuano, ciudades en la que el apellido Condeza se repite en la conservaduría de Bienes Raíces y notarías de ambas comunas.

Hoy, con la discusión que se ha generado por la creación de 101 notarías en el país, de las que 6 se instalarán en Ñuble, el propio ministro Hugo Dolmetsch, presidente de la Corte Suprema, manifestó la necesidad de modificar los sistemas de selección de notarios y conservadores, escogiendo a las personas más idóneas.

Abogados locales que han realizado suplencias en notarías de la comuna, como Giovani Gotelli y Carolina Poncell, manifestaron a este medio, que “no se requiere mayor capacitación para ser notarios, solo el ser abogados y algunos conocimientos básicos de administración”.

Por tal razón, el mismo Nelson Sandoval admite que, en efecto, hay un masivo interés en la plaza por postular a uno de estos puestos.

“Tal como ocurrió cuando se abrieron nuevos juzgados de Policía Local, fueron muchos colegas (más de 150 según datos de LA DISCUSIÓN) los que postularon porque son cargos que despiertan mucho interés”, dice el jurista, en el contexto de las expectativas que se abrirán si es que en efecto se resuelven mecanismos objetivos de selección de nombres para las codiciadas ternas.

Modernizar las notarías

Otras de las modificaciones esperadas por la comunidad es la modernización de las notarías, en términos de adecuarlo a un sistema tecnológico de punta, que refuerce su seguridad y rapidez en la atención a los usuarios. 

También se espera que se siga adelante con los intentos por lograr que éstas sean fiscalizadas por el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac), para atacar de esta manera, uno de los puntos más criticados, como es el arancel.

Mientras los notarios se justifican diciendo que “los suben porque los aranceles que están fijados por ley son del año 78”, explicó Gotelli, para el senador Felipe Harboe, “la creación de nuevas notarías ayudará a que, por  un tema de libre competencia, las nuevas notarías ofrezcan servicios a menor precio, lo que regulará los aranceles”.