Concejales irán a las Termas para asumir un rol fiscalizador

Absolutamente sobrepasados por los hechos, y además desinformados por lo que sucede en las Termas de Chillán, se encuentra el Concejo Municipal de Chillán, organismo que quiere de una vez por todas asumir un mayor protagonismo y control de lo que ocurre en el predio municipal en Pinto.

El gobierno comunal fue pillado de sorpresa por la tala de bosque nativo que investigó Conaf en la zona de instalación  del nuevo andarivel El Refugio por parte del concesionario, y además no conoció de los cuestionamientos de la Seremi del Medio Ambiente al proyecto de diez edificios en las Termas por parte de ISN, brazo inmobiliario de Cruz Verde, el nuevo controlador de Somontur.

Se suma a ello que desde hace tres semanas los concejales esperan que la municipalidad les entregue una copia del informe de caracterización de las Termas desarrollado por la empresa Inecon en 2007 y que le costó al municipio 50 millones de pesos, el que estaba extraviado.

Frente a todos los antecedentes, precisó el concejal Víctor Sepúlveda,  no queda otra alternativa más que ir a las Termas. “Iremos el martes a ejercer nuestras rol de fiscalizadores y ver qué sabe y qué nos puede decir, en terreno, el administrador municipal del recinto”, dijo.