TC: tres escenarios marcan resolución sobre nueva región

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: LA DISCUSIÓN

Este martes el pleno de magistrados dictaría sentencia sobre el proyecto de la nueva región. Voto del presidente dirime en caso que haya empate en la votación del TC. 

El pleno de ministros del Tribunal Constitucional (TC) tiene en sus manos el futuro de la creación de la Región de Ñuble.

Ello, luego que el Senado despachara a esa magistratura -el 18 de julio pasado- el proyecto de ley que crea además las provincias de Itata, Diguillín y Punilla. 

Es el artículo 93 Nº 1 de la Carta Fundamental el que mandata a ese tribunal  a ejercer un control preventivo de constitucionalidad respecto de aquellos textos legales que incorporan cambios a las normas orgánico constitucionales. 

Así sucedió en 2007, cuando se crearon las regiones de Los Ríos; y Arica y Parinacota. 

El ejercicio se repite 10 años más tarde, pero con una diferencia relativa. 

En el caso del cuerpo legal ñublensino, el TC tiene a la vista algunos escritos de detractores que se oponen a transformar a las 21 comunas ñublensinas en la región número 16 del país. 

Abogados constitucionalistas coinciden en que esa oposición será ponderada por lo magistrados, solo en la medida que efectivamente los argumentos tengan relación con una eventual vulneración de las normas constitucionales. Actúa de oficio, precisan, pero sí observan los escritos tanto a favor como en contra. 

Si se cumplen los vaticinios de los parlamentarios locales, el proyecto no tendría ningún tipo de dificultad en ser aprobado por el TC. 

Tal como lo afirmó el ex ministro de Justicia y ex integrante del TC, Teodoro Ribera, los ministros podrían eliminar “algún párrafo, inciso, o artículo, pero no cae la ley completa”. De hecho, eso sucedió cuando se creó la región nortina. 

A pesar que el TC declaró inconstitucional un inciso del proyecto, no incidió mayormente en la tramitación final, ni tampoco sufrió alteración el itinerario programado por el Ejecutivo, siendo promulgada la ley por la Presidenta Bachelet, en marzo de 2007. 

“La eliminación de ese inciso fue inoficioso porque no tuvo ninguna dificultad. Se aplicaron normas generales. Y es exactamente lo que podría psar ahora”, explica el senador Víctor Pérez (UDI), agregando que los aspectos centrales del proyecto no serán objetados por el pleno de ministros.

“Puede haber algo marginal que el TC considere que no está bien resuelto, no está bien redactado. Pero ahí lo único que pasa es que operarían las normas generales. Ahora, si fuera una cosa de fondo, si la región no pudiera funcionar porque el TC declare una norma inconstitucional, haría necesario un nuevo envío del proyecto de ley al Congreso para resolver ese problema, pero eso es muy difícil que ocurra”, dice Pérez. 

En un hipotético escenario de esas características, el Ejecutivo tendría que reenviar el proyecto a Valparaíso, subsanando las observaciones realizadas por el TC. Tanto el Senado y la Cámara Baja, necesariamente tendrían que votar nuevamente la iniciativa. 

Inciso ariqueño
“Créase la XV Región de Arica y Parinacota, capital Arica, que comprende las actuales Provincias de Arica, y Parinacota, de la Región de Tarapacá. Los límites de las provincias mencionadas se encuentran establecidos en el artículo 1º del Decreto con Fuerza de Ley Nº 2-18.715, de 1989, del Ministerio del Interior”. 

Ese era el artículo 1 del proyecto ariqueño firmado por el ex Presidente Ricardo Lagos cuando firmó el texto legal en 2005. No obstante, al año siguiente, la Presidenta Bachelet introdujo una modificación cuando el proyecto se discutía en el Parlamento: suprimió la segunda oración (la que se refiere a los límites), agregando a ese artículo un inciso segundo que reconocía a la nueva región algunos de los siguientes límites: “Al Norte: el límite con Perú, desde el paralelo del Hito Nº 1 en el Mar Chileno hasta el Hito Nº 80 tripartito de la frontera con Bolivia (..)”. 

En esa oportunidad, el TC falló “que el inciso segundo del artículo 1º del proyecto remitido es inconstitucional y, en consecuencia, debe ser eliminado de su texto”, argumentando “que de los antecedentes proporcionados por el Mensaje con el cual se inició la tramitación del proyecto (por Lagos, en 2005) que se ha reseñado, se concluye que la iniciativa tuvo como único objeto (...) la creación de la XV Región de Arica y Parinacota, razón por la cual, en el artículo 1º del proyecto de ley que en esa oportunidad se envió al Congreso Nacional, como se ha señalado, se dispone que conforman la nueva región las actuales provincias de Arica y de Parinacota, cuyos límites no son otros que los que se encuentran establecidos en el artículo 1º del Decreto con Fuerza de Ley Nº 2-18.715, de 1989, del Ministerio del Interior”.