Más de 3 mil personas asistieron a la Fiesta del Chicharrón

Más de tres mil personas llegaron al Centro de Eventos de la localidad, según el balance realizado por Carabineros de la zona. Los visitantes pudieron disfrutar de las bondades del campo chileno, donde los chicharrones y su gama de productos fueron los protagonistas de la jornada. Además la música folclórica del conjunto “Surco y Semilla” puso la cuota pintoresca a la celebración de índole familiar.

La actividad, organizada por los microemprendedores de la zona  junto al Programa Quiero Mi Barrio del Ministerio de Vivienda y Urbanismo y la Municipalidad de Chillán, hizo sacar cuentas alegres a los vecinos que prepararon los productos. Según señaló el presidente de la Junta de Vecinos del Sector Norte de Quinchamalí, César Vargas, “este año triplicamos los chicharrones y los microemprendedores de la zona vendieron más de mil kilos en conjunto” agregando que “si bien nos resultó todo perfecto sabemos que hay gente que  igual se va desilusionada por la demora en la atención, de igual forma agradecemos la paciencia y ya el próximo año pensamos poder realizar esta actividad en un recinto más grande”, adelantó Vargas en un comunicado.

Por su parte el alcalde Sergio Zarzar, destacó el compromiso de los microemprendedores locales, “me gustaría felicitar esta iniciativa que por segundo año se hace en Quinchamalí, el Centro Nacional de la Greda, con un trabajo maravilloso con manos mágicas de nuestras alfareras. Hoy ha habido una buena organización y se agradece a los microempresarios y a las alfareras que también han hecho lo suyo para que esta fiesta haya resultado bonita”, enfatizó Zarzar.
 
Rescate de nuestras raíces
Mediante el folclore, la artesanía y la gastronomía típica de la zona la “Fiesta del Chicharrón” 2017 veló por el rescate de nuestras raíces. La misa a la chilena a eso de las 13:00 horas fue el puntapié inicial de una exitosa jornada.

Chicharrones, pan con chicharrones, sopaipillas, empanadas, prietas, mermeladas, almuerzos típicos, repostería y ají típico de la zona fueron parte de los productos que deleitaron a los comensales, además la greda negra confeccionada por las manos de las alfareras de la zona, tuvo como siempre una excelente recepción por parte del público.