Comisión aprueba nueva Ordenanza de Publicidad en Chillán

El lunes el documento será votado por concejales en sesión extraordinaria.

El próximo lunes 31 de agosto la Municipalidad de Chillán debe aprobar la nueva versión de su Ordenanza de Publicidad y Propaganda, luego de una extensa tramitación.

El texto original data del año 2010, pero al poco tiempo de su promulgación quedaron en evidencia algunas falencias internas, lo que derivó en que comenzara el año 2015 un proceso de reestructuración.

Ayer finalmente los ediles en comisión lograron llegar a consenso con autoridades municipales respecto del articulado, donde existen algunos elementos que generaron cierta controversia.

Entre los temas sobre los cuales hubo discrepancias figuraba la necesidad de adosar a las solicitudes para instalar letreros publicitarios permisos de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, SEC. 

No fueron pocos los empresarios, sobre todo los de menores ingresos, los que postulaban que una medida de esa naturaleza encarecería las inversiones en publicidad, tesis que fue defendida por algunos ediles.

Sobre el particular parecen no haber dobles lecturas, pues la acreditación eléctrica es una necesidad imperiosa para cualquier tipo de instalación,  más aún cuando está en juego la seguridad de los recintos que son promocionados.

La pretensión de los ediles de descartar incluso fiscalizaciones a locales que no tienen acreditación SEC igualmente quedó desechada y los controles se harán efectivos por personal de la Dirección de Obras.

Durante la sesión se aclaró además que los comerciantes deberán pagar derechos de propaganda al municipio en el caso de que los carteles que exhiban en sus locales tengan efectivamente elementos propios de una difusión, como teléfono, dirección u otros antecedentes del dueño o representante. Quienes dispongan solo el nombre del local no deberían pagar el derecho correspondiente.