Construirán cortafuegos en cinco comunas de Ñuble

Más de 27 mil hectáreas de tierras cultivables fueron arrasadas por los incendios forestales desatados a inicios de año en una decena de comunas de Ñuble.

El siniestro mantuvo en vilo por más de dos meses a la zona y tras ser extinguido, dejó 78 casas destruidas y aproximadamente 500 agricultores con pérdidas económicas.
Con el objetivo de reducir los impactos negativos de los futuros incendios que se produzcan, la Corporación Nacional Forestal (Conaf) Ñuble, está coordinando un plan de creación de nuevos cortafuegos y la habilitación de los que ya existen actualmente, según explicó el jefe provincial Francisco Castillo.

Preparación
Serán al menos cinco las comunas ñublensinas en donde se priorizará la construcción de cortafuegos, debido a que actualmente no cuentan con estas franjas de seguridad.
“Tenemos un abanico de lugares que los tenemos seleccionados por tener algún grado de vulnerabilidad y que queremos priorizarlos, porque no se va a alcanzar a hacer todo en una temporada; esto es un trabajo de más años y empezaremos este 2017 con los más complicados”, indicó.

El encargado de la repartición pública afirmó que por el momento están finalizando los trabajos previos de planificación y coordinación con los diferentes actores de esas ciudades, entre ellos propietarios, empresas eléctricas y municipios, por lo que se excusó de no revelar aún el nombre de todas; no obstante, adelantó que una de ellas será Quirihue.

“Ahí ya tenemos avanzado el tema; hoy nos hemos reunido con el encargado de Emergencias de la municipalidad y le expusimos el plan de protección que tenemos y que requiere el trabajo en conjunto, para que el trazado que se haga de acuerdo al diseño preparado se compatibilice con la disposición de todos”, comentó.

Francisco Castillo aclaró que la idea es dejar establecido previamente el compromiso de los diferentes sectores sociales en que, durante una emergencia, se tendrá la posibilidad de intervenir los trazados de seguridad.

De hecho, el jefe de Conaf Ñuble recordó que en pleno incendio del verano pasado, existieron problemas de acceso a predios en la comuna de Coelemu; sin embargo, el ingreso a ellos para la creación de cortafuegos se justificó por el estado de catástrofe que se vivía.


Con la emergencia de enero se generaron 71 kilómetros de cortafuegos en la Región del Bío Bío; solo en Coelemu la medida de prevención abarcó cerca de 10 kilómetros y un número similar entre Ránquil, Portezuelo y Coihueco.

En estas cuatro comunas, Conaf Ñuble está preparando un trabajo de diagnóstico para evaluar cómo se abordará su restauración.

“Vamos a realizar labores de revisión para ver en qué condiciones se encuentran y qué labores de mantención se tienen que hacer en ellos, ya que estos fueron realizados en contingencia de emergencia”, añadió.

Financiamiento
En cuanto a los recursos de combate para el próximo período de incendios, que en rigor parte oficialmente en octubre próximo, el director regional de Conaf, Sergio Valdés, precisó que todavía no se puede precisar la cantidad ni las especificaciones de los recursos con los que se operará, dado que es un tema de planificación en la que actualmente se está trabajando y acotó que las acciones que realiza la Corporación, en lo que respecta al combate de incendios forestales, es un trabajo integral a nivel nacional.