Día Mundial contra la Hepatitis: Ñuble registra 11 casos

Este 28 de julio se conmemora el Día Mundial contra la Hepatitis, celebración que ofrece la oportunidad de impulsar iniciativas para aplicar la Primera Estrategia Mundial del sector de la salud contra las hepatitis víricas y conseguir el objetivo final de eliminarlas al año 2021.

A través de la conmemoración, el Ministerio de Salud a nivel nacional, y las Secretarías Regionales Ministeriales a nivel local, buscan desarrollar iniciativas de sensibilización que potencien el compromiso tras el refrendo oficial de la Estrategia mundial del sector salud contra las hepatitis virales en la Asamblea Mundial de la Salud en 2016; dar a conocer las respuestas nacionales a la hepatitis que se están  empezando a utilizar en países con una carga elevada de la enfermedad, alentar la acción asociativa de las personas en el ámbito de la prevención; y poner en relieve la necesidad de potenciar la respuesta mancomunada en la materia. 

Hepatitis Virales

La hepatitis A es una infección hepática causada por el virus de la Hepatitis A,  cuyo mecanismo de transmisión es fecal – oral, a través del consumo de agua o alimentos contaminados con materia fecal de personas infectadas.  También se puede transmitir de una persona a otra por una mala higiene personal, falta de lavado de manos o a través del sexo oro-anal. A nivel nacional durante el primer semestre de 2017 presenta una tasa de 6,4 casos por cada 100 mil habitantes. 

“La hepatitis B es una enfermedad viral inmunoprevenible, que puede transmitirse por vía parenteral, sexual, perinatal y horizontal, a través del contacto de las mucosas con fluidos corporales infectantes. En Chile, se presenta como una enfermedad de endemia baja, afectando al 0,15% de la población, de acuerdo a última Encuesta Nacional de Salud.  A nivel nacional se presenta una tendencia de descenso desde 2013 al 2016, mostrando un valor de 6,1 casos por cada 100 mil habitantes”, declaró Andrea Gutiérrez, Encargada de Epidemiología (s) de la Seremi de Salud en un comunicado.

La hepatitis C, en tanto, es una enfermedad de alto impacto social y económico, debido principalmente a sus complicaciones como la cirrosis hepática y el carcinoma hepatocelular, caracterizada por largos períodos asintomáticos, por lo que la mayoría de los individuos desarrolla la forma crónica de la enfermedad.   En Chile es considerada de baja endemicidad, y de acuerdo a la última Encuesta Nacional de Salud la prevalencia fue de 0,01%. A partir de enero de 2007 se observa una tendencia sostenida al alza de la notificación, para luego descender y mostrar una estabilización de las tasas, donde el año 2016 se presentaron 2,1 casos por cada 100 mil habitantes. 

“En el caso de la Hepatitis A, las medidas de prevención dicen relación con el lavado de manos con agua y jabón antes de comer y después de ir al baño, manipulación segura de agua y alimentos, vacunación y evitar el contacto oral con deposiciones durante las prácticas sexuales. En el caso de la Hepatitis B, el uso de preservativos, relaciones sexuales seguras, no compartir jeringas y la vacunación; mientras que para la Hepatitis C dicen relación con realizarse tatuajes sólo en lugares autorizados, además de las mismas medidas  adoptadas para la prevención de la Hepatitis B”, declaró Lorena Bastías, Encargada del Programa Transmisibles por sangre,  del Departamento de Salud Pública de la Seremi de Salud.

Antecedentes estadísticos Región del Biobío 

El año 2016 se notificaron 126 casos de Hepatitis B en la Seremi de Salud, de los cuales 123 correspondieron a la región, lo que representa un aumento del 66,2% respecto al año 2015  (74 casos). “La mediana de edad en el último quinquenio fue de 34 años y el grupo de 20 a 39 años concentra el 60% de los casos.  La tasa es de 5,8 casos por cada 100 mil habitantes, versus el año 2015 donde se registró una tasa de 3,5 casos cada 100 mil habitantes; y los hombres representan el 87% del total de casos”, declaró el Seremi de Salud del Biobío, Mauricio Careaga.

“En el caso de la Hepatitis C, el 2016 se notificaron 28 casos, de los cuales 27 corresponden efectivamente a la región, lo que representa un 25% menos que el año 2015, equivalente a 36 casos; donde existe una mayor cantidad de casos en el grupo de 20 y más años, sin diferencia significativa por género”, agregó la autoridad sanitaria.

La tasa del año 2016 fue de 1,3 casos por cada 100 mil habitantes, mientras el año 2015 correspondió a 1,7 casos por cada 100 mil habitantes.

En relación a la Hepatitis A, a la semana epidemiológica 26 del presente año, la región del Biobío presenta 284 casos, que representa un riesgo de 13,3 casos por cada 100 mil habitantes, con mayor proporción de casos en la Provincia de Concepción, con 214 casos, seguido por Biobío, con 37; Arauco, con 19; y Ñuble, con 11.   Si bien la cifra regional es alta, es significativamente menor en comparación a igual período del 2016. (448 casos)