Piden mayor compromiso edil en solución de temas vecinales

Una lucha de aproximadamente cuatro décadas tuvieron que librar los vecinos de un céntrico edificio de departamentos de Chillán, en contra de una contaminante y ruidosa industria. Max Polanco, vocero de los propietarios que habitan el bloque de viviendas ubicado en las esquinas de las avenidas Brasil y Libertad, aún recuerda que solo la insistencia y perseverancia de los habitantes del lugar hizo posible que el año pasado se trasladara fuera de la ciudad la fábrica de pernos y accesorios metálicos Indaval, que tenía su centro de operación en la cuadra cinco de la Avenida Brasil y sus chimeneas emitían tóxicos desechos que saturaban el ambiente respirable del edificio.

El vecino aseguró que pese a que en muchas oportunidades presentó quejas ante las autoridades comunales, en las que relataba el padecer diario de los habitantes del edificio, no hubo respuesta alguna y solo cuando se hizo parte del problema a la Seremi de Salud se logró la solución, por lo que advirtió la necesidad de qu elos representantes políticos se involucren más en los temas locales.

Ruidos y olores

Otra muestra de la relevante presión ciudadana ejercida en la comuna se dio la semana pasada, cuando después de varios partes de Carabineros y constantes quejas por ruidos molestos, el municipio finalmente acordó no renovarle más la patente de funcionamiento a dos pub del centro chillanejo. La presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Chillán, Cecilia Henríquez, calificó como un verdadero logro ciudadano el cierre de los locales de diversión y recalcó que hace falta una labor coordinada entre la comunidad y las autoridades no solo para enfrentar los problemas, sino que para anticiparse a ellos.

“Si bien existe una disposición de escuchar los reclamos, como se pudo notar con el caso de los pubs, no existe un trabajo en equipo en el que el municipio y los vecinos se sienten a conversar y analicen las inquietudes”, sostuvo.

En Chillán Viejo las denuncias ciudadanas hacia el plantel porcino de la empresa Maxagro han sido constantes. Los malos olores emitidos por el local, especialmente en la época primavera-verano, han despertado la indignación de los lugareños, quienes de la mano del presidente del Comité Ambiental Comuna Chillán Viejo, Ulises Lari, han presionado a la empresa ante la Seremi de Salud para que mejoren sus procesos de producción y eviten la contaminación del aire.

Como una forma de remediar el grave daño al ambiente chillanvejano, la firma se comprometió hace dos años a instalar un sistema de biodigestores (parte de él ya vienen funcionando), para manipular los purines de cerdos, hecho que significó un verdadero triunfo; no obstante, Lari confiesa que fue un logro del comité. “En su momento no hubo una posición firme de los concejales y esto lo tuvimos que sacar con mucho esfuerzo; la verdad no se la jugaron al 100% con el tema creo yo; pero ahora es cierto que se ve un interés”, recalcó.

Conectividad

Uno de los casos más emblemáticos de cómo la influencia vecinal ha sido determinante en el planteamiento y  generación de soluciones a temas urbanos es el caso del cruce ferroviario camino a Parque Lantaño. Los contantes tacos que se forman en la intersección durante las horas peak obligó a los habitantes de la zona a exigir al municipio la ampliación del paso vial y habilitar los cuatro carriles que existen.

Tras la fuerte presión ciudadana, el gobierno comunal chillanejo hizo suyo el pedido y actualmente viene gestionando ante la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE) la apertura de los nuevos carriles para mitigar el algo la congestión vehicular.

Sin facultades

A juicio del concejal comunista Víctor Sepúlveda, el municipio muchas veces está de brazos cruzados en cuanto a prestar solución a los requerimientos ciudadanos, ya que no tiene los instrumentos especiales para realizar fiscalizaciones, como en el caso de los ruidos. El edil radical Juan López Cruz descarta poco compromiso del concejo para resolver los problemas vecinales y coincide con su par Víctor Sepúlveda sobre las carencias del gobierno comunal.

De hecho, López afirma que en más de una oportunidad ha solicitado a la alcaldía implementar de mejor manera a la unidad de inspección para solucionar las demandas.