Corte confirma últimas clausuras de “casinos populares”

3 estableciemientos tenía la empresaria a la que la Corte le rechazó el recurso.

Otra más, en la larga lista de derrotas judiciales que han padecido los dueños de los que son conocidos como “casinos populares”, se vivió hoy en los tribunales de Chillán.

Esta vez fue la Corte de Apelaciones de Chillán la que rechazó el recurso de nulidad presentado por la defensa de María Navarrete Molina, propietaria de tres establecimientos comerciales, que buscaba que se dejará sin efecto la ordenanza municipal que ordenó clausurar los locales con máquinas de azar ilegales el pasado 21 de junio.

Los argumentos esgrimidos por los ministros fueron los mismos utilizados por la representación legal del municipio y que apuntaban a que estos establecimientos estarían obrando fuera de la ley.

En el fallo se patenta que “la ordenanza municipal vigente se ajusta completamente a derecho y que por ende no cabe atribuir ilegalidad alguna a la Municipalidad de Chillán, por lo que es de cargo del recurrente acreditar que ha cumplido con todas las exigencias contenidas en ella para ejercer lícitamente su actividad económica, de lo que no se ha aportado prueba en el presente recurso”.

Además, se hizo hincapié a una de las principales estrategias utilizadas por los locatarios que sufrieron la clausura en el mes de junio, (10 de un total de 25 locales que están en la mira municipal), y que es la utilización de patentes que admiten giros diversos a la actividad basal que se ejecutan en estos casinos, vulnerando de esta manera la Ley de Rentas Municipales, por lo general consistentes en salas de Billar, Bowling, Pool y Juegos Electrónicos (solo pelucheras, mesas de aire y kiddies)”, es decir, actividades que no pueden estimarse reguladas por la ordenanza que rige los juegos de destreza o de habilidad y por ello el otorgamiento de las patentes provisorias”.

Valoración municipal
El fallo fue bien acogido en la municipalidad. De hecho el abogado Ricardo Vallejos, administrador municipal, dijo que “el municipio valora la resolución de la Ilustrísima Corte sobre el particular. La Municipalidad de Chillan no cesará en su afán de erradicar el juego ilegal en la comuna y continuará con las fiscalizaciones para cautelar la obediencia a las normas”.

Es más, el fallo deja en claro que sería el propio municipio el estaría incurriendo en una ilegalidad si permitiera el funcionamiento de estos establecimientos.

“La Municipalidad de Chillán se encuentra impedida de autorizar actividades ilegales, como son por ejemplo, los juegos de azar, de manera que solo puede otorgar patente para máquinas de juego de habilidad o destreza, señalándose en dicha ordenanza las condiciones exigidas para el otorgamiento de patente comercial de esta última actividad”.

Para el concejal Jorge Vaccaro, la resolución del Tribunal de Alzada constituye “un espaldarazo tanto o más importante a los ya conseguidos en el Ministerio Público y en los juzgados de primera instancia, porque así se acredita que somos nosotros en el municipio los que estamos haciendo la interpretación correcta de las leyes, por mucho que se discuta la existencia de posibles vacíos legales al respecto”.

Es más, Vaccaro anticipó que con la propia alcaldía se tomó la determinación de continuar con el cierre del resto de los locales infractores que estén en el centro de la ciudad, “para luego continuar con los que Carabineros y la Inspección Municipal han ido detectando en los barrios, poblaciones y las zonas periféricas pertenecientes a la comuna”.

Desde el municipio además destacaron que el otro factor que ha incidido en los cierres apunta a la existencia de deudas que mantienen estos contribuyentes con la entidad edilicia, las que pueden ser de larga data en algunos casos, por lo que cuando los comerciantes pidan una nueva patente se enfrentarán al pago.