Chillán podría acoger plan piloto de medición de MP1

80 millones costaría la implementación de la nueva estación de MP1

En la actualidad existen dos estaciones que miden la contaminación por humo de leña en la intercomuna.

Con los monitores Purén e INIA Quilamapu, el Ministerio de Medio Ambiente registra el material particulado grueso (MP10) y el fino (MP2,5), contenidos en las emisiones expulsadas por las chimeneas domiciliarias durante la combustión de biomasa en la calefacción.

Los antecedentes que están entregando los instrumentos desde aproximadamente ocho años sirvieron para que en su momento el Gobierno confirmara que el nivel de contaminación del aire en Chillán y Chillán Viejo no solo era complejo entre los meses de abril y septiembre, sino que se había convertido en tóxico.

Pese a que el Ejecutivo decidió enfrentar el problema local con la puesta en marcha de un Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA), el documento solo se orienta a atacar el MP10 y MP2,5.

No obstante, expertos advierten la necesidad de dotar a las estaciones de monitoreo de contaminación las herramientas para que también puedan calcular los niveles de material particulado ultrafino (MP1), debido a su alto grado de peligrosidad.

Relevancia

El ingeniero en Medio Ambiente, Luis Díaz Robles, comentó que hay evidencias notables de que la mayoría del material particulado fino que se emite con el humo de leña tiene una medida menor a un micrón (milésima parte de un milímetro), por lo que destaca la importancia de la herramienta técnica.

“Más del 90% del MP2,5 que se mide está compuesto de MP1 y proviene de la quema de biomasa y de los vehículos a diésel; son particularmente peligrosas porque entran más profundamente al sistema respiratorio”, explicó.

El académico de la Universidad de Santiago y conocedor de la realidad intercomunal apuntó que la importancia de la medición del MP1 radica en que, con los resultados que se recojan, el Gobierno podría obtener información relevante de cara a investigaciones futuras referidas al impacto que genera en la salud el contaminante fino.

El toxicólogo del Colegio Médico de Chile, Andrei Tchernitchin, comentó que como política pública se debería incluir el material particulado ultrafino. 

“Hay varios estudios que muestran que muchas enfermedades del sistema nervioso central serían provocadas por el material particulado ultrafino e incluso podría ser una de las muchas causas del Alzheimer”, sostuvo.

Tecnología

El seremi de Medio Ambiente, Richard Vargas, comentó que si bien en el país no hay estaciones que midan el MP1 debido a que no existe una norma, adelantó la posibilidad de que Chillán sea la primera comuna de la región donde se ponga en marcha un piloto.

“Está en la línea del Gobierno de avanzar en la medición de MP1. Lo importante es que la infraestructura la tenemos, solo bastaría acondicionar otros elementos técnicos a las dos estaciones y que nos den el visto bueno para implementar este nuevo sistema”, detalló Vargas.