A fin de mes parte la marcha blanca de 7 nuevos monitores

Profesionales de la UdeC que lideran el proyecto priorizaron la habilitación de los equipos en los Cesfam Con el nuevo instrumental la Zona Saturada de Ñuble sumará nueve estaciones de polución por humo de leña

En plena marcha se encuentra la instalación en la intercomuna de las siete nuevas estaciones de monitoreo de material particulado fino 2,5 (MP2,5), compuesto tóxico contenido en el humo de leña emitido desde las chimeneas domiciliarias durante las temporadas de otoño e invierno.

El proyecto es financiado por la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) y es un equipo especializado del Centro de Óptica y Fotónica de la Universidad de Concepción (UdeC) el encargado de su ejecución, proceso que está cumpliendo la etapa final a nivel local.

De acuerdo a la información preliminar entregada por la oficina de Comunicaciones de Corfo Bío Bío, 17 de los 21 aparatos consignados para la región han sido instalados, faltando solo los que se ubicarán en Chillán y Chillán Viejo.

Desde la repartición pública explicaron que a más tardar a fines de mes deberían estar habilitadas las siete modernas estaciones, las cuales permitirán reforzar el registro de la polución que actualmente se hace con las de Purén e Inia Quilamapu.

La próxima semana representantes de Corfo Bío Bío y del Centro de Óptica y Fotónica (Cefop) de la UdeC se reunirán para definir los hitos del proyecto, como la marcha blanca y el inicio de las mediciones, según adelantaron desde el despacho dependiente del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo. 

A las siete estaciones que entrarán en funcionamiento  en la intercomuna, se les suman las 11 que se instalarán en la Provincia de Concepción (Concepción, San Pedro, Chiguayante, Hualpén y Talcahuano) y tres en Los Ángeles, las que podrían quedar ubicadas en zonas residenciales como industriales, siempre siguiendo las normativas y criterios de representatividad para una mejor muestra en cada comuna.

El costo total del proyecto alcanzó los $213.794.400 y el 49,9% de ellos fue financiado por el comité de desarrollo productivo de la Región del Bío Bío.

Ubicación
Si bien la información que brindan las dos estaciones de MP2,5 fue suficiente para que el Ejecutivo declarara al territorio bicomunal como Zona Saturada y decidiera  la elaboración de un Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) local, el cual se encuentra vigente desde el 28 de marzo de 2016, siempre se mantuvo la duda sobre los verdaderos niveles de polución que afectan a los habitantes de Chillán y Chillán Viejo, principalmente en los espacios geográficos por donde la tecnología no alcanza a calcular.

El propio alcalde de la comuna histórica, Felipe Aylwin, desde hace un par de años se venía quejando por el hecho de que en su comuna se desconocía a ciencia cierta el grado tóxico de MP2,5 que contiene el ambiente de su ciudad en las épocas de otoño-invierno.

Buscando cubrir de mejor manera las mediciones de la contaminación por humo de leña, la encargada de instalaciones del Cefop UdeC, María José Gallardo, recorrió un total de 15 diferentes lugares de la intercomuna en donde podrían ubicarse los siete aparatos.

De hecho la profesional adelantó en su momento a LA DISCUSIÓN que se manejaban dos opciones; instalarlos en los Centros de Salud Familiar Municipal (Cesfam) o en los establecimientos educativos  de las dos comunas.

Pese a que Corfo Bío Bío aún no ha confirmado la ubicación de los aparatos, dejaron entrever que todos se instalarían en los consultorios ediles.

Al respecto, desde la Dirección de Salud Municipal de Chillán afirmaron que en el Cesfam Isabel Riquelme ya se instaló una estación.

En tanto que en Chillán Viejo este martes se realizó el trabajo de instalación de los dos monitores, los cuales tendrán como base los Cesfam Federico Puga y Michelle Bachelet, informaron desde la oficina de Comunicaciones.

Los nuevos equipos deberán seguir ciertos reglamentos del Ministerio de Medio Ambiente, entre los que se consideran la altura en la que quedarán, la distancia que guardarán con otros, la ubicación geográfica, la infraestructura de seguridad, etc.

Carlos Saavedra, director del Cefop UdeC, aclaró que durante todo el año 2017 se trabajará en la denominada fase de marcha blanca de la red de monitoreo de la Región del Bío Bío y reiteró que la idea es que sirvan de complemento a lo que existen actualmente en la red Sinca (Sistema de Información Nacional de Calidad del Aire).

Estrategias
Un nuevo episodio crítico de MP2,5 asociado a Emergencia, decretó para este martes la Intendencia regional del Bío Bío.

Son 10 las jornadas extremas proyectadas para la intercomuna en lo que va del presente año, estado ambiental que considera la prohibición al uso de estufas a leña no certificadas.

Respecto a las medidas de excepción restrictivas, en los que se incluyen los estados de calidad del aire de Preemergencia y Alerta, el encargado de la Unidad de Gestión Ambiental de la Autoridad Sanitaria, Ricardo Espinoza, afirmó que los vecinos de la intercomuna aún argumentan desconocimiento de lo que implica cada una de las declaratorias.

El funcionario público señaló que si bien la gente admite saber el episodio crítico que se está viviendo el día en que es fiscalizado, no tienen claridad si pueden o no usar calefactores a biomasa, por lo que recalca que aún hace falta afinar el tema comunicacional.

Ricardo Espinoza recalcó que, durante los episodios de Emergencia como los  declarados ayer, el trabajo en terreno de los inspectores de la Delegación Provincial de la Seremi de Salud ha orientado su trabajo en las zonas identificadas como más conflictivas en cuanto a las emisiones de material particulado, que en este caso vienen a ser la zona nor oriente y poniente de la comuna.