Ruta médica callejera focaliza su atención en la zona centro

Bronquitis, faringitis y resfrío común, son los males que más aquejan a las personas en situación de indigencia en la provincia, según da cuenta el diagnóstico realizado por el personal médico del Servicio de Salud Ñuble (SSÑ), que lleva adelante el programa de atenciones a pacientes en la denominada Ruta Médica Calle. Con inéditas prestaciones a pacientes sin hogar en los mismos lugares donde suelen pernoctar, el 5 de junio pasado partió el trabajo del grupo especializado en Chillán y en las comunas de San Carlos y Bulnes.

En poco más de un mes de actividad, el equipo médico ha completado un total de 174 atenciones en casi una veintena de lugares de las tres principales ciudades de Ñuble, de acuerdo al reciente balance entregado por la repartición pública.

Puntos céntricos

De acuerdo a cálculos de la Secretaría Regional del Ministerio de Desarrollo Social, aproximadamente 200 personas en situación de calle viven en la capital provincial. Buscando protegerse de las inclemencias del invierno, la gente sin hogar en Chillán ha optado por cobijarse en reconocidos puntos céntricos dentro de las cuatro avenidas, que es hasta donde debe llegar con su servicio el equipo clínico integrado por médico, técnico paramédico, enfermera y asistente social.

Plazas como La Victoria, San Francisco, Sargento Aldea y en las inmediaciones de establecimientos públicos como la Unidad de Emergencias del Hospital Clínico Herminda Martín y el terminal rural La Merced, son los locales cubiertos. La Ruta Médica Calle chillaneja presta sus servicios en 13 diferentes zonas, de las cuales 10 se ubican en el centro y tres en la periferia de la ciudad (ver infografía).

El director del SSÑ, Iván Paul, aclaró que además de las prestaciones callejeras, el personal también hace lo mismo en la hospedería municipal y el abergue. El funcionario explicó que la labor ha implicado el control de síntomas, indicación de medicamentos, primeros auxilios, curación de heridas, control de signos vitales y nebulizaciones; asimismo se ha considerado la toma de baciloscopías, examen que permite detectar la tuberculosis, arrojando hasta el momento solo resultados negativos.

“También se han detectado algunas úlceras varicosas, casos en los que se realiza la curación respectiva(...) afortunadamente  hasta ahora no se han recibido casos más complejos que requieran derivación”, precisó.

Luego de cinco semanas recorriendo Chillán, San Carlos y Bulnes, Iván Paul informó que la Ruta Médica Calle estará activa al menos por dos meses más.

“La iniciativa se extenderá por 14 semanas, es decir aproximadamente hasta el ocho de septiembre, para abarcar esta época que es especialmente compleja y dura para estas personas, ya que la exposición a la lluvia y al frío extremo, deterioran su salud, agravan patologías ya existentes e incluso ponen en riesgo su vida”, indicó.

Aceptación

Macarena Velásquez, Trabajadora Social Coordinadora de la Ruta Médica Calle del SSÑ, detalló que la ruta ha tenido una muy buena recepción por parte de las personas, que si bien en un inicio se mostraban desconfiadas, ahora ellas mismas piden el servicio de la ruta.

“El equipo parte presentándose, explicando lo que está haciendo y luego se les entrega la atención de salud(...) vemos en qué condiciones está la persona y si es necesario y está de acuerdo, nos contactamos con los albergues para trasladarla hasta sus dependencias”, sostuvo Macarena Velásquez.