Las obras que trae la nueva concesión de la Ruta 5 Sur

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Victor Orellana

Eliminación de peajes laterales, como los de Chillán Sur, Chillán Norte, San Carlos Sur, San Carlos Norte y Cocharcas, en San Nicolás, serán parte de un petitorio que harán alcaldes a Obras Públicas.  193 kilómetros entre los kilómetros 220 (Maule) y 413 (Ñuble) de la Ruta 5 Sur, es la que actualmente está a cargo de la empresa Intervial, próxima a caducar.  88,34 kilómetros de ampliación a segundas calzadas, incluyendo puentes, consideró la primera concesión. 

El próximo término del período de concesión del tramo Talca-Chillán de la Ruta 5 Sur, obligó al Ministerio de Obras Públicas (MOP) a iniciar estudios que permitan relicitar la obra, y adicionalmente, incorporar nuevos proyectos en este tramo que parte en el Maule y cruza por cinco comunas ñublensinas: Ñiquén, San Carlos, San Nicolás, Chillán y Chillán Viejo. 

En ese contexto, el MOP ya adjudicó a la consultora “QProject”, un estudio territorial con participación ciudadana, que proporcionará a esa cartera, un diagnóstico y análisis del área en que se ejecutará el proyecto vial a concesionar. 

De hecho, la consultora ha recibido los primeros insumos de los municipios, y próximamente se agendarán los encuentros con las comunidades residentes adyacentes a la principal carretera del país. 

En paralelo, se realiza un estudio de ingeniería básica para la relicitación de la concesión.

Ñiquén 

La puerta de entrada norte a Ñuble, fue la primera de las comunas en socializar con “QProject”, las necesidades viales a desarrollar. 

Manuel Pino (UDI), alcalde de Ñiquén, comenta que ese municipio ya realizó varios planteamientos y sugerencias de  obras que se requieren para mejorar los estándares actuales de seguridad y transitabilidad peatonal en las áreas adyacentes a la Carretera Panamericana. Entre éstas, nuevos pasos peatonales sobre nivel, señaléticas, y obras menores .

No obstante, el principal proyecto sugerido, es la habilitación de una caletera de 23 kilómetros, entre esa comuna y San Carlos. Ello, sobre un trazado ya existente, pero muy poco utilizado por los automovilistas, precisamente, por no contar con los mínimos niveles de urbanización y pavimentación. 

Dicho tramo, comienza en el sector de San Gregorio (oriente), a la altura del río Perquilauquén, y se extiende hasta el barrio Parralito (poniente), en San Carlos. 

“Es un tramo muy antiguo que tiene todas las posibilidades para convertirse en una alternativa real para descongestionar la Ruta 5 Sur. Al no estar pavimentada, no es una vía atractiva para quienes transitan desde y hacia San Carlos, pero una vez pavimentada, no hay duda que sería de gran uso vehícular, además de una gran obra para las comunidades que actualmente la utilizan”, dice Pino, proyectando que el asfaltado y urbanización con obras complementarias, tendría un costo aproximado de $2 mil 300 millones. 

Otra obra que se requiere es la construcción del puente “Río Ñiquén”, actualmente de madera y de una extensión de 25 metros, emplazado 25 metros al sur de San Gregorio. 

“Ese puente es imperioso que tenga una nueva estructura. Lo importante es que la nueva concesión de la principal carretera del país, considere aspectos de integración social, que involucre desarrollo social, comercial, económico para nuestras comunidades”, subraya el jefe comunal ñiquenino. 

San Nicolás 

Cocharcas es el punto neurálgico de las soluciones viales que serán solicitadas al MOP. En específico, en el Cruce Ruta 5 Sur desde y hacia la Ruta M-50 que conecta con San Nicolás, Ninhue, Quirihue y Cobquecura. 

La reunión inicial entre la consultora “Q Project” y los representantes municipales fue suspendida, a la espera de reagendar, dice el alcalde Víctor Toro (IND-NM), quien adelanta cuáles serán los  principales temas que serán planteados. 

“Hay un tema primordial que quedó pendiente de la primera concesión. En Cocharcas, a la altura del cruce de la carretera, no existe ninguna pasarela peatonal. Son cientos las personas que cruzan diariamente hacia el poniente para tomar locomoción con dirección a San Carlos, principalmente pacientes del hospital de esa ciudad. Es un riesgo permanente de atropellos y accidentes”, explica Toro. 

Por ello, la construcción de una pasarela en esa zona, asoma como uno de los proyectos  de mayor urgencia a concretar por la nueva concesionaria. 

No obstante, el edil de San Nicolás, suma otras dos obras a realizar en Cocharcas: un paso sobre nivel en la línea férrea, y un centro de venta de productos frutícolas. 

“Un paso a desnivel que permita un tránsito más seguro sobre la línea del tren, es otra obra que quedó pendiente y es anhelada desde hace muchos años. El flujo vehicular por la ruta hacia nuestra comuna y que además conecta con la costa, y puntos de interés turístico, como la Cuna de Prat, amerita una obra de mejor coyuntura, y rapidez. Alguien que va a apurado y se encuentra con el paso del ferrocarril, no tiene otra opción que esperar”, ejemplifica Toro. 

Respecto al mini-mercado en Cocharcas, propuesto por el municipio de San Nicolás, responde a que actualmente decenas de comerciantes -algunos informales- abastecen de productos del campo a compradores, a la altura del Puente Ñuble, contiguo a la Villa San Nicolás. 

“Ese es otro peligro, porque la gente se detiene a orilla de carretera, o cruzan sin advertir los riesgos. Por eso, es una buena idea proyectar un centro de ventas en Cocharcas, donde existe el espacio adecuado para estacionamientos, y habilitación de locales comerciales, que además conformarían un punto de interés económico”, añaden desde la Municipalidad de San Nicolás. 

San Carlos  

En esta comuna, se visualiza que las comunidades de Buli Oriente, Gaona, Ninquihue, Santa Teresa-La Primavera, Cocharcas y Villa Illinois, serán las que tendrán que socializar las necesidades viales y urbanas a considerar, cuando se reúnan con la consultora contratada por el MOP, y que está agrupando los insumos que podrían ser considerados en las bases de licitación de la concesión. 

“Lo relevante es que la información se deberá obtener a través de reuniones en las que participen las propias comunidades involucradas o afectadas. La idea es que sean los vecinos quienes manifiesten cuáles son las necesidades que con la Ruta 5, se les presentan en su diario vivir, mientras que las autoridades y estamentos técnicos municipales deberán poner de manifiesto las necesidades para el mejoramiento de infraestructuras, creación de nuevos atraviesos y áreas verdes, barreras anti ruidos, etc.”, apuntaron desde la corporación edilicia sancarlina. 

“Se considerará como objetivo logrado, si se incorporan en las bases de relicitación, los mejoramientos que la municipalidad y las comunidades necesitan y que serán expuestos en próximas reuniones con la consultora”, precisaron. 

Chillán y Chillán Viejo

En el caso de la capital provincial, ya están identificadas las principales obras a considerar en la nueva concesión. 

Una de las propuestas que volvió a tomar fuerza desde la Municipalidad de Chillán, es la construcción de un tercer acceso a la ciudad, enlazando la Ruta 5 Sur, baipás, hacia el cruce ferroviario del Parque Lantaño (2 kilómetros pavimentados hace 8 años). Alternativo a ello, se propone generar un nuevo enlace vial sobre la línea férrea, un kilómetro y medio al norte del cruce Parque Lantaño.

El objetivo es dar continuidad vial hacia el norte a través de la denominada vía Las Rosas, que conectará el sector residencial Parque Lantaño con la ex Quinta Agrícola y Paul Harris. Desde allí, se enlazaría con el oriente a través de la Avenida Andrés Bello, y Alonso de Ercilla.

En esta comuna las principales obras requeridas son un incremento de paraderos, pasos peatonales sobre nivel, barreras de protección o contención y mayor iluminación en puntos de cruce peatonal. Ello, principalmente en los sectores rurales de Proyecto O’Higgins, Los Colihues, Nebuco, El Quillay y Rucapequén, todos colindantes a la Ruta 5 Sur. “Son de gran relevancia también el aumentar las caleteras o vías de servicio. Por ejemplo, prolongar la caletera desde el baipás de Chillán Viejo hasta el sector de Proyecto O’Higgins, tanto al oriente como poniente de la ruta; así como mejorar los radios de accesibilidad a caminos laterales, mayor seguridad en puentes, entre otros”, precisaron desde la Secretaría de Planificación de la municipalidad chillanvejana. 

“Esperamos a fin de año tener una propuesta general de toda la información recogida en las comunas, la que será el insumo de las bases de la licitación de la nueva concesión, que esperamos realizar el segundo semestre del año 2019, y adjudicar en 2020”, dijo el seremi de OO.PP., René Carvajal.