Reconstituyen en Niblinto escena por muerte de dos miristas en 1973

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Victor Orellana

Este miércoles se realizó en el sector de Niblinto, comuna de Coihueco, la reconstitución de escena por la muerte de Fernando Carrasco y Bernardo Solís, en septiembre de 1973.

Hasta el lugar llegó el ministro Carlos Aldana, además de civiles involucrados en el caso, involucrados y testigos de lo ocurrido el 13 de septiembre de ese año, cuando una micro Ford en la que se transportaban 15 miristas fue interceptada y baleada por carabineros.

“Han asistido todas las personas que estaban citadas y es un antecedente muy valioso para el proceso. Hay tres personas que son las que iban en el vehículo que fue interceptado por Carabineros, y se les está tomando sus declaraciones y recreaciones tal cual habría ocurrido en esa oportunidad y también es antecedente valioso para la investigación. Hay dos civiles que son los que acompañaban a Carabineros en ese momento”, comentó Aldana.

Jorge Vera González, quien ese día se trasladaba en la micro, en conversación con Radio La Discusión 94.7 FM valoró la visita del ministro y la investigación que se está realizando.

“Me parece muy bien que el ministro Aldana esté realizando esta reconstitución de escena porque se cierra un capítulo del asesinato de dos compañeros del MIR en Niblinto, cuando nosotros nos dirigíamos hacia Minas del Prado para instalarnos e iniciar la resistencia”, señaló.

Vera detalló que “veníamos en un microbus que habíamos expropiado en Chillán el 13 de septiembre de 1973 y por algunos problemas que tuvimos nos retrasamos para llegar a Minas del Prado. Cuando llegamos acá a este sector (Niblinto) nos estaba esperando un grupo de Carabineros apoyados por civiles y fuimos sorprendidos con una emboscada”, añadiendo que “algunos compañeros veníamos armados, pero nuestra intención nunca fue atacar a Carabineros, sino llegar hasta el punto que habíamos determinado, que era Minas del Prado”.

Su compañero, Luis Romero Lagos, quien también participó en “esa acción de resistencia al golpe militar”, como él define, agregó “veníamos 15 compañeros, dos quedaron heridos y después fueron rematados, Bernardo y Fernando, y por eso es la reconstitución de escena que se hace hoy día. Después dos compañeros más fueron detenidos por campesinos en Minas del Prado y luego fueron asesinados por Carabineros de la Sexta Comisaría de Chillán Viejo, lanzados al río en el puente en Niblinto y después sacados y hechos desaparecer”.

En relación al medio de transporte en el que aquella jornada se movilizaban, una micro de propiedad de Uberlinda Otárola, Romero manifestó que “nosotros le llamamos a eso expropiación. Tratamos muy bien a la señora, le pedimos disculpa y todo ese tema e incluso después lo hemos hecho. Pensábamos que se la íbamos a entregar en buenos términos porque nunca pensamos que nos iban a agarrar a balazos acá, donde quedó la micro bastante dañada”.

Por su parte, Patricia Parra, abogada de la familia de Fernando Carrasco, valoró las diligencias realizadas señalando que con esto esperan reivindicar la memoria de las victimas.

“Se espera reivindicar la memoria de aquellos que no están, de las victimas, del señor Solis y de don Fernando Carrasco, que se establezca efectivamente que es lo que ocurrió. Aquí no hubo un enfrentamiento como siempre se ha sostenido y lo que hubo fueron homicidios alevosos en contra de dos personas absolutamente indefensas. Se ha logrado establecer el hecho punible, esto es el homicidio calificado, y la participación que le cabe a funcionarios de Carabineros en la perpetración de estos ilícitos”

La abogada precisó que fueron dos los episodios represivos que se vivieron en septiembre de 1973 en los que resultaron muertos cuatro miristas.

“Uno es el día 13 de septiembre, que es el que hoy día el ministro está reconstituyendo, y la muerte el día 15 del señor (José Fernando) Romero y el señor (Rubén Varas) Aleuy, a manos también de civiles y Carabineros y militares tras su detención en Minas del Prado”, concluyó.