Confían en alto quórum para la Región de Ñuble

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Archivo

Una jornada que podría quedar grabada para siempre en la historia ñublensina se vivirá en la sala.  A las 10.30 parte la revisión del proyecto, antes de su discusión y votación.  El 20 de agosto Bachelet podría promulgar la creacion de la Decimosexta Región.

Un momento crucial para el proyecto de ley que busca crear la Región de Ñuble tendrá lugar el miércoles en la Cámara de Diputados, cuando se someta a votación ese cuerpo legislativo, en la Sala de Sesiones. 

Por ello, intenso es el “lobby” desplegado en las últimas horas por los parlamentarios locales para asegurar una votación favorable, y una asistencia que permita el quórum que requiere la iniciativa para continuar con su última tramitación en el Senado y el Tribunal Constitucional: 67 votos para casi todos sus artículos, 4/7 de los diputados en ejercicio (118), y 71 (3/5) en lo que respecta a los cambios electorales. 

La diputada Loreto Carvajal, jefa de bancada del PPD, afirma que se “hecho un trabajo de hormiga” para asegurar presencia parlamentaria este miércoles.

“Estamos en la recta final y ello obliga a realizar los últimos acercamientos con los diputados independientes. Conversé hoy  con Giorgio Jackson (Revolución Democrática) y Gabriel Boric (Movimiento Autonomista), y comprometieron su respaldo, el que también está garantizado por parte del bloque de la Nueva Mayoría”, afirma Carvajal, asumiendo que parlamentarios gremialistas o de RN votarán en contra del proyecto. 

“Existe la posibilidad que algún diputado de la UDI, quiera darse un ‘gustito’, presente una reserva constitucional y pida recurrir al Tribunal Constitucional (TC), lo que lo dilataría un poco más la tramitación. Esperamos que eso no ocurra, de lo contrario todos los candidatos de ese bloque en Ñuble tendrán que pagar el costo político de dilatar un anhelo de todos los habitantes ñublensinos”, advierte la diputada. 

“Desdramatizaría esa posibilidad. El proyecto requiere ir sí o sí ir al TC, por lo que no hay que alarmarse. Nosotros confiamos que tal como ocurrió en el Senado, la UDI, en su gran mayoría, apruebe el proyecto. Es verdad que hay algunos diputados que han anunciado que no respaldarán la idea de que Ñuble se convierta en región, pero será un rechazo mínimo. No hay que olvidar que en el Senado fueron dos socialistas los que votaron en contra”, recuerda el senador Víctor Pérez Varela (UDI), quien durante la última semana conversó personalmente, uno a uno, con los 29 diputados de su partido, garantizando que la mayoría estaría a favor. 

“Hemos explicado los alcances del proyecto, y las razones por las cuales se requiere que apoyen esta iniciativa descentralizadora. Ahora, cada parlamentario vota en conciencia, pero reitero que habrá alto respaldo de la UDI, y serán pocos los que se opongan a crear la Región de Ñuble”, proyecta Pérez Varela.

Entre los congresistas de la UDI que han mostrado sus reparos están los penquistas Enrique Van Rysselberghe y Jorge Ulloa, quienes se pronunciaron desfavorablemente en la Comisión de Pesca, al igual que Ernesto Silva (votó en contra) y Javier Macaya (se abstuvo), en la Comisión de Hacienda. 

“Algunos diputados de la UDI votarán en contra, lo que obviamente revela el centralismo nacional regional. Hablan de descentralizar, pero votan contra ella. Sin embargo, espero que se apruebe por una abrumadora mayoría. Sería un reconocimiento a una lucha de años por concretar un sueño y comenzar a trabajar en su implementación”, afirma el senador PPD Felipe Harboe. 

Coincide el diputado Jorge Sabag (DC), quien no duda que se repetirá la aprobación ya registrada en las comisiones de Interior, Pesca y Hacienda. 

“Estamos optimistas de que los quórum estarán para que el proyecto se convierta en ley próximamente. Hemos convocado para que haya asistencia. Esperamos una amplia mayoría. Sabemos que no será un proyecto aprobado en forma unánime, pero no creemos que surjan inconvenientes”, afirma Sabag. 

El miércoles, a las 10.30 horas,   se presentará en sala lo aprobado  previamente en las tres comisiones que revisaron el proyecto en la Cámara, estimándose que la discusión se inicie una hora después, extendiéndose hasta las 13.30 horas hasta su votación final.