Chillán es la ciudad con más déficit de lluvias del país

Los 30 mm. de agua precipitados este jueves en Chillán, sumado a las lluvias registradas durante el sistema frontal de la semana pasada, aún mantienen a la capital provincial con un déficit de agua caída de -42%, según reportes de la Dirección Meteorológica de Chile. 

Esto pues a la fecha han precipitado 292 mm., bastante lejos de lo que corresponde a un año normal en el mismo período: 502 mm. Ello sitúa a la urbe en el primer lugar de déficit pluviométrico en 2017 del país, exceptuando a ciudades del extremo norte. 

La negativa tendencia pluviométrica se mantendrá inalterable este año, según proyectó Patricio González, agroclimatólogo del Centro de Investigación y Transferencia en Riego y Agroclimatología  (Citra) de la Universidad de Talca. 

“Hemos realizado estudios que nos permiten asegurar que desde hace 10 años, en la zona central de Chile, incluyendo  Chillán, existe una disminución progresiva y constante de la cantidad de precipitaciones. Por ello, es muy poco probable que este año esa situación climatológica sufra variaciones relevantes, ni menos que haya un superávit”, explicó González. 

De hecho, los registros de Citra revelan que durante la década de los 80 y 90, los sistemas frontales tenían una duración promedio de dos semanas en los que caían 400 mm. de agua. “En la actualidad los sistemas traen muy poca carga pluviométrica, además de una duración bastante acotada”, agregó González, quien estima que el sistema frontal pronosticado para este fin de semana no superará los 25 mm. de agua caída. 

Sin luz
“No teníamos antecedentes de que el frente que pasó (la semana pasada) iba a tener rachas cercanas a los 110 kms.  por hora. Esperamos que eso no vuelva a ocurrir”, dijo este jueves el gobernador Álvaro Miguieles, al informar que hasta ayer al mediodía 761 viviendas en 10 comunas aún permanecían sin suministro eléctrico. 

“Compramos un generador eléctrico para sobrevivir. Llevamos una semana sin luz, y nadie ha sido capaz de decirnos cuándo tendremos solución. Perdí alimentos congelados, y para variar, nadie se hace responsable”, reclamó Erika Barriga, habitante del sector de Niblinto, en Coihueco,  comuna en la que otros 117 hogares permanecían a oscuras. 

Pinto, es la segunda comuna con más afectados, con 104.