Presentan las primeras ideas de ciudad para el nuevo Pladeco

La Universidad del Bío-Bío desarrolla el Pladeco 2018-2023 que contiene la matriz de proyectos futuros. El organismo universitario tiene que entregar el plan antes de que termine este año.

Una serie de proyectos han comenzado a surgir en el proceso de elaboración del nuevo Plan de Desarrollo Comunal 2018-2023 que ejecuta la Municipalidad de Chillán con el apoyo de la Universidad del Bío-Bío, que ganó la licitación para elaborar el documento.

Hasta ahora, el equipo universitario asesor encabezado por el ingeniero Humberto Osorio se ha reunido con el alcalde, concejales y jefes de departamentos municipales con la finalidad recabar información que permita evaluar el cumplimiento del anterior documento de planificación y avizorar las iniciativas que serán proyectadas al futuro.

El desarrollo de la matriz de proyectos es un tema clave de la nueva carta de navegación,  pues se trata de un informe imperativo que obliga al gobierno comunal a extremar sus recursos para cumplirlo en el próximo sexenio.

El estudio que desarrolla la UBB se verá enriquecido cuando los concejales que tienen contacto con la comunidad entreguen las respuestas contenidas en un documento que les fue entregado hace una semana y que no todos han respondido, a pesar de que había plazo hasta este jueves.

El jefe del equipo de la UBB, Humberto Ortiz, planteó que en la medida que los ediles retrasen el envío de la información requerida, el cronograma preestablecido para la entrega del informe final también se ve atrasado.

El cuestionario entregado a las autoridades locales consta de 10 preguntas, que tienen como finalidad que los ediles proyecten el futuro de la ciudad, y en consonancia con ello, expongan las principales obras que se deben ejecutar,  como asimismo, los estudios complementarios.


Primeras ideas
Durante el transcurso de entrevistas con personal municipal y con el alcalde Sergio Zarzar surgieron las primera iniciativas que podrían ser incorporadas a la matriz de proyectos del próximo sexenio.

En este caso, una de las obras propuestas por el alcalde, y que probablemente aparezca en el Pladeco, es la construcción de un Centro de Eventos para unas 5.000 personas que tenga todos los servicios para desarrollar actos  y convenciones.

Adicionalmente, en el transcurso de las entrevistas con el gobierno comunal se detectó la posibilidad de ampliar a 14 los ejes estratégicos o lineamientos respecto del Pladeco en vigencia, el que contiene 12 líneas de acción.

Desde el Concejo Municipal, Patricio Huepe es uno de los ediles que entregó las respuestas requeridas por la UBB, mientras que otros asumieron el compromiso de enviar el documento en los próximos días, pese a que el plazo venció.

Huepe planteó al equipo consultor algunos temas que han surgido en los últimos tiempos como necesidades urgentes de la ciudad e incorpora otros que han tenido poca difusión y que aparecen como novedosos.

En su listado aparecen parques urbanos, la protección de los cursos de agua integrándolos al espacio urbano,  estacionamientos para bicicletas y  generar “infraestructura con criterios de sustentabilidad, para mejor aprovechamiento del predio Termas de Chillán, con especial intención de favorecer a la tercera edad y discapacitados”.

Suma un proyecto de desarrollo del “Patio de los Naranjos”, que según su visión  debe tener “estacionamiento en el subsuelo, rediseño de la plaza superior y centro cultural, museo de Chillán en el subsuelo, siguiendo un modelo similar a Centro Cultural La Moneda, donde la construcción del mismo fue parte de la concesión de los estacionamientos”.

Dentro de su visión estratégica, Huepe sostiene que Chillán se debe preparar “para asumir el rol de capital regional competente, accesible desde las comunas del resto de Ñuble, mejorando calidad de servicios en salud, espacios culturales y símbolos de identidad ñublensina”.

Agregó que debe ser un “polo de desarrollo de servicios con altos estándares de calidad y centro de operaciones para todas las actividades productivas de su entorno, potenciando su rol como ciudad de paso, estratégicamente bien ubicada, en la que se pueden obtener servicios para optimizar el período de permanencia de población visitante”.

Propuso de Chillán se convierta en un “Hub”, concentrador de servicios de transporte intermodal (tren, bus, camión, avión y barco) para la exportación, de servicios comerciales y de trámites públicos, de salud, de educación superior y de gestión turística”.

Huepe agregó que la ciudad debe reconectar la calle Arauco (Paseo Arauco), a fin de revitalizar el centro de la ciudad como un polo comercial, instalar un “tranvía en el eje Las Mariposas-Avenida Alonso de Ercilla e instalar  un centro cívico en el actual terreno de la cárcel. Suma a ello el desarrollo de un parque en las actuales instalaciones del Regimiento, el que puede trasladarse a otro lugar.

Más propuestas
Quien igualmente entregó los antecedentes fue el concejal Camilo Benavente. Este planteó que un hecho en el que se debe profundizar es el rol que jugará a futuro Chillán como capital de una región que vivirá cambios productivos de relevancia, al incrementar la superficie frutal y vitivinícola, por lo que la urbe debe avanzar en generar servicios de alta calidad.

Al igual que otros ediles, Benavente pone énfasis en la necesidad de mejorar y sobre todo ampliar la red vial de la ciudad, con la finalidad de mejorar los problemas de conectividad de la actualidad y prepararse para el desafío que plantea el crecimiento inmobiliario y demográfico de la urbe.

Apunta además que para que el Pladeco sea un real aporte y no se transforme en un “mamotreto que nadie consulta ni respeta, es necesario realizar un seguimiento permanente con indicadores de gestión”.

Aún no lo entregan
El edil Jorge Vaccaro asumió que aún no entrega el cuestionario a la UBB, pues está abocado “a analizar iniciativas realmente innovadoras para una ciudad que pretende ser capital regional”.

El ingeniero destacó. al igual que Benavente, que el Pladeco debe tener un seguimiento permanente “y por ello propongo que su desarrollo sea registrado mediante software que existen y que son capaces de medir el cumplimiento de los objetivos y compromisos asumidos”.


En tanto, el concejal Juan López Cruz aseguró que el informe solicitado por los consultores lo enviará la próxima semana, asegurando que la ciudad “requiere de una reingeniería en muchos niveles si es que quiere ser efectivamente el núcleo de una región”.

López sostuvo que “el Pladeco 2011-2015 no fue materia de un seguimiento permanente y no sabemos si todo lo que se plantea en el informe fue efectivamente cumplido. La municipalidad puede decir que muchas de las cosas fueron ejecutadas, pero nos queda la duda sobre el resultado”.