Seremi de Medio Ambiente evalúa ajustes al PDA local

Un total de 28 episodios críticos de contaminación por humo de leña ha proyectado en lo que va del año la Intendencia Regional del Bío Bío en Chillán y Chillán Viejo en el contexto del Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA).

Los pronósticos de saturación extrema por material particulado fino (MP2,5) anunciados, que en rigor fueron nueve Alertas, 10 Preemergencias y nueve Emergencias, consideraron restricciones al uso de calefactores que funcionen con el popular combustible en toda la intercomuna, medidas que, tal como lo establece el documento ambiental, debieron ser fiscalizadas por funcionarios de la Secretaría Regional del Ministerio de Salud.

Pese a que con estas acciones se limita el consumo de biomasa en los estados de Alerta (se permite humo visible por un máximo de 15 minutos continuos entre las 18.00 y 06.00 horas) y Preemergencia (durante todo el día las emisiones domiciliarias solo podrán ser de 15 minutos), y prohíbe el uso de estufas en Emergencia Ambiental, durante estas jornadas la polución igual se ha mantenido elevada.

De acuerdo a los registros del monitor de la estación Purén de Chillán, 17 días con alta contaminación se han constatado en la intercomuna, resumidos en ocho Alertas, cinco Preemergencias y cuatro Emergencias, lo que evidencia el escaso cumplimiento que hacen los habitantes locales de las determinaciones del PDA.

Si bien por ahora las autoridades encargadas de aplicar el plan no tienen calculado el nivel de cumplimiento de las restricciones a nivel local, están preparando un trabajo con el que esperan aclarar el tema.

Estudio
Con el objetivo de verificar y caracterizar el grado de cumplimiento de la prohibición del uso de calefactores a leña en días decretados como críticos, la Subsecretaría de Medio Ambiente está licitando un trabajo inspectivo para la intercomuna de Ñuble y otras nueve zonas del país (Rancagua, Curicó, Talca, Linares, Los Ángeles, Temuco-Padre Las Casas, Valdivia, Osorno y Coyhaique).

Mediante visitas en terreno para la verificación visual de las medidas de excepción, las cuales deberán ser coordinadas con los fiscalizadores de la Delegación Provincial de la Seremi de Salud, el Gobierno pretende calificar la responsabilidad ciudadana.

Al menos 16 recorridos por las calles de Chillán y Chillán Viejo se realizarán, según establecen las bases del concurso público para adjudicar a la empresa que hará el estudio.

Las inspecciones se harán durante los días declarados críticos y el tiempo que tomará cada uno de ellos deberá ser no menos de tres horas.

Tras cumplirse la totalidad de recorridos, los que ejecuten el estudio deberán establecer el porcentaje de cumplimiento de la comunidad local, lo que, según planea la Subsecretaría del Medio Ambiente, permitirá mejorar las políticas de descontaminación.

Ayer se realizó la apertura técnica y económica del proceso de licitación y, de acuerdo a los plazos establecidos, el próximo 20 de julio se adjudicará el trabajo.

Confianza
El secretario regional del Ministerio de Medio Ambiente, Richard Vargas, comentó que la importancia de este sondeo radica en que, gracias a sus resultados, se podrían establecer cambios al PDA intercomunal.

“Una de las cosas más relevantes de este trabajo será que nos facilitará medir el impacto real y efectivo de las restricciones al uso de leña en días cuando está prohibido. Teniendo esta información, cabe la posibilidad de hacer ajustes al Plan de Descontaminación”, indicó.


El funcionario de Gobierno manifestó que el cálculo del porcentaje de cumplimiento incluso podría definirse de manera sectorizada, lo que, a su entender, serviría para focalizar las medidas ambientales como recambio de estufas, aislación térmica de viviendas o la fiscalización al uso de leña.