Concejo y municipio se abren a fusionar escuelas

Al 2026 la Escuelas Gabriela Mistral, El Tejar, Amalia Saavedra y Portugal tendrían 64, 101, 65 y 66 alumnos. La consultora Optimiza realizó su estudio durante los años 2015  La municipalidad rediseñará el proyecto para el nuevo Grupo Escolar. 

El cierre y fusión de establecimientos educacionales de Chillán es una realidad que el gobierno comunal y su Departamento de Administración de Educación Municipal (DAEM) analizarán seriamente a partir de este año,  con la finalidad de incorporarlo eventualmente en el Padem 2018 o en los siguientes.

El cese de las operaciones de varios establecimientos, para que ese alumnado se agregue a otro cercano, está dentro de los escenarios posibles, pues se están generando en las últimas semanas suficientes evidencias respecto de que el sistema no puede seguir tal como está, sino que es necesario introducir medidas racionales que mejoren la calidad de la educación que entregan las escuelas públicas.

Dentro de la calidad aparecen elementos relacionados con los contenidos, métodos de enseñanza, los modelos educativos propios de cada establecimiento, pero además el estado de la infraestructura, que es un tema cada vez más relevante, sobre todo cuando se compara al sistema público con el privado subvencionado.

En este contexto, y pese a que hasta hace pocos meses la sola idea de fusión era rechazada por la alcaldía y concejales,  dentro del municipio existe cada vez mayor consenso en que es necesario avanzar al menos en debatir sobre la fusión de recintos educativos,  con elementos técnicos y sin posturas ideológicas ni defensas de intereses políticos.

El panorama es muy diferente al que existió el año 2013, cuando la ex directora del DAEM, Cecilia Aguilera, diseñó un Plan Anual de Desarrollo de la Educación Municipal (Padem) que consideraba el cierre de cuatro establecimientos, y la fusión de aquellos con otros cercanos geográficamente, con la finalidad de enfrentar la drástica caída de la matrícula en la ciudad y la permanente y millonaria sangría de recursos de las arcas municipales.

En aquella ocasión el tema fue rechazado por la mayoría de los ediles, pero en la actualidad, con un estudio externo y actualizado que sugiere cambios radicales, la presidenta de la Comisión de Educación del Concejo Municipal, Brígida Hormazábal, expresa que existe “apertura para abordar el tema de las fusiones de escuelas”.

Luego de que los directores de Los Héroes y del Grupo Escolar abogaran por el traslado del alumnado del primero al futuro edificio que la Municipalidad de Chillán construiría en dependencias del ex Barros Arana-Javiera Carrera en Collín con Argentina, el análisis se puede abrir hacia otros recintos.

Las que deberían fusionarse
Según el estudio externo que maneja el municipio, diseñado por la empresa Optimiza y entregado el año 2016, el Grupo Escolar se puede construir, pero a partir del cierre de otros recintos, para aumentar su matrícula y hacer viable el proyecto.

Otra fusión recomendada debería ser activada entre las escuelas de Israel y Rosita O’Higgins. En este caso, se produciría un traspaso desde la primera a la segunda “considerando el mal estado de la Escuela D-232 (Israel), así como también la cercanía existente entre ambos establecimientos (0,45 kms.) y la similitud entre su población objetivo, proyectándose en conjunto un total de 280 matrículas en el año 2026”. 

Además el estudio pone de manifiesto que sería recomendable el “traslado de matrículas desde la Escuela D-253 El Tejar hacia la Escuela Cardenal José María Caro, por la cercanía entre ambas (0,7 kms.) y la similitud entre su población objetivo, proyectándose en conjunto un total de 238 matrículas en el año 2026”. 

Igualmente los alumnos de la Escuela E-210 Amalia Saavedra deberían ser derivados hacia la Escuela F-229 República de Portugal, dada la cercanía entre ambos (1,2 kms.), proyectándose en conjunto un total de 131 matrículas en el año 2026. 

Finalmente, se plantea el cierre de la Escuela F-224 Quilamapu, cuya matrícula sería desplazada a Reyes de España, considerando su cercanía (0,78 kms.), con lo que se formaría un recinto para 640 escolares. 

Apertura a la idea
El ex presidente de la Comisión de Educación, el concejal Jorge Vaccaro, sostiene que “en el pasado hablar de fusiones era un tema incómodo y a mí, que era partidario, me cuestionaron, pero en la actualidad es una necesidad, pues de lo contrario el ministerio puede en el futuro ordenar el cierre de establecimientos en malas condiciones y que no cumplen con normas de infraestructura básicas”.

El concejal Patricio Huepe plantea que “en principio soy partidario de realizar fusiones, pero es un tema que tenemos que analizar seriamente y con antecedentes técnicos y considerando a las comunidades educativas que pudieran verse afectadas”.

Lo que se plantea en la actualidad es que el cierre de escuelas puede convertirse en una oportunidad para potenciar establecimientos educacionales. De esta manera, por ejemplo, si fuera cerrada la Amalia Saavedra, el recinto de Portugal podría tener a pocos metros un terreno para convertirlo en parque o multicanchas.

Lo mismo podría ocurrir con el caso del recinto de El Tejar, el cual podría albergar instalaciones complementarias para la José María Caro. Y en el caso de Los Héroes,  ubicada en la céntrica esquina de Arauco con Cocharcas, Brígida Hormazábal y Patricio Huepe proponen nuevas dependencias para la biblioteca, un museo o un edificio para la municipalidad o la Dideco,  que carecen de espacios.

La directora de la Escuela Los Héroes, Verónica Palacios Inzunza, agregó que el municipio debe perder el miedo a las fusiones, de las que hay evidencias en la ciudad, como la de la extinta Escuela Estados Unidos, que se unió a la Escuela España.

Además, planteó que tras el terremoto las escuelas Amalia Saavedra y Portugal compartieron edificio sin que hubieran existido problemas de convivencia entre las comunidades escolares, que por lo demás son del mismo sector.