Testimonio de ex jefe del FBI complica a Trump

Comey realizó una declaración pública, un día antes de presentarse en el Senado. 2016 fueron las elecciones presidenciales en Estados Unidos. 

James Comey, exdirector del FBI, confirmó en una declaración escrita que Donald Trump le había pedido abandonar la investigación sobre Michael Flynn, su exconsejero sospechoso de haber participado en injerencias rusas en la presidencial de 2016.

“Él me dijo: ‘Espero que usted pueda ver un camino para dejar esto, dejar tranquilo a Flynn. Es un buen tipo. Tengo la esperanza que pueda olvidarse de esto’”, relató Comey en su testimonio.

Un mes después de haber sido echado, este policía de dos metros de altura se tomó revancha al publicar la declaración escrita con precisiones que pueden hacer mucho daño al Presidente estadounidense.

“Comprendí que el Presidente nos pedía abandonar toda investigación sobre Flynn en relación a las falsas declaraciones sobre conversaciones con el embajador ruso en diciembre. Yo no interpreté que el Presidente hablaba de la investigación más amplia sobre Rusia o posibles nexos con su campaña”, declaró Comey.

“Poco después hablé personalmente con el secretario de Justicia Sessions (...). Aproveché la ocasión para implorar al secretario de Justicia que impidiera toda futura comunicación directa entre el Presidente y yo. El no me respondió”.

El testimonio de Comey se divulgó horas después que Trump nominó como nuevo director del FBI a, Christopher Wray, un hombre que supo estar bajo las órdenes del propio Comey.

El exjefe de la policía federal, de 56 años, deberá desarrollar estas acusaciones hoy ante el Senado, y puede esperar un trato no muy amigable de parte de la mayoría republicana.

Trump
El abogado privado de Donald Trump dijo que el Presidente está “complacido” de que el exdirector del FBI James Comey “haya finalmente confirmado públicamente sus informes privados de que el Presidente no era investigado en ninguna pesquisa relacionada con Rusia”.