Quinchamalí se anticipó a festejos

Cerca de un centenar de asistentes se reunió  en Quinchamalí para celebrar el Día del Patrimonio Cultural, instancia de reflexión que se vivió a la usanza campesina, valorizando el patrimonio culinario del reconocido sector. 

La actividad fue encabezada por el seremi de Vivienda y Urbanismo, Jaime Arévalo, junto a parlamentarios y la presencia de vecinos representados por la presidenta del Consejo Vecinal de Desarrollo de Quinchamalí, María Eugenia Uribe. En la celebración se realizaron conversatorios de la cocina campesina que estuvieron acompañados por el tradicional mate, sopaipillas, calzones rotos, pebre y otras delicias. Además, los vecinos compartieron mitos y leyendas de la localidad como la historia tras la Guitarrera de Quinchamalí y el chanchito de tres patas. “Decidimos iniciar la celebración del Día del Patrimonio aquí porque creemos que en este lugar se funda el cómo abordar el ámbito del patrimonio y proyectarlo en el tiempo. El poder contactarnos con las alfareras y conocer en detalle los procesos que guardan relación con la elaboración de las piezas que crean es una experiencia que creemos que hay que salvaguardar y proteger”,  aseguró Arévalo.

 “Nosotros hace años que venimos celebrando el Día del Patrimonio y es fantástico porque cada día más Quinchamalí ha tomado más vuelo y ha sido nominado pueblo con sello de origen y tesoro humano vivo de las alfareras”, afirmó la presidenta del Consejo Vecinal de Desarrollo de Quinchamalí, María Eugenia Uribe, premiada en Montevideo Uruguay.